Cobarde Mercenario

 

Sinceramente, se está haciendo largísima la espera hasta el esperado tip-off de la madrugada del jueves al viernes, cuando por fin empiecen las Finales. Además, hay tanta información previa de uno y otro lado, y tanto análisis, que el ambiente se viene cargando demasiado y uno se pone cada vez más nervioso. Así que quizá lo mejor sea abrir un poco la ventana y que corra el aire fresco.

Leo unas declaraciones de Hedo Turkoglu a una TV turca que me dejan boquiabierto: “Cuando las circunstancias se pusieron contra mí, perdí el entusiasmo por la ciudad”. Parece hasta poético. Sin embargo, añade: “Honestamente, no quiero volver a Toronto. Mis agentes hablaron con Golangelo (GM de los Raptors) y espero que lleguen a un acuerdo pronto”. Cómo? He intentado encontrar algún matiz al respecto en otras webs americanas de información contrastada y me encuentro con lo mismo. Como eso ha sido muy temprano por la mañana, releo pasadas unas horas sus palabras esperando de todo corazón encontrar algo distinto. Esfuerzo en vano. No es un (mal) sueño, es una realidad.

Tan real Hedo, como que te fuiste de Orlando por dinero después de casi lograr la gloria del anillo. Tan real Hedo, como que tus números de esta tu primera (y según tu voluntad, última) temporada en Toronto son los peores en los últimos 7 años (jugando más o menos lo mismo). Tan real Hedo como vergonzosa e indigna tu reclamación de cambio de aires ahora que le ves las orejas al lobo, ahora que, según tu, las circunstancias se han puesto contra ti. Como encima te vas a enfadar si oyes a alguien relacionado con la franquicia canadiense llamarte “mercenario”, ojalá leas en este foro como se te llama “mercenario” y “cobarde”.

Fuera risas. Gran decepción la que me llevo con Hedo Turkoglu

Todo iba bien en Orlando, ciudad tranquila, clima perfecto y, lo que más cuesta de hallar y por lo que los jugadores que dignifican este deporte luchan por encontrar, equipo con aspiraciones reales al anillo. Era Hedo, además, el jugador clave del equipo y tenía el reconocimiento tanto de los suyos en los Magic como de la prensa y analistas especializados. Pero resulta que Turkoglu se sentía mal pagado y, olvidándose que la aspiración más noble que existe en el deporte es ganar, aceptó una mareante oferta de Toronto Raptors por 53 millones de $ para los próximos 5 años.

Puede suceder, como así ha sido, que el equipo ni tan solo logre los objetivos mínimos exigibles. Y puede suceder, como también ha sucedido, que los fans la tomen contigo si tu comportamiento y actitud profesional no está acorde con tu salario. Lo que no puede suceder, en cambio, es que se pueda explicar razonablemente cómo el las dos últimas temporadas Turkoglu ha pasado del 45.6 al 40.9 en porcentaje de tiro, o de 19.5 a 11.3 en ppg, o de 5.7 a 4.6 en rpg, o hasta de 5.0 a 4.1 en apg.

Resulta que en Marzo, Turkoglu se perdió un partido por estar lesionado, según la franquicia canadiense. Esa misma noche, sin embargo, se le vio divertirse por la ciudad, por lo que algunos fans le abuchearon en público. La noticia corrió como la pólvora y llegó a oídos del coach de Toronto, que le sentó en el banquillo de inicio en el siguiente partido. Esta historia (que no tendría porqué dar más de sí), y ninguna otra, es el motivo por el que, según Turkoglu, ha perdido el “entusiasmo por la ciudad”, lo que incomprensiblemente le hace casi exigir ser traspasado.

Lo que se calla el turco es que, sin Chris Bosh (agente libre este verano), su peso y responsabilidades en el roster aumentarían a un nivel que su comportamiento profesional en relación con su salario no podrían soportar. Poco compromiso y mucha cobardía. Bolsillos llenos pero alma vacía. Y amor por nuestro deporte, inexistente. Suerte que no soy yo el GM de Raptors porqué le obligaría a cumplir su nada barato contrato aún a riesgo de que, con el tiempo, perdiera el amor que tiene por el dinero y la falta de compromiso y responsabilidad. Quién querrá a Hedo Turkoglu ahora en la NBA? Poco le debe importar eso al turco, pues en Europa, con su trayectoria, seguro que pagan bien. 

Nuevos obstáculos para Caldrón en Toronto. Toca empezar de cero

PD: Sin Bosh, sin Turkoglu… y según los últimos rumores, con P.J. Carlesimo en el banquillo, de nuevo asistente de Jay Triano. Solo recordar que Carlesimo hundió a Seattle / Oklahoma City antes que llegara Scott Brooks, y que su balance victorias – derrotas como entrenador en la NBA presenta un pobre 204 – 296. Más dura será todavía la reconstrucción de la franquicia canadiense.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s