Game 2 > Ray Allen (x8!)

 

Existe una máxima en el baloncesto que dice que un buen ataque te hace ganar partidos, pero una buena defensa te hace ganar títulos. Puesta del revés, una mala defensa te puede hacer perder títulos. O, al menos, le ha hecho perder a Los Angeles Lakers no solo el Game 2 de esta pasada madrugada en el Staples Center (94 – 103), sino también la ventaja de campo.

Salto inicial del Game 2 en el Staples Center del downtown de L.A.

Y es que ha sido éste un partido raro, con muchos altibajos morales y en la iniciativa del partido. Así que los motivos de la derrota de unos y los de la victoria de los otros son completamente dispares. Empezando por lo primero, lo dicho, lagunas defensivas en momentos cumbre (sobretodo al final). Un equipo que quiere ponerse 2 – 0 en las Finales de la NBA, jugando en casa y después de lograr empatar el partido a 72 (llegaron a perder de 14) al finalizar el tercer cuarto, no puede permitir 31puntos a su rival en los últimos 12 minutos. Ni debe tolerar un parcial final de 4 – 16 en contra cuando ganaba de tres a 05:21 para el final del partido. Ni mucho antes, en la primera parte, se puede consentir que, por mucho que el mejor tirador del equipo contrario esté en racha, un solo jugador anote sin fallo 7 de 7 en triples sin intentar corregir cosas en su defensa.

Kobe Bryant (8 de 20 en tiros de campo y 5 pérdidas) no ha tenido su día, es cierto, y puede pasar. Pero si tiras 15 tiros libres más que el oponente, tu juego interior no tiene competencia en tu rival, y a pesar de eso acabas perdiendo claramente, significa que algo, desde el banquillo, se ha hecho mal. Y justamente el problema en el banquillo es que no hay banquillo. El responsable de esta mala planificación (que reluce más cuando, en partidos decisivos como los de las Finales, la estrella juega mal) solo es uno, cojea y se sienta unos centímetros más alto que el resto de miembros del staff de los Lakers. Con la moneda al aire que representa en cada partido la actuación de Ron Artest saliendo cruz esta pasada madrugada (1 de 10 en tiros de campo y, peor aún, 3 de 8 en tiros libres), el trabajo y los números del frontcourt de los Lakers es digno de reseñar: Decir que Pau Gasol (25 puntos, 8 rebotes, 3 asistencias, 6 tapones y anulando de nuevo a The Big Ticket, ayudado por el problema de faltas de éste último) ha sido el mejor jugador de Los Angeles Lakers en los dos partidos que llevamos de las Finales debería ser suficiente para mostrar el nivel al que ha accedido Pau en la NBA. Pero señalar que Andrew Bynum, con una rodilla menos, ha realizado su mejor partido de playoffs (21 puntos, 6 rebotes, 7 tapones) en pleno proceso de sacrificio personal por el bien del equipo (ha aplazado su urgentísima operación de rodilla hasta que acaben las Finales aún a riesgo de romperse para siempre) es digno de admirar a todos los niveles.

Wanted!: Se busca culpable de la derrota local en el Game 2

Gasol & Bynum, muy por encima de Garnett & Perkins & Davis

Ruborizado el perdedor, todo el mérito al ganador: los Boston Celtics han roto el 9 – 0 que entronizaba al Staples Center en estos playoffs. No por probable deja de ser remarcable. Tomémonos el Game 2 de las Finales de esta pasada madrugada como una boda con 18.997 invitados. El novio (y principal protagonista) no es otro que Ray Allen. 7 triples en sus 7 primeros intentos en la primera mitad certifican al #20 de los Celtics en el altar de los mejores tiradores de la historia de la Liga. El 8º, ya en el tercer cuarto, establece el record de triples convertidos en un partido de las Finales, que quedará para siempre. Al final, 32 puntos (27 en los dos primeros cuartos) en casi 44 minutos. Ni Bryant ni Fisher pudieron superar las pantallas de los hombres grandes de Boston y llegar así a tiempo de evitar que el tirador más rápido (y eficaz) de la competición se luciera ante tan importante día.

 Tres horas antes del encuentro, Allen ya practicaba su demoledor tiro

Ray Allen, más de tres horas después, tras uno de sus ocho triples

No hay matrimonio sin la firma del testigo. No hay victoria verde sin el buen juego de Rajon Rondo. De nuevo al nivel de todos los playoffs, Rajon ha hecho lo que mejor sabe: controlar la posesión del balón y ponerse el equipo a sus jóvenes espaldas cuando el momento lo requiere. Sus 10 puntos en el último cuarto del encuentro son la prueba de que, como los jugadores referencia de la NBA, más está cuando más se le necesita. 19 puntos, 12 rebotes (4 ofensivos) y 10 asistencias. Firma vital la suya para poner el 1 – 1 en la serie y dejar la opción de sentenciar en Boston. Es su segundo triple doble de esta post-temporada, el quinto en playoffs de esta joven realidad de Kentucky, cuyo crossover + fake move de crack sobre Andrew Bynum todavía me deja boquiabierto:

Finalmente, juega un papel secundario pero imprescindible en la ceremonia de una boda el padrino. Es evidente que, por talento y juventud, Rondo descansará poco. Pero cuando está fatigado, es importante tener a un hombre que no solo cubra el expediente, sino que sea productivo en pista. Ese padrino es Nate Robinson. Sus 7 puntos en los 6 minutos de descanso del #9 de Boston han sido cruciales, como su adaptación a este nuevo y difícil rol que le ha sido otorgado en los Celtics: Salir y disparar… acertando.

