Un Kobe Jordanesco 11.03.10

 

El GM de los Charlotte Hornets que, en el verano de 1996, decidió renunciar a los derechos de su elección #13 de ese Draft, Kobe Bryant, y traspasarlo a Los Angeles Lakers a cambio de Vlade Divac, tiene, como mínimo, una entrevista. Más de 13 años después, además de una entrevista, debe tener también una losa en su consciencia que durará para sus restos.

Kobe Bryant, el extremadamente talentoso adolescente que saltó del Instituto de Lower Merion High (cerca de Philadelphia) tras graduarse, directamente a la NBA sin pasar por la universidad, formó parte de los Charlotte Hornets durante 13 días (de nuevo el “13”). Concretamente desde el 26 de Junio al 8 de Julio de 1996, día en que se cerró lo de Divac.

Suena raro, verdad? Kobe Bryant jugador de los Hornets. Muchas teorías se han escrito sobre qué hubiera pasado con Kobe de no ser traspasado a lo Lakers. Hubiera triunfado en el estado de Carolina del Norte, dónde lo hizo Michael Jordan como universitario? Nunca lo sabremos. Pero muchas más se están escribiendo y se van a escribir sobre lo que realmente ha pasado con Kobe en L.A.

Hoy (y ya hace años), Kobe Bryant es el mejor jugador del mundo de baloncesto, le duela a quien le duela. El más completo, el más talentoso, el que mejor aprovecha sus recursos y tiene algo por lo que el resto de jugadores de elite del mundo suspiran: es el más decisivo. Todos los entrenadores saben que, con Kobe en la cancha en el último cuarto, ningún partido está ganado hasta que suena la bocina (y Kobe no haya anotado antes). Muchos han sido los herederos de Jordan según la prensa, pero solo uno se ha ganado a pulso esta honrosa referencia, porque solo uno, como Michael, es capaz de meter tiros decisivos cada noche, en cada partido.

La pasada madrugada Kobe Bryant logró su sexto game winner de la temporada. Esta marca se define por sí sola. Fue en el Staples Center, ante Toronto, y consiguió tapar el agujero creado por las tres derrotas consecutivas que llevaban los Lakers fuera de casa. Antes, derrotó en el último instante a Miami (en, quizá, la canasta más difícil de las seis, con gran defensa de Wade), y repitió en Milwaukee, contra Sacramento por Año Nuevo (ante un fallo defensivo de cadete de Sergio Rodríguez, ver foto adjunta), en Boston (ni más ni menos) y en Memphis. Seis victorias, seis, únicamente atribuibles a tener en Kobe al jugador cuyo rendimiento y porcentaje de acierto en tiros en los últimos cuartos, cuando el partido está apretado o toca remontarlo, asciende vertiginosamente; como solo ocurría con Michael Jordan.

Air Jordan solo habrá uno, pero Kobe Bryant también es y será único, aunque se empeñe, con todo derecho, a jordanear cada vez más a menudo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s