Ya Estamos (Casi) Todos (I)

 

Con la final del Western decidida y la del Eastern a punto de decidir, ya tenemos a tres de los cuatro mejores equipos de la NBA en esta temporada curándose las heridas y afilando las uñas por lo que está por venir: las Finales de Conferencia. Falta ver si Boston pone en más aprietos a Cleveland de los que ya ha provocado hasta el momento (2 – 2, Game 5 esta próxima madrugada en The Q). Cuesta imaginarse a los Celtics pasando la eliminatoria, pues toda sus esperanzas están depositadas en un solo jugador, Rajon Rondo. El base de los verdes firmó en el Game 4 uno de los triples dobles más memorables que se recuerdan en post-temporada: 29 puntos, 18 rebotes y 13 asistencias, y ejerció un control total sobre el partido. Un solo jugador no hace a un equipo, así que, con el bajo rendimiento del Big Three (Pierce, Garnett y Allen), es de esperar que Cleveland asegure su presencia en la Final de la Conferencia Este más pronto que tarde.

En ella repiten los Orlando Magic. La apisonadora de Florida pasó primero por Charlotte y destrozó después a Atlanta, en, ésta última, una de las series más desigualadas que se recuerdan en playoffs. Es cierto que los Magic están demostrando ser quizá el mejor equipo en conjunto en lo que va de post-temporada, pero también lo es que los Hawks parecieron desistir desde el primer momento (+43 para Orlando en el Game 1) y en toda la serie nunca intentaron poner en aprietos a los de Stan Van Gundy, que ni han necesitado del mejor Dwight Howard para volver a barrer (4 – 0), por segunda vez consecutiva en estos playoffs.

Sweep! Fans de Orlando preguntándose el parqué de qué pabellón barrerán ahora, tras el segundo 4 – 0 consecutivo en estos playoffs

Y es que Orlando Magic está a un nivel un peldaño superior al resto visto lo visto hasta este momento. Algunos datos así lo confirman: 8 – 0 en playoffs para una racha mayor (14 – 0) contando los seis últimos encuentros de regular season. Pero es que desde el parón por el All-Star a mediados de Febrero, su balance victorias / derrotas asciende hasta un impresionante 31 – 5. Más: En esta serie contra los Hawks, la diferencia media de anotación (el margen medio por el que Orlando se ha llevado los cuatro partidos) se ha situado en unos asombrosos 25.2 puntos, al haber acabado los cuatro encuentros habiendo anotado los Magic 101 puntos más que los Hawks. Brutal.

Dos son las claves que explican el desarrollo baloncestístico de Orlando Magic al más alto nivel. La primera es la defensa. Dwight Howard (elegido mejor defensa de la temporada, por segundo año consecutivo) lidera las estadísticas globales de rebotes y tapones en la Liga, pero el resto del equipo (sobretodo los jugadores de perímetro) también bajan el centro de gravedad de sus cuerpos y trabajan las piernas para defender como es debido. Los solo 82 puntos de media anotados por Atlanta Hawks (con uno de los mejores ataques de la NBA) en la serie lo confirman. La segunda clave es quizá más importante todavía: Cuando tu hombre más temido es el center, tener a tiradores efectivos resulta crucial en la transición dentro / fuera y convierte al conjunto en un equipo muy difícil de batir. Veamos algunos otros datos reveladores. Ningún equipo en la historia de la NBA ha anotado más triples en regular season que los Magic esta temporada (841), pero es que en esta serie con los Hawks, Orlando ha anotado 48 tiros de tres (16 en este último Game 4) por solo 9 de Atlanta. De hecho, el porcentaje de tiros de tres de los Magic en el Game 4 (43.2%) ha sido mayor al de tiros de campo de los Hawks (40.5%). Devastador. Ojo, porque Orlando ya ha demostrado que le viene bien descansar entre serie y serie y los Cavs (supongo que eliminan a Celtics) llegarán si no tan tocaditos como llegaron los Hawks, casi. Ver a los de Stan Van Gundy de nuevo en las Finals ya no resulta descabellado. Y contra el exceso de confianza en Florida, una frase de esta madrugada del coach de los Magic: “El año pasado los Cavs ganaron los 8 primeros partidos de playoffs y perdieron en la final de la Conferencia Este”. Touché. 

Dwight Howard cierra el puño celebrando el tiunfo y el pase. Las Finals están más cerca y él llega descansado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s