Esperamos Cosas Mejores; Resurgir De Las Cenizas 09.03.10

 

Cuando una ciudad americana se va viniendo abajo, sus equipos profesionales solo tienen dos salidas: aferrarse con orgullo a ellos mismos y a lo que representan para, ante las dificultades, subir el listón y hacer de ellos el motivo para que sus ciudadanos se olviden de sus penurias; o acabar hincando la rodilla, aguantar el chaparrón dure lo que dure y esperar que el sol vuelva a salir por el Este, algún día.

Sirva New Orleans y su equipo de fútbol americano de ejemplo para el primero de los casos. Si hay algún motivo para que la gran mayoría de la población negra (y pobre) de esa ciudad sonría después del desastre del Katrina, son los Saints, actuales campeones, con todo merecimiento, de la NFL. Ganar esta Liga, la del deporte rey en EEUU, no es casualidad ni fruto del trabajo de un año solamente.

Sirva Detroit, y con ella los Pistons (antepenúltimos en el Este, 22-41), como ejemplo para el segundo de los casos. La Motown, ciudad del motor, está pagando como ninguna la crisis económica que ha azotado al sector del automóvil en EEUU como al inmobiliario en España. Sirva un dato ilustrativo: en la década de los ’50, con el boom de la fabricación de coches en aquel país, había más del doble de habitantes de los que quedan en 2010. O sea que se han marchado más de la mitad de la gente. Y no solo por los crudos inviernos que allí se viven, ni por los altos índices de criminalidad de su periferia, caldo de cultivo del nacimiento de bandas de raperos con Eminem en cabeza. También por la pobreza y aumento imparable del paro generado por, primero el retroceso, y después el freno de la industria del automóvil, que durante décadas ha sustentado a la ciudad, al país entero; y de la que, por ahora, dicho país no quiere ya saber nada.

Paralelamente, del espíritu de los Detroit Pistons campeones del anillo en 2004 ya no queda nada, y de jugadores, solo un Tayshaun Prince (12.8ppg, 5.2rpg, 2.7apg) y un Rip Hamilton (18.9ppg, 3.1rpg, 4.6apg), ambos luchando como pollos sin cabeza por un objetivo desconocido, y un Ben Wallace (5.3ppg, 9.1rpg, 1.6apg) devuelto a casa solo como agradecimiento por los servicios prestados y para terminar su carrera al lado de los suyos. Parece que la depresión ha llegado también a Auburn Hills, y este diagnóstico requiere de tiempo para ser superado. Pero… cuánto tiempo?

A tenor de cómo van las cosas ahora, nadie lo sabe. Como tampoco nadie sabe cuándo se recuperará la industria del motor en la ciudad. Cualquier equipo del mundo hubiera firmado a Ben Gordon después de los números de la serie  a 7 partidos de primera ronda de playoffs del año pasado en la que casi eliminan a los vigentes campeones, por aquel entonces; en Detroit, no está funcionando. Se podía esperar mucho de un Charlie Villanueva mejoradísimo en su última campaña en Milwaukee Bucks; en su primera temporada en Detroit: 4 puntos, 2 rebotes y una asistencia menos por partido, en los mismos minutos en cancha. Cuál es el fracaso más clamoroso de un #1 del Draft en la historia más reciente de la NBA? Se llama Kwame Brown, #1 en 2001 (el Draft de Pau Gasol) y “juega” para Detroit (3.3ppg, 3.4rpg, 0.5apg). Cuando se acierta con un jugador joven, Rodney Stuckey (17.1ppg, 4.3rpg, 5.0apg), surgen problemas coronarios que hacen saltar todas las alarmas. Y los recién llegados, léase Will Bynum y Jonas Jerebko, no alcanzan a sobreponer las deficiencias de todo lo demás.

Lo dicho, la depresión requiere de tratamiento, paciencia y comprensión. Y no se puede pasar de la UVI a la calle, sin pasar antes por planta. Sirva el lema de la ciudad de Detroit “Speramus Meliora; Resurget Cineribus” (“Esperamos cosas mejores; resurgir de las cenizas”) de acicate para unos Pistons que quizá algún día puedan volver a ser lo que fueron hace ahora 20 años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s