The Knicks Are Back!

 

No solo lo digo yo, también Amar’e Stoudemire empieza así su breve encuentro con la prensa de New York, justo después de firmar su nuevo contrato con los Knicks que le vincula a la franquicia del Madison Square Garden por las próximas 5 temporadas a razón de casi 100 millones de $.

Ayer lunes por la tarde en el MSG de New York. Empieza una nueva era

Hoy es un gran día para todos aquellos que, por el bien de la franquicia a la que amamos, aceptamos con mucho sufrimiento el largo exilio de los playoffs y la miseria deportiva por la que hemos atravesado, sobretodo estos dos últimos años. Se nos dijo entonces que ya se iba a empezar a trabajar en lo que pudiera suceder en el verano de 2010. Bien, los termómetros de estos días confirman que estamos ya de lleno metidos en él y, aunque la llegada de STAT a la Gran Manzana no conlleva directamente la llegada de otros codiciados agentes libres, tampoco la dificulta. Al contrario. Bron, Wade (en este verano de 2010) o Melo (en el de 2011) ya saben que de querer venir a NY, no estarán solos ante el enorme reto de conseguir un nuevo anillo.

Amar’e Stoudemire (27 años y 5 veces All-Star en sus 8 temporadas en los Suns) llevaba ya un tiempo buscando un equipo que creyera en él como un jugador dominante en los próximos años, y los Knicks estaban desesperados por ser los primeros en conseguir una adquisición de impacto en medio del miedo que parece que reina desde el 1 de Julio, para demostrar a los demás agentes libres de lo que son capaces. “Lo más importante han sido las ganas de Amar’e de unirse a nuestra organización. Dio un paso al frente y llegó un punto en el que tuvimos que ser conscientes que esto significaba mucho para nosotros” ha declarado Donnie Walsh, Presidente de los Knicks.

Es cierto que Stoudemire lleva días en New York dejándose ver públicamente (sus dos apariciones gorra incluida en sendos partidos de los Yankees – ver foto de arriba – han estado perfectamente calculadas), y que pasó el 4 de Julio junto a su agente en una fiesta en la casa que James Dolan, propietario de los Knicks, tiene en los Hamptons. Pero también lo es que, cuando empezó el periodo de negociación con los agentes libres, se sentó a negociar primero con los Suns dispuesto a renovar su contrato con la, hasta ahora, única franquicia en la que ha jugado en la NBA. No hubo acuerdo. Los Suns solo le ofrecían dos temporadas garantizadas, y opción de romper el contrato en cualquier momento de las siguientes tres. Viendo que los Knicks sí le garantizaban los cinco años y ganando más dinero, e interpretando el fichage de Hakim Warrick (Bulls) por los Suns y la ampliación de contrato por dos años más de Channing Frye con Phoenix como aspectos colaterales a su posible marcha; la decisión estaba ya más que tomada.

Así que en New York decidieron que no había que esperar más a una respuesta de Chris Bosh, considerando el nivel de compromiso que estaba mostrando Stoudemire. Por ello se le ofrece el contrato más largo posible a un jugador al que siempre hay que poner un asterisco tras su nombre. Su diagnóstico médico no es para tirar cohetes: una rodilla operada y su posterior recaída le hizo perderse toda la temporada 2006/07 (aunque, por ejemplo, en las últimas cuatro campañas Bosh se ha perdido 13 partidos más que STAT – 45 por 32 – ), y un desprendimiento de retina le obliga a protegerse con unas gafas que eviten que un mal golpe en el ojo acabe con su carrera. Y en lo baloncestístico, no es un gran defensor ni un gran pasador, ni tampoco ganaría un concurso al mejor compañero.

No importa. Ni tampoco que, en términos de producción (21.4ppg y 8.9rpg en sus 8 años de profesional), lo que pueda aporta Stoudemire no diste demasiado de lo que aportaba David Lee. La marcha de éste último (todavía no rubricada, pero que se presupone) hay que considerarla como un daño colateral a la incorporación del primero. Si bien Amar’e rebotea menos y pasa peor que David, cierto es que anota más (y a una más alta eficacia) y dobla a Lee en tiros libres provocados y tapones. Además, sabe como brillar con el sistema de Mike D’Antoni, pues los cuatro años y medio que estuvieron juntos fueron los del inicio de estrellato del nuevo #1 de New York Knicks.

#1: Me la pido. Ojalá se una pronto la #6

Pero al final, el valor añadido por el que el fichage de Amar’e Stoudemire debe considerarse un acierto (el primer acierto, deben venir más) es por el hecho de enrolar a la franquicia del MSG a un jugador estrella de la Liga (nuevo jugador – franquicia), algo que echábamos de menos en la Big Apple desde casi hace una década, en la era de Pat Ewing. La esperanza es que esta contratación pueda ser más importante en clave de la próxima contratación que por ella misma. Hoy es un gran día para los Knicks porque este es un gran paso. Solo el primero, pero un gran paso.

4 respuestas a The Knicks Are Back!

  1. Se habla de James de nuevo para la gran manzana. Sotudemire tendrá un gran peso en muchas decisiones.

    Ojalá los Knicks vuelvan a ser un equipo de triunfos y la rivalidad entre Celtics y Knicks de nuevo tenga sus mejores momentos.

    Te harás un blog de los de NY? jajjaa

    • No lo descartes compañero… todo puede pasar si nos llevamos a LeBron😉
      Soy capaz de todo entonces.
      Imagínate una final del Eastern el año que viene entre Knicks y Celtics… Emoción.
      Si no James, con Wade nos conformamos.
      Saludos, crack!

  2. Esto se anima! Nueva York volverán a los Playoffs y a ver qué pasa ahora con Lebron, Wade y Bosh. Qué emoción!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s