Game 1 > 3 Mo!

 

3 Mo!. Esta es la inscripción que se podía leer en la taquilla de Kobe Bryant al término del Game 1 de las Finales que (por fin) han empezado esta pasada madrugada en el Staples Center de Los Angeles. Victoria sin contemplaciones de los de Phil Jackson (102 – 89) que coloca el 1 – 0 en la serie. Aún así, los Lakers tienen claro su único objetivo: el Game 1 ya no importa, quedan 3 partidos más para lograr el anillo (3 Mo!, en la jerga de Bryant). Eso se llama determinación, y ésta es indispensable para lograr el ansiado back to back, y de paso tomarse la revancha ante los C’s por lo ocurrido en 2008.

Y lo de esta pasada madrugada se llama pasar por encima de tu rival. Lo que hace que el deporte sea tan masivamente seguido y genere tanto dinero a su alrededor es lo imprevisible de su devenir. Tantos análisis pre-Finales en tantos medios de todo el mundo marcando a la defensa de Boston como el input principal del haber de los de Doc Rivers, y al final resulta que la clave de la primera victoria de Lakers en estas finales se encuentra justamente en la defensa angelina. Nadie lo imaginó. Quizá solo Ron Artest. El #37 de Los Angeles está demostrando que, quizá a excepción de Kobe, nadie ansía más que él este anillo. Hay veces que una sola jugada se convierte en resumen de lo ocurrido en un partido. Simplifica mucho, es cierto, pero cuando, tras dominio total de Lakers en los tres primeros cuartos, Boston había conseguido un 10 – 1 de parcial al inicio de cuarto periodo que les acercaba a 11 puntos de diferencia, un tapón lleno de energia de Artest a Glen Davis permite un contraataque fácil que termina con mate (no menos enérgico) de Gasol y destruye la moral de los Celtics.

Eso, y el combo Kobe + Pau. Para enmarcar el partido de ambos, una vez más. Reflejo de ello la comparativa de la aportación de los dos respecto a la de todo el quinteto titular de los Celtics en este Game 1: Bryant + Gasol 53 puntos, cinco de Boston 73. 50.0% contra 45.3% en tiros de campo. 21 contra 22 rebotes (9 contra 7 en ofensivos) y 4 contra 3 tapones. Simplemente abrumadores. Kobe, en su linea, 30 puntos 7 rebotes y 6 asistencias en el boxscore de este Game 1; y con ello aumenta su demencial marca de 10 de sus últimos 11 encuentros (todos en playoffs) anotando 30 o más puntos. Incluso mejor que todo ello, su espíritu y mentalidad ganadora. Más que sus números, el 3 Mo! de su puño y letra en su taquilla del vestuario tras la victoria demuestra lo focalizados que están estos Lakers con el objetivo final. Eso, y el 47 – 0 de balance que presenta Phil Jackson en playoffs en las series en las que su equipo ha ganado el primer partido son dos losas con demasiado peso para Boston Celtics.

Aires de MJ? Sin duda, pero es Kobe Bryant en el Game 1 de las Finales

Y después viene Gasol. Terrific Game 1 de Pau, con 23 puntos, 14 rebotes (8 ofensivos) y 3 tapones. Pero algo más. Esta pasada madrugada (demasiado tarde) se ha celebrado por fin el esperado funeral por las críticas de ser un jugador demasiado blando que Pau viene recibiendo desde las Finales de 2008. 185 partidos después de aquello, parece que ya ha quedado claro que no se trataba de falta de dureza sino simplemente de diferentes estilos de entender el baloncesto. Y ahora el de Gasol abruma al de Garnett. El de Sant Boi le ha buscado siempre, le ha retado en ataque y en defensa y ha salido claramente victorioso. Dice Doc Rivers después de la derrota que la agresividad de Pau es lo que más ha cambiado de lo sucedido en 2008 a lo sucedido hoy. Tengo reservas. Dice, también, “Pau ha sido el mejor jugador en la pista esta noche”. Así es.

46:34 minutos en pista (sobre 48) hablan del papel de Gasol en Lakers

Y qué hay de Boston? Bueno, pues debería existir un borrado total de la información procesada por los cerebros de sus jugadores, para salir en el Game 2 de una forma mucho más profesional a como han salido en este Game 1. Pero como esto no existe, mejor centrarse en la defensa. De “horrible” la ha tachado su entrenador y no le falta razón. Solo en 4 de los 17 partidos de los Celtics en estos playoffs habían recibido más de 100 puntos. Anotemos ya el quinto. Y subrayemos que, con Rondo neutralizado y Allen con problemas de faltas, el eclipse sobre los sistemas ofensivos de los C’s oscurece enormemente sus posibilidades de plantar cara. Se suponía una superioridad en el juego interior angelino (48 – 30 para los Lakers en este aspecto) y se conocía la dificultad de llevarse un partido de Los Angeles (9-0 en casa para los de Jackson en estos playoffs); pero jamás se pudo imaginar la falta de actitud de Boston en estas Finales. Llenemos el vaso hasta la mitad y busquemos optimismo: el domingo llega después del sábado, y el sábado es ya mañana. Y el Game 2 de domingo de nuevo en el Staples es una nueva oportunidad para los verdes. Seguro que darán mucho más de sí.

Game 1 @ Staples Center: territorio (inexpugnable) de Jack Nicholson

4 respuestas a Game 1 > 3 Mo!

  1. Iván Varela dice:

    Nos han sacado los colores, jugando con nuestras armas nos han derrotado y eso es de lo que más duele, pero no se puede vender la piel del oso antes de cazarlo…

    Saludos desde Aerolineas NBA!!

    • Saludos compañero!
      El oso no ha ni salido de la madriguera todavía y nuca se puede dar por muertos a los Celtics, ni perdiendo el segundo.
      Yo sigo pensando que llegamos a 7 partidos.
      Ojalá.
      Where NBA Happens te saluda!😉

  2. Buen artículo! me ha gustado y llevas toda la razón en lo dicho.

    El Game 2 creó que tendrá otro color bien distinto.

    Saludos.

    VAMOS BOSTON

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s