Lo Que Hay Que Tener

 

Los norteamericanos trabajan mejor por objetivos. En el baloncesto, por ejemplo, los plazos que se marcan a nivel internacional los responsables de la USA Basketball no comprenden periodos más largos que los que transcurren de unos Juegos Olímpicos a los siguientes. El Mundial, que siempre cae entre medio de dos citas olímpicas, es para Estados Unidos una competición importante sí (sobretodo si no se gana desde 1994, como es el caso), pero nunca del nivel de trascendencia que tienen los Juegos Olímpicos. Es por este motivo que, tras la medalla de oro en Beijing’08 se cerró un ciclo y empezó otro. El ciclo en el que ahora nos encontramos terminará tras los Juegos Olímpicos de Londres’12, pero tiene a este Mundial de Turquía’10 que empieza este próximo sábado como un cruce de caminos en el que unos seguirán con Estados Unidos hasta Londres, mientras que otros serán apartados de la vía principal para dejar que algunas estrellas más mediáticas (ahora ausentes) completen la plantilla para la próxima olimpiada.

Hace cuatro años, pues, estábamos en la misma situación. Solo que los seleccionados para el Mundial de Japón’06 eran objetivamente mejores que los ahora elegidos. Los James, Wade, Anthony, Howard, Paul, Bosh o Johnson se plantaron en las semifinales de aquel campeonato con un balance de 7 – 0 y arrasando a sus rivales. La semifinal contra Grecia se presentaba como pan comido para los de Mike Krzyzewski pero el 95 – 101 final para los helenos representó una de las más importantes debacles de los norteamericanos de los últimos veinte años. Por pertenecer los Mundiales de baloncesto a ciclos distintos para la USA Basketball, ningún miembro del roster de 2006 repite ahora en 2010, así que la paliza infringida ayer (87 – 59) por Estados Unidos a Grecia en Atenas en el último partido preparatorio del Mundial para ambos no puede tampoco considerarse revancha de nada.

KD en Atenas antes y durante el partido. Siempre divertido de ver

Ni tan siquiera podría considerarse un amistoso en igualdad de condiciones. Los griegos son unos de los firmes candidatos a llevarse el oro en este próximo Campeonato del Mundo, o si no que se lo pregunten a Canada (a quienes derrotaron por 74 puntos de diferencia), a Rusia (por 38), a Alemania (por 28) o a Croacia (por 9) en los partidos previos al torneo. Pero la lamentable pelea callejera con la que terminó su amistoso contra Serbia puede haberlo cambiado todo. Hoy, el baloncesto griego está con la cabeza gacha esperando una sanción que todavía no llega pero que debe hacerlo antes del sábado. Así que, de momento, los griegos han decidido portarse bien y ser ejemplares, perdiendo así toda su fuerza. Había que ver las caras ayer del banquillo americano ante el silencio más absoluto de los normalmente fanáticos seguidores helenos que siempre llenan el OAKA. Se podía oír hasta el ruido de las zapatillas con el parqué… si hasta Chauncey Billups falló dos tiros libres seguidos!

Un partido sin partido, o un amistoso demasiado amistoso. Y con solo un equipo en la pista. Porque si bien es cierto que ni Bourousis ni “Baby Shaq” Schortsanitis (los dos hombres grandes de Grecia que debían poner en muchos aprietos a los americanos que juegan sin un solo center puro) jugaron por estar ambos lesionados, y que el resto de la plantilla helena jugaba como con timidez, (esperando sobretodo que no hubiera ninguna acción punible en su contra para no aumentar los efectos de la que les está a punto de caer encima); no es menos cierto que los americanos lo aprovecharon para tener su actuación más dominante desde que empezó el Mini-Camp en Las Vegas a mediados de Julio.

