El Primero De La Clase

 

Los Orlando Magic son el primer equipo ya clasificado para las semifinales de Conferencia en estos playoffs. Son, además, los únicos que han conseguido el ansiado sweep (4 – 0) en su serie, con todas las ventajas que ello conlleva. Y es que ser el primero de la clase no significa ser el mejor, pero sí gozar de algunos privilegios que todos los demás aspirantes hubieran deseado.

El principal es, sin duda, el descanso. Con la serie de la que saldrá su rival en las semifinales del Eastern empatada a dos victorias (tras el meritorio triunfo de Bucks sobre Hawks de esta pasada madrugada), los Magic no tendrán partido hasta, como mínimo, el próximo domingo o lunes (6 o 7 días), si no más. Tiempo más que apetecible, a estas alturas de la temporada y con todo lo que está en juego, para reponer fuerzas y preparar la próxima serie, presumiblemente ante Atlanta Hawks, equipo que se está complicando demasiado la vida en primera ronda.

Además, esta serie ante Charlotte Bobcats no les ha exigido demasiado. Es la primera vez en la historia de la franquicia que logran el sweep en unos playoffs, a pesar de ser la cuarta temporada consecutiva que aparecen en post-temporada (las tres últimas entre los tres primeros de la Conferencia Este).

Sin nada que objetar, Orlando ha barrido a los Bobcats con las mismas armas con las que ha logrado las 59 victorias en regular season, mejorando mucho uno de los aspectos clave del juego: la defensa. Con una media de 95.3 puntos recibidos por partido en temporada regular, Stan Van Gundy y sus chicos han dejado a Charlotte en 85.5 puntos anotados de media en los cuatro partidos de la serie, en los que los de Larry Brown solo llegaron a los 90 puntos en el Game 1. En ataque, las cosas han ido en el mismo sentido. Con 102.8 puntos de media por partido anotados en los 82 partidos de regular season, los Magic han saldado sus cuatros victorias ante los Bobcats anotando una media de solamente 94.7 puntos por partido. Para qué más. Esa es sin duda la mejor conclusión que pueden sacar en el Amway Arena: apretando en defensa y dejándose llevar en ataque, han pasado sobrados; algo nunca fácil ante una franquicia que se estrena en playoffs (que se lo pregunten a los Lakers).

Pero hay más buenas noticias para Orlando. Ya están en segunda ronda sin haber tenido que forzar demasiado a su gran estrella, Dwight Howard, cuyos números comparados en temporada regular y en esta primera serie han descendido, por ejemplo, en 8.5ppg o 3.9rpg. Los efectos colaterales de este hecho son todavía más beneficiosos para los Magic: más minutos , más producción y más confianza para jugadores en rotación (léase Marcin Gortat, Jason Williams, Mickael Pietrus, J.J. Redick y Ryan Anderson), mayor cohesión de su quinteto titular (con Matt Barnes asentado en el puesto de escolta y especializado en defender a las estrellas rivales), la confirmación de que Vince Carter y Rashard Lewis son ya (y serán más) pilares importantísimos en lo que quede de playoffs, y, sobre todo lo demás, la explosión en post-temporada del base All-Star Jameer Nelson (por méritos propios, segunda opción de Orlando en ataque, si no primera), que ha promediado unos magníficos 23.7ppg en esta serie, con dos de los cuatros partidos con más de 30 puntos de anotación.

Jameer Nelson se deshace de Stephen Jackson en el Game 4 de esta pasada madrugada en el Time Warner Cable Arena de Charlotte

Air Jordan, GM de los Bobcats, decepcionado ayer, debe ya mirar al futuro para repetir en la siguiente temporada la presencia de Charlotte en playoffs

Lo dicho, aunque en el deporte profesional nada es cómo empieza sino cómo termina, ser el primero de la clase en esta primera serie de post-temporada le da a Orlando Magic un buen puñado de motivos más para pensar en repetir la gesta de la temporada anterior y, quién sabe, aspirar a mejorarla.

3 respuestas a El Primero De La Clase

  1. Abel Cunillera dice:

    Carles, únicamente un apunte que en cualquier deporte y en playoffs se da, ojo con el exceso de descanso y sobre todo cuando realizas un sweep con 6/7 días de descanso como comentas, el exceso de descanso también significa exceso de falta de ritmo. Que se lo pregunten a los muchos equipos que por tener demasiados días de descanso luego lo han pagado muy caro por interrumpir el ritmo y la tensión tan altos que se viven en playoffs.

  2. oriol dice:

    Si al final resultara que lo hubieran hecho mejor los Raptors que los Bobcats en este playoff. Teniendo en cuenta que CHarlotte se ha llevado todos los halagos y piropos de los periodistas deportivos este año y en especial de la revista NBA, me parece un fracaso caer asi contra Orlando. No es que hayan caido luchando contra el segundo mejor equipo de la NBA, es que no han ganado ni un partido ni han luchado un poco.
    Me parece vergonzoso que un equipo tan halagdo no logre ganar ni un partido en primera ronda.

    • Visto así… llevas razón.
      Los Bobcats están en crecimiento. El problema de los Raptors es que de haber entrado en playoffs sería en lugar de los Bulls y no de los Bobcats. Dudo que tus queridos Raptors hubieran ganado tampoco ningún partido ante Cleveland, como sí ha hecho Chicago.
      (Me encanta el orgullo de los Bulls).
      Por cierto, se rumorea que Turkoglu fuera de Toronto también el año que viene…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s