Movimientos Calculados, Objetivo Único

 

Las olas que llegan a la costa pacífica de Los Angeles no tienen la misma fuerza que las que llegaron hace 20 días a la costa atlántica de Miami. De eso no hay duda. Pero es que tampoco hace falta. Los Lakers, sin el estruendo provocado en South Beach por la llegada del Bigger Three, también han fortalecido su roster esta post-temporada en busca del three-peat a mediados de Junio de 2011.

Para un GM, siempre es mejor complementar a un equipo ya campeón que intentar construir una nueva dinastía y, a diferencia de Pat Riley, Mitch Kupchak no ha sufrido la presión de tener que alterar el núcleo del equipo californiano. Por el contrario, ha podido buscar a veteranos de calidad que le aseguren algunos aspectos concretos del juego que se consideran mejorables. Es a lo que en la Revolución Industrial le llamaron “especialización del trabajo” y que en nuestros días sigue bien vigente. Así hay que entender las incorporaciones de Steve Blake, Theo Ratliff y la última y más destacada: Matt Barnes.

Kupchak presenta a Barnes como nuevo laker, ayer en L.A.

Con ADN californiano (nacido en Sacramento, producto de UCLA y, desde ayer, jugador de los cuatro equipos NBA del estado), la mejor noticia del fichage de Barnes es que ya llega comprometido. Tras sus dos últimas buenas temporadas en Phoenix y Orlando (9.5ppg, 5.5rpg, 2.3apg), Barnes podía tranquilamente haber aspirado a un contrato largo con alguna franquicia con suficiente espacio salarial como para pagarle lo que pidiera (léase, Toronto). No lo hizo. Prefirió firmar por solo dos años y 3,7 millones de $ con los Lakers, por la expresa voluntad de tener la oportunidad de conseguir el anillo. La docena de mensajes de texto con los que Kobe Bryant ha quemado el móvil de Barnes estos últimos días deben haber tenido su peso también.

#9 > Un excelente defensor y versátil atacante llega al Staples

Así pues, las mismas motivaciones que hicieron llegar a Ron Artest a Los Angeles hace ahora un año, hacen llegar ahora a Matt Barnes. Y a la vista está que los resultados fueron y se espera que sean óptimos. Porque además, Artest y Barnes son muy parecidos: juntos, formarán la línea defensiva de perímetro más agresiva de toda la Liga pongamos que para frenar (sacar de quicio, incluido) a Wade y James, así como para permitir a Kobe un desgaste defensivo menor en pro de su lucidez ofensiva. Son además Artest y Barnes dos jugadores tremendamente versátiles con un porcentaje de tiros de tres lo suficientemente aceptable como para ser amenaza de las defensas rivales.

Y también como Ron Artest, Matt Barnes ha venido destacando por ser uno de los pocos jugadores que se atreve con Kobe Bryant en el duro arte del trashtalking y la provocación continua en pista. Y a Kobe (que ya intentó convencer a Raja Bell, otro que siempre le ha buscado las cosquillas, para que se uniera al proyecto laker sin éxito) no le gusta hacer amigos mientras juega, por lo que adora a jugadores que, como Ron-Ron o Matt, compiten con él en el sentido más amplio del verbo. Aquí un video del enfrentamiento entre Barnes y Bryant de la temporada pasada:

Así, tras la renovación de Derek Fisher (líder del vestuario) y las incorporaciones de Steve Blake (que sustituye en cuanto a rol a Jordan Farmar, pero es mejor jugador), Matt Barnes y Theo Ratliff (en lugar de Josh Powell, pero con mucha más experiencia y garantías de dar minutos de descanso de calidad a Andrew Bynum), solo queda pendiente el asunto de Shannon Brown. Kupchak se muestra optimista sobre la continuidad del atlético escolta, a pesar de que éste optara por declararse agente libre aún quedándole un año de contrato.

Son todos movimientos estudiados, muy pensados y muy concretos. No se trata de construir algo nuevo y espectacular, algo con lo que romper moldes y acaparar la atención de los mass media norteamericanos. Los Angeles no es Miami. Son simplemente operaciones complementarias, destinadas a fortalecer un roster ya ganador. Solo hay un objetivo y eso facilita las cosas: el three-peat. Sería el tercer anillo de Pau, sexto de Kobe y Fisher (tantos como MJ) y decimosegundo de Phil Jackson. Alguien da más?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s