Las principales conclusiones que se pueden sacar de este último amistoso es que Mike Krzyzewski ya ha encontrado el mejor quinteto inicial posible: Rose, Billups, Iguodala, Durant y Odom. Aunque Grecia no es España (el domingo la media de minutos de los titulares subió hasta 30, mientras que ayer el titular que más minutos jugó pasó por los pelos de los 20), Durant y Rose siguen siendo Durant y Rose. La estrella de la USA Basketball anotó ayer 15 puntos y capturó 7 rebotes en tan solo 20 minutos, mientras que el #1 de los Bulls contribuyó con 13 (6 de 7 en tiros de campo, anotando sin fallo los primeros 5) y fue designado MVP del partido. Los norteamericanos se impusieron en todos y cada uno de los cuatro cuartos, con menciones especiales para secundarios como Eric Gordon (reforzado tras estar en todas las quinielas como último corte del equipo, 18 puntos, 4 de 7 en triples en 21 minutos) o Kevin Love (10 puntos y 12 rebotes –6 ofensivos- en tan solo 11 minutos en pista).

Love reboteando y Rose levantando el trofeo de MVP del partido, ayer en el OAKA de Atenas

Así que ya no hay quien dé más, se terminaron los amistosos y el sábado empieza la competición de verdad. La pregunta que todo el mundo se hace es básicamente si Estados Unidos se llevará la medalla de oro y la copa para casa después de 16 años de sequía en los Mundiales. Se la hacen allí y nos la hacemos aquí. Todos podemos coincidir que con el B-Deem Team las victorias ante rivales de entidad (a partir de octavos quizá, porque no creo que ni Brasil, ni Eslovenia ni Croacia pongan en demasiados aprietos a los americanos en la fase de grupos) no serán un paseo como lo fueron en Beijing’08 o Barcelona’92, incluso podríamos acordar que puede que pierdan algún partido en los cruces y quedar fuera de la final.

Coach K sabe la receta pero desconoce todavía su efectividad

Pero también sabemos que a pesar de todo ello, son los grandes favoritos le pese a quien le pese. La receta del triunfo para los americanos esta vez está muy clara: Estados Unidos ganará el oro sí y solo sí juega extremadamente duro en defensa. Si eso sucede, siempre habrá dos o tres jugadores en ataque que marquen la diferencia (Durant y Rose principalmente) y cinco o seis que contribuyan notablemente en cada partido. Estrellas, presión defensiva y tiro deben ser las características más destacadas de los de Mike Krzyzewski en cada encuentro. El 47,1% en tiros de campo de ayer contra Grecia y la elección de Gordon, Curry o Granger por delante de Rondo son el camino a seguir en cuanto a tiro. Los 10 robos o 22 rebotes (13 de ofensivos) más de los norteamericanos respecto a los griegos en el partido de ayer son el camino a seguir en cuanto a presión defensiva. Las estrellas…Kevin Durant puede hacer lo que quiera y Derrick Rose está demostrando ser imparable y estar muy motivado. Estrellas, presión defensiva y tiro.

3 respuestas a Lo Que Hay Que Tener

  1. Abel dice:

    Si Estados Unidos hace bien su trabajo esta claro que se lleva este mundial pero como bien has comentado en otros post este esta bajo las normas FIBA y bien sabemos que se les atraganta un poco a los NBA la reglamentación que jugamos en el otro lado del charco.
    Creo que decidirá mas la calidad técnica que el corazón y la pasión (España), por ello el mundial será para los estadounidenses.

    • Sí? TAn claro?
      Así como en Pekín’08 era imposible que con tantas estrellas EEUU tuviera un día malo, ahora el equipo no es ni mucho menos tan consistente…
      No sé, pueden perder algún partido. Imagínate un Tuquía v EEUU en Estambul… con el ambiente, el arbitraje, la lentitud de los turcos…
      España demostró que puede ganarles también. Yo todavía no lo tengo claro. EEUU al 70% de posibilidades de ganar para mí.
      Saludos, Abel!

      • Javier dice:

        Personalmente hoy me ha defraudado croacia y especialmente Ante Tomic pensé que le podía hacer mucho daño en la pintura a USA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s