El Rey Sin Trono

 

(ÚLTIMA HORA!: LeBron James anunciará sus planes de futuro en la NBA mañana jueves en un programa especial de una hora, a las 9p.m. (ET) en la ESPN)

En el preciso instante en el que Kobe Bryant levantaba su quinto Larry O’Brien Trophy hace más de dos semanas, el asunto del futuro de LeBron James en la NBA entraba en la siempre prolífica escena diaria deportiva norteamericana (y mundial) como un ciclón. Desde entonces de poco más se habla. Es El Rey, sí. El Rey sin trono.

Portada de SLAM de Dic’05: Empezaba el reinado

King James se ha pasado los últimos días en su hogar de Cleveland (OH) viendo como no menos de seis franquicias de la Liga le rogaban que jugara para ellos a partir de la temporada que en Octubre empieza. Un desfile continuo de propietarios, presidentes, ejecutivos y entrenadores. Como en la Edad Medieval, súbditos al servicio del Rey, escuchando sus voluntades, trayendo regalos, haciendo promesas y armando ofertas que le puedan seducir. Nets, Knicks, Heat, Clippers, Bulls y Cavs.

El Rey hará convertir en oro todo lo que uno de estos equipos toque desde el momento en que sea elegido, pero… alguno de ellos puede convertir al Rey en campeón? Todos (James incluido) saben que en el deporte a alto nivel, nada está garantizado, nada se puede prometer en cuanto a títulos. Ninguna cantidad de dinero ni ningún grupo de jugadores puede asegurar el anillo. Ganar uno es duro, dos es extremadamente difícil, tres es heroico. Cuatro o más, un milagro. Por ello, cuanto más veo a LeBron James, más me gusta Kobe Bryant.

No tiene nada que ver con sus vidas fuera de las canchas de baloncesto, solo con lo que tiene que ver con lo que pasa en el parqué, en el marcador. Éste en el que por el momento se puede leer: Kobe Bryant 5 títulos, LeBron James 0.

Dos instantes de la celebración del 5º anillo de la NBA de Kobe

Ahora que King James está en el centro del huracán mediático tan solo por el hecho de su esperado anuncio de dónde jugará a partir de ahora, cabe incidir en la existencia de tan solo una principal diferencia entre Bryant y James: Kobe está centrado tan solo en ganar anillos (ahora el sexto) y así poder aumentar su legado para ser reconocido como el más grande de todos los tiempos. LeBron, del que se espera que anuncie su futuro esta misma semana, quiere cumplir con varios objetivos. Quiere ser multimillonario, ser un icono como Muhammad Ali y ganar varios campeonatos.

Cuando en 2003 The Chosen One entró en la NBA como un fenómeno de tan solo 18 años, el debate era cuánto mejor jugador sería con el paso de los años. El cielo era el límite. Actualmente, el debate ha descendido en altura, pasando a ser en qué franquicia jugará y cómo pueden ambos (Bron y el equipo elegido) beneficiarse mutuamente. Puede King James poner a los Nets en el mapa? Puede resucitar a los Knicks junto a Stoudemire? Puede ser el nuevo Jordan en los Bulls? Irá a los Clippers para ganar un título en la cara de Bryant? Puede ser compañero de equipo de Wade en Miami? O se quedará en casa para llevar definitivamente el título a Cleveland?

Oh franquicias de la NBA: Venid a mí!

No sería difícil que todos llegáramos al acuerdo que King James ganará su anillo algún día. Pero quien sabe. De hecho, la mayoría de los fans de la NBA esperábamos que lo hubiera hecho ya. Nada está garantizado, nada se puede prometer. James ha llevado a los Cavaliers a los playoffs en cada una de las cinco últimas temporadas, incluyendo su primera visita a unas Finales en 2007. A pesar de tener el mejor record en la regular season las dos últimas temporadas, los Cavs no consiguieron llegar ni tan solo a las Finales. Hay una escuela de pensamiento que cree que juzgar a los grandes jugadores por el número de títulos es injusto. Yo lo encuentro infinitamente justo.

En la mayoría de nuestras vidas profesionales, se nos mide por una serie de criterios subjetivos por parte de alguien a quien debemos reportar en cada momento. Para un atleta, esos criterios están del todo establecidos: ganar títulos. Bryant ha ganado cinco anillos de la NBA, James ninguno. Desde el punto de vista de percepción pública, LeBron James, con todas sus habilidades y aptitudes físicas, no puede hacer otra cosa que perder terreno ante Kobe. Ya dentro de un partido, a quién elegirías como opción ante un último tiro decisivo, Bryant o James? Ya podemos bajar las manos, el elegido es Kobe.

Kobe, siempre por delante (y a distancia) de LeBron

En los deportes de competición a alto nivel, ganar títulos es pues lo único que importa. En ese aspecto es donde radica el gran reto de LeBron que quizá jamás consiga: reducir el diferencial ganador existente hoy en día entre él y Kobe Bryant. Elija el equipo que elija James, esa será una montaña muy dura a la que escalar.

PD: LeBron James abrió ayer su cuenta oficial en Twitter. En breve, muy esperadas noticias están confirmadas también por ese canal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s