Por Un Puñado De Dólares 23.03.10

 

Ni este blog es sobre Westerns, ni los vestuarios del Verizon Center de Washington D.C. son un OK Corral particular donde puedan acontecer tiroteos en los que quien desenfunda el arma más tarde, muere. Tampoco Sergio Leone dirige los acontecimientos ni Clint Eastwood interpreta al malo en esta historia. No. Este es un blog sobre lo que ocurre en la NBA, y el incidente entre el tres veces All-Star y jugador franquicia de los Washington Wizards, Gilbert Arenas, y su compañero de equipo, Javaris Crittenton, algo de lo que hace tiempo quería opinar.

Según el New York Post (quien destapó el escándalo), ésta vendría a ser, de forma sintética y nunca mejor dicho, la “película” de los hechos: el día después de un viaje a Phoenix antes de Navidad, en el entrenamiento ya en Washington, Gilbert Arenas apunta con una arma a Javaris Crittenton en medio de una discusión en el vestuario. El motivo, según las fuentes, son unas deudas de juego del propio Arenas hacia Crittenton, por valor de $25.000. Una vez a la luz pública el caso, David Stern, Comisionado de la NBA, decide suspender indefinidamente a Arenas, sin sanción económica. La investigación sigue abierta. Hasta aquí los hechos.

Vayamos a algunos precedentes interesantes. Arenas, conocido por su “cabecita loca” ya desde mucho antes; es famoso en la Liga por ser un bocazas de poca monta, un jugadorazo, eso sí, que fuera de las pistas camufla como nadie su inconsciencia y la disfraza de simpatía. Pero no cada día es Carnaval. Resulta que en 2003, Arenas ya fue acusado por conducir sin permiso y por posesión ilegal de armas; y cuando digo “armas”, me refiero a 4 pistolas. Ahí queda eso.

Alega Agent 0 que tener 4 pistolas en el vestuario fue una “mala idea”, asegura que éstas estaban descargadas y que las tenía en su taquilla para no tenerlas en casa y “apartarlas de sus hijos”. Gilbert, una “mala idea”… Lo debió ser también tu actitud posterior, antes del siguiente partido después del incidente, cuando el caso era público y todavía no estabas sancionado, no?

Arenas, en el centro y entre risas, simulando disparar con los dedos

Lo que sucedió ese día en el vestuario no es “mala idea”. Una “mala idea”, para mi, fue decidir pagarte más de 16 millones de $ para esta temporada (que está dejando de cobrar). O tener firmado casi 18 millones de $ para la próxima temporada, o más de 19 para la siguiente. Eso son “malas ideas”. Lo suyo ha sido más una inconsciencia y una actitud imperdonable en un deportista de élite, ejemplo, hasta entonces, de tanta gente en Washington. Espero que la NBA no ceda a tus alegaciones en mucho tiempo, aún a costa de prescindir del talento y espectáculo que como jugador siempre ha ofrecido, a pesar de las lesiones.

Recuerdo la trascendencia que tuvo el término Gilbertology, que trataba de definir el estudio de Gilbert Arenas. Quizá él mismo haya suspendido su propia asignatura. Ojalá no haya ni posibilidad de aprobarla en Septiembre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s