Queda serie, sin embargo. El formato 2 – 3 – 2 de las Finales, a diferencia del 2 – 2 – 1 – 1 – 1 del resto de series de playoffs, penaliza mucho más una derrota en casa en alguno de los dos primeros partidos. Y es que ahora vienen 3 partidos en Boston. Pero lo que desde aquí se antoja un peligro para L.A., queda siempre relativizado por la experiencia de los propios jugadores y técnicos de ambas franquicias. Curtidos en mil batallas, saben que, en unas series, ni te emocionas ni te deprimes demasiado después de una victoria o una derrota; simplemente hay que ir al siguiente partido. Y éste es ya mañana martes en el TD Banknorth de Boston. Tensa espera.

8 respuestas a Game 2 > Ray Allen (x8!)

  1. Abel Cunillera dice:

    Vuelvo con mi pesado muy pesado mensaje, ni por mucho que estudie, trabaje, “empolle” sobre este deporte estaré a vuestra altura, es una cuestión de años de estar visualizando, leyendo, analizando la NBA, lo mío es el mismo caso con la NHL. Pero viendo el análisis de este blog y mi breve conversación con Carles puedo pensar que la clave de este game 2 esta en la banqueta. El buen Doc le a ganado la partida al gran Phil. Volverá a ocurrir en el game 3 lo mismo? La final se convertirá un duelo puramente de banquillos? Serán mas protagonistas los entrenadores que los jugadores? Próxima estación TD Banknorth Garden…Me estoy enganchando mucho a la NBA, que hacéis cuando no hay liga?…trade rumours….

    • Pasar el tiempo como se pueda, supongo.
      La verdad es que de Junio a Octubre se hace muuuuuy largo.
      Pero este verano estará animadito con los movimientos de los agentes libres: James, Wade, Bosh, Stoudemire, Johnson, Boozer… y tantos otros. Además, hay equipos con espacio salarial suficiente como para llevarse a dos de ellos.
      Estas finales yo las veo más como un duelo Kobe v Rondo. El que está mejor de los dos en un partido, hace ganar a su equipo. de momento, 1 – 1. Y los Blackhawks lo tienen a tiro de piedra. Pueden los Flyers ganar los dos últimos, realmente?

  2. A mí me cuesta recuperarme cada mañana del sueño, pero ansio al despertarme un nuevo partido esa misma noche.

    Ya falta menos, el martes el tercero.

    Saludos

  3. Uno puede ver que hemos necesitado un triple-doble de Rondo y un récord histórico de triples de Ray Allen para ganar sufriendo a Lakers con un Kobe limitado por las faltas, y otro puede ver que con la dupla interior de Lakers en 46 puntos, 13 tapones!!! 14 rebotes, 20/25 en t.l y 14/20 en t.c han caído en casa ante Celtics con unos Pierce y Garnett muy desdibujados.

    Sabías palabras que me he topado por ahí. Lo resumen todo a la perfección.

    Saludos.

    • Es que esto es lo más grande de todo J.R.!
      Siempre encontramos argumentos a favor o en contra de una idea concreta tan sólidos como verdaderos.
      De momento, no recuerdo unas finales que las haya vivido con esta intensidad. Lo de 2008 fue distinto.
      Es genial porque los Lakers pueden ganar en Boston pero los Celtics tb de nuevo en L.A. Acertar es imposible…
      (Y está Rondo…)
      Es brutal. Me cuesta pasar el tiempo entre partidos.

  4. guille41 dice:

    Este tio esta loco! Como enchufó tanto en la primera mitad…

    Normal que pierdan los Lakers aunque sin duda la pareja Bynum, Gasol puede hacer mucho daño si el 17 sigue sin problemas para jugar!

    Buena crónica como siempre!

    Saludos Carles!

    • Es brutal lo de Allen del Game 2.
      De esas actuaciones que serán siempre recordadas por el hecho de haberse producido en las Finales.
      Esto está m´s abierto que nunca porque si bien los Lakers pueden ganar en Boston, los Celtics tambi´ñen pueden hacerlo de nuevo en L.A.
      Apasionante. Mejor Final para estrenar nuestros blogs… imposible.
      Saludos,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s