Repetimos!

 

O nada cambia. O más de lo mismo. O todo sigue igual. Cualquier título vale para expresar que en el Game 2 de las Finales de la Conferencia Oeste se ha visto lo mismo que el Game 1. Mismos aciertos de unos y errores de otros. Los Angeles muy superior a Phoenix. Con dos partidos ganados y a dos partidos de las ansiadas Finales, los Lakers están demostrando en la pista, donde debe hacerse, que llegan a este tramo final de la temporada en el mejor estado de forma de todo el año. Demasiada experiencia y talento natural como para dejarse sorprender por el atractivo pero inconsistente juego de unos Suns que deberán congratularse por haber llegado hasta aquí, cuando su eliminación sea ya un hecho.

Vamos a hablar como se merece de Pau Gasol. Es alucinante ver al #16 de los Lakers absolutamente consciente de su superioridad ante el juego interior de Phoenix. Ver como los sistemas de ataque de Phil Jackson lo priorizan (un tiro más en el Game 2 que el mismísimo Kobe), ensalzan sus virtudes, y como sus compañeros, conocedores de sus altas prestaciones actuales, se aprovechan de su juego para darle las mejores situaciones ofensivas, siempre en beneficio del grupo. Porque Pau, a diferencia de los grandes tótems de la NBA, juega siempre para el equipo, sacrificando el lucimiento personal por el bien colectivo. Eso es lo que le hace grande. A pesar de ello, nadie ha jugado más minutos, anotado más puntos, tirado más veces a canasta y puesto más tapones en el Game 2 que Gasol. 29 puntos (11 de 19 en tiros de campo), 9 rebotes, 5 asistencias, 2 tapones y +18 de balance con él en pista. Tomemos un poco de aire. El que era escudero de Bryant es ya una opción de ataque tanto o más válida que la del escolta angelino. El “factor Gasol” es ya más una constante que un recurso. Esta madrugada, 14 puntos del de Sant Boi en el último cuarto al que se llegó con el marcador empatado a 90. En la serie contra los Suns, casi 7 puntos más de media por partido que en la regular season. Más está cuando más se le necesita, quizá el mayor halago que un deportista de alto nivel pueda recibir.

Dos acciones de Pau esta madrugada ante Phoenix. En la segunda, nos descubre su capacidad, hasta ahora desconocida, de ejecutar fadeaways tan efectivos como los de Kobe

Victoria de L.A. 124 – 112. Dominio claro. Y como que nada cambia, o más de lo mismo, o todo sigue igual, los Suns deben (aunque sea por vergüenza torera) mejorar la defensa. Los motivos son de peso: 126 puntos de media encajados en esta serie (63.5 en las primeras mitades), 57.8% de acierto medio permitido en tiros de campo y 51.6 en triples; números todos ellos espeluznantes con los que no se puede aspirar ni tan siquiera a evitar el sweep. Poniéndome en la piel de Alvin Gentry, coach de Phoenix, no sabría si es mejor para mi equipo dejar a Kobe y ocuparme del resto (táctica Game 1) o marcar con ayudas constantes a la estrella de los Lakers permitiendo que éste cree más que anote (táctica Game 2). El problema es evidente, ambas han salido igual de mal. 40 puntos (G1) o 13 asistencias (G2)? Qué más da, Kobe da para todo y para todos, más cuando, como buen depredador, más y mejor ataca cuando más cerca está el objetivo. Kobe Bryant (como Pau), un lujo para nuestros ojos. Dos derrotas seguidas para los Suns (algo que no sucedía desde el mes de Enero), que se convertirán en cuatro si la defensa de Phoenix no mejora.

Ni los puntos de J-Rich y Grant Hill (éste último, 37 años y al menos 37 razones para admirar su juego a esa edad, tras el tormento de las lesiones), ni las asistencias de Nash (15), ni la muñeca de Dudley (5 de 5 en triples desde el banquillo) pueden con estos Lakers. Ni tan siquiera el hecho de que el ritmo de ataques rápidos y mucha anotación favorezca sobre el papel a los Suns. Los de Phil Jackson pueden ganar partidos corriendo o controlando (eso es lo que les hace tan peligrosos como aspirantes reales al back to back) y además ya no los pierden por lagunas en las segundas mitades (este Game 2 lo han ganado en el último periodo, cuando hay que ganarlo). Porque Pau y Lamar Odom están que se salen y son inalcanzables por dentro, porque Ron Artest (18 puntos, 3 triples) tiene ya tanta confianza en ataque como en defensa, porque Derek Fisher (35 años) aguanta 30 minutos en pista al máximo nivel, porque Andrew Bynum no falla un tiro (5 de 5 esta madrugada) y mete 13 puntos en 18 minutos, porque lo que un día hace Shannon Brown al siguiente lo hace Jordan Farmar… y porque Kobe Bryant es el baloncesto en sí mismo. Nunca me cansaré de elogiar al #24. En este Game 2, ante los 2 contra 1 constantes a los que se ha visto sometido, repartiendo 13 asistencias, su tope personal en playoffs y una cifra que no se veía en Los Angeles en post-temporada desde que Magic Johnson, quién si no?, lo hiciera en 1996.

Game 2. Kobe: líder, genio! El baloncesto (y Jack Nicholson) a tus pies

De tener abono yo en el US Airways Center de Phoenix, contaría los minutos que faltan para el Game 3 (programado para el domingo) con la intención de saborear al mejor Kobe y al mejor Pau posibles. Sin pensar en remontadas ni cuentos chinos… porque si se me ocurriera hacerlo, alguien con dos dedos de frente me recordaría o que los Lakers llevan 8 victorias seguidas en estos playoffs, o que en la historia de la franquicia de Los Angeles solo una de las 42 veces que se han puesto 2 – 0 en una serie a 7 partidos han quedado eliminados, o que Phil Jackson, en la misma estadística, presenta un inmaculado e impresionante balance de 46 – 0. Los Angeles Lakers van a estar por tercera temporada consecutiva en las Finales de la NBA, las mismas que lleva Pau Gasol en el equipo. Vamos a celebrarlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s