Empieza Una Nueva Era En La NBA

 

Normalmente, a estas alturas del año, son la NFL y la MLB las que captan toda la atención de los medios norteamericanos. Una ya ha empezado y la otra está a punto de definir sus playoffs. En la NBA, hasta ahora, lo máximo que se podía obtener a mediados de Septiembre / inicios de Octubre eran declaraciones de los jugadores (bien, ahora vía tweets) del estilo “muy buen entrenamiento” o “comiendo con los compañeros”.

Este año ya no. No en la nueva NBA que tenemos desde este verano, donde los movimientos de los jugadores lo han cambiado todo. Las secuelas del “terremoto” iniciado en Julio continuarán este otoño. De hecho, los efectos se notan cada día, más ahora que las franquicias ya se han presentado ante la prensa e inician los training camps.

Podemos ir a Denver, donde Carmelo Anthony dijo ayer ante los medios de Colorado todo lo que éstos querían escuchar mientras sus agentes tratan de desvincularlo de los Nuggets como sea, pero cuanto antes. Podemos ir a Portland, donde Rudy Fernández acaba de pedir abiertamente a su equipo que le permita volver a Europa (o al menos que le traspase a una ciudad con vuelos directos a Barcelona, aunque eso no lo ha dicho). O podemos ir a Miami, donde los tres protagonistas y principales responsables del cambio en la balanza de poderes de la Liga aparecieron vestidos con su nuevo uniforme y en actitud desafiante, deseosos de demostrar que toda la gente que les critica está equivocada.

Hipocresía en Denver y sinceridad (aunque tardía) en Portland

La NBA jamás volverá a ser lo mismo tras el “Verano de LeBron”, que nos ha dado, nos da y nos dará mucho más