El Lado Oscuro

 

En el futuro de la NBA, se hablará para siempre del 24 de Febrero de 2011 como el día en que la Liga se volvió loca. Los GM’s colgados al teléfono, las redacciones de los principales medios norteamericanos trasnochando e informando constantemente de lo que sus fuentes les iban contando, el Twitter echando humo, Elio Martínez y su http://www.nbamaniacs.com/ haciendo horas extras no remuneradas y millones de fans en todo el globo pendientes de los masivos movimientos. Muchos y, algunos, muy importantes.

En el tiempo que llevo en esto, nunca había vivido algo así”. Todos lo suscribimos, pero es que resulta que el que lo declara es Kobe Bryant, en la NBA desde 1996. Es evidente que la situación de una posible (aunque difícil) firma de un nuevo Convenio Colectivo que reducirá el tope salarial de las franquicias desde el próximo verano, ha influido. Pero no deja de sorprender el gran impacto que, en lo deportivo, algunas de las operaciones puedan tener. Los Lakers son, precisamente, uno de los únicos nueve equipos que no han realizado ningún movimiento. Y quizá no porque no hayan querido.

Sea como sea, no podemos negar que los traspasos de Carmelo Anthony a los Knicks y Deron Williams a los Nets son el epicentro de este terremoto que ayer vivimos. Y lo son por alguna razón. No es muy común que un jugador All-Star sea traspasado a otro equipo antes que termine la regular season de ese mismo año, pues, hasta anteayer, solo había sucedido en 12 ocasiones. Y aunque parece que adquirir a un All-Star este año va a merecer la pena para sus nuevas franquicias, un vistazo a los más recientes intercambios de este tipo muestra que, en la mayoría de los casos, el impacto en sus nuevos equipos ha sido mínimo.

Melo, 7 meses de rumores. D-Will, ni 7 minutos

Hace tres temporadas, Dallas Mavericks adquirió los derechos de Jason Kidd a New Jersey Nets por un paquete de jugadores que incluía a Devin Harris, desde ayer en Utah. En el momento de tal intercambio, los Mavs estaban con un 35 – 18 en el balance victorias / derrotas. De los 29 encuentros restantes de temporada regular de aquel año, Dallas perdió 13, cayendo en cinco partidos en la primera ronda de aquellos playoffs. En general, aunque con Kidd los Mavericks pudieron extender su racha de temporadas con más de 50 victorias hasta 10, nunca pasaron de una segunda ronda de post-temporada.

Otro intercambio que involucró a un jugador que por entonces había sido All-Star sucedió en Febrero de 2003. Sonics y Bucks fueron los protagonistas de un deal que enviaba, tras su novena aparición en un Partido de las Estrellas, a Gary Payton a Milwaukee, mientras Ray Allen (presente en aquel entonces en los últimos tres All-Star) hacía el camino inverso para acabar recalando en Seattle. Antes de la llegada de Payton, los Bucks eran séptimos en el Eastern con un balance de 27 – 26. Desde su llegada, 15 – 14, para acabar igualmente en el mismo lugar de la clasificación y perder en primera ronda de aquellos playoffs ante los Nets (entonces sí liderados por Jason Kidd). Pero es que, como ahora se especula que sucederá con D-Will, Payton no jugó más que esos 29 partidos con los Bucks antes de salir al mercado de agentes libres y acabar fichando por los Lakers.

Cuatro (muy) buenas temporadas en Seattle llevaron a Allen a Boston

No le fue mucho mejor a Allen en Seattle. Su llegada hizo que aquel final de temporada, los Sonics ganaran 18 de sus últimos 30 encuentros, pero su mal inicio de campaña frustró cualquier esperanza de playoffs, acabando a cuatro victorias de la octava plaza del Western.  

Quizá un mejor recuerdo guarden en Philadelphia de los servicios de un jugador fichado justo tras ser All-Star. El 22 de Febrero de 2001, los 76ers ficharon a Dikembe Mutombo, hasta entonces en Atlanta Hawks. Aunque en aquella temporada Philly ya tenía el control absoluto de la Conferencia Este antes de la llegada del africano (41 – 14), con él solo fueron capaces de ganar 15 de sus últimos 27 encuentros de aquella fase regular, pudiendo mantener, sin embargo, la primera posición del Eastern cara a los playoffs.

Temporada 2001-02, la última de Mutombo en Philadelphia

Es razonable pensar que aquellos Sixers quizá no hubieran llegado a las Finales sin Mutombo, pues el congoleño cuajó unos extraordinarios playoffs con la que era su nueva franquicia, pero la realidad indica que, una vez en ellas, solo pudieron derrotar una vez a los finalmente campeones Los Angeles Lakers. Como también dice, que Dikembe Mutombo solo estuvo una temporada más en Philadelphia, antes de volver a ser traspasado, esta vez a los Nets.

No se trata pues de frenar el lógico entusiasmo de los fans de Knicks y Nets ante las llegadas de los recientemente All-Stars Carmelo Anthony y Deron Williams. Pero tal vez sí de mantener las expectativas en frío. La sola presencia de ambos no es garantía de éxito, ni en el presente ni en el futuro.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.