Expectativa Vs. Realidad

 

Recuerda mi nombre: John Wall. Se sabía desde ya hacía meses pero el pasado jueves lo confirmó David Stern (Comisionado de la NBA) en la ceremonia del Draft 2010 que se celebra anualmente a finales de Junio en el Madison Square Garden de New York. John Wall, de la Universidad de Kentucky, ha sido elegido por los Washington Wizards como #1 de la promoción de este año.

David Stern y John Wall, en el momento del anuncio

Ser elegido con la primera posición del Draft de la NBA no es un hecho cualquiera, en una sociedad la americana que cuida y ama casi más al deporte amateur (universitario) que al profesional, así que la posición mediática que posee Wall desde el pasado jueves solo es superada por las enormes expectativas que sobre sus hombros se depositan ante su debut en la próxima temporada que empieza a finales del mes de Octubre. Pero al fin y al cabo, solo se trata de eso: expectativas. Os dicen algo los nombres de Michael Olowakandi o Kwame Brown? Al primero (#1 del Draft de 1998) ni lo recordamos. Al segundo (#1 del Draft de 2001, el de Gasol, también elegido curiosamente por Washington) ni le recuerdan en la NBA. O qué tal los casos de Greg Oden o Blake Griffin? Ambos ya más contemporáneos (#1 de los Drafts de 2007 y 2009, respectivamente), de los que se esperaba tanto o más que de Wall, pero que todavía no han pisado una pista de baloncesto como profesionales por culpa de lesiones muy graves y muy mal solucionadas. Significa esto, que las expectativas con el #1 de Draft de cada promoción son siempre las mismas, las máximas; pero que para nada garantizan por sí mismas que se puedan convertir en realidad.

Sí es una realidad, sin embargo, que John Wall pasará a la historia como el primer #1 del Draft de la NBA procedente de una universidad con tanta tradición como los Wildcats de Kentucky. Baste con decir que el equipo entrenado por John Calipari ha puesto a cinco de sus jugadores en la primera ronda de este Draft. Asombroso. También es real que los números de John Wall con los Wildcats en esta pasada temporada (la primera y única del pointguard en su etapa universitaria) asombran al más ciego de los observadores: 16.6ppg, 6.5apg, 4.3apg y 1.8spg, todo y que el equipo se quedó a las puertas de la Final Four. Además, el físico de Wall está preparado sin duda para dar el gran salto: su 1,89m y 89kg de pura fibra no se corresponden con su gran envergadura de brazos (2,06m, muy superior a la que correspondería por su altura), de gran utilidad para robar balones, colocar tapones o machacar el aro con gran facilidad. Por si fuera poco, Wall solo presenta un 5,6% de índice de grasa corporal, y en las pruebas de salto de los entrenamientos pre-draft registró marcas sobresalientes.

El #11 de los Wildcats, en dos imágenes de esta pasada temporada

Alfombra roja (literalmente) en la presentación de John Wall el pasado viernes ante los medios de D.C. en el Verizon Center de Washington. Absolutamente toda la responsabilidad de reconstruir una franquicia desestructurada (Gilbert Arenas y su posesión de armas en el vestuario incluida) a la voz de “ya!” sobre un chico de tan solo 19 años. No tiene sentido. “La elección de Wall es muy excitante por muchos motivos, pero su combinación de talento y pasión suprema por ganar es lo que me excita más”, ha declarado Ted Leonsis, propietario mayoritario de los Wizards. Ganar? Ahora ya? Demasiadas expectativas, demasiada presión. Harían bien en Washington de fijarse en el caso del último Rookie del Año, Tyreke Evans, si no quieren ver en los Wizards como ya han visto en los Kings que tener a un enorme jugador sin un equipo que lo sustente te lleva como mucho a 25 victorias. Y gracias. Es este otro caso de gran jugador que solo se quedará en eso? O ni tan solo llegará? Sea como sea, esconder la infame trayectoria y peores decisiones tomadas en las últimas temporadas de la franquicia de D.C. en el futuro de un joven jugador, inexperimentado, que por el momento no ha pisado una cancha NBA parece precipitado.

Pero también justificado, según el modo de entender de la sociedad norteamericana, abonada constantemente a las historias de superación personal (siempre que acaben en éxito, claro está) como ejemplo de los valores que emana el país. Así es también la de John Wall: procedente del estado de Michael Jordan (North Carolina), su infancia estuvo alejada de lujos. Posteriormente, ya como prometedor jugador, algunos problemas con la justicia (fue citado para testificar sobre un allanamiento de morada en el que vio implicado) pusieron en jaque la posibilidad de ser reclutado por alguna buena universidad. Su padre, a quien Wall había prometido centrarse en los estudios y el baloncesto tras su citación judicial, murió poco después; así que se quedó en brazos de la figura materna, cuyo futuro económico ya ha podido asegurar al firmar John Wall hace pocas semanas su contrato de patrocinio con Reebok por, de momento, 5 millones de $ al año. Cómo gustan estas historias allá por Estados Unidos.

De Nike a Reebok. Wall, con sus nuevas zapatillas…

Dice de él mismo que lo que más le gusta del baloncesto es asumir la responsabilidad ante big shots, y que sus referencias atienden a jugadores como Magic Johnson (antes) o Rajon Rondo (ahora). Muy bien. Dicen desde Sports Science Group, un programa televisivo que evalúa los topes físicos de las máximas estrellas del deporte a través de métodos “científicos”, que la capacidad de John Wall de reacción con la pelota es superior a los guarismos que presenta Kevin Durant sin balón. También que corre la pista más rápidamente que Chris Paul o Deron Williams, o que su salto vertical es superior al de Kobe. Incluso que posee una visión periférica más amplia que la de Steve Nash… y todo eso sin tratarse de ningún super-hombre ni nada parecido.

… Y del #1 del Draft al estrellato mediático

Lo dicho, cada año las mismas (enormes) expectativas con el #1 del Draft, más si, como en esta edición, llega a una franquicia organizativamente desmantelada. Puede que Wall cumpla en su temporada rookie o puede que no. Sea como sea, muchas más cosas deben cambiar en los despachos de D.C. para que la aportación de Wall se convierta en las suficientes victorias como para meter a los Wizards en los próximos playoffs. Milagros, en Lourdes.

6 respuestas a Expectativa Vs. Realidad

  1. oriol dice:

    muchas gracias y alli te espero para apalizarte🙂

  2. Nueva imágen de Reebok sustituyendo así a Iverson. Creo que eso dice ya bastante. Tan solo espero que no se le desamueble la cabeza.

    • Inicio con mal pie, nunca mejor dicho, compañero.
      Reebok es una marca claramente a la baja respecto al baloncesto en America, claro que quizá es la que más pagaba y todos hubiéramos hecho lo mismo…
      Yo no he visto nada en serio de esta John Wall….y tú? Es tan bueno como dicen?
      Por cierto, que tal las dos elecciones de los Celtics? Harangody es el nuevo Scalabrine?😉

  3. oriol dice:

    Seria posible un post sobre el resto del draft, ya que no estoy nada enterado y nada mejor que informarme que un post de WHERENBAHAPPENS. Es posible?
    Lo espero,
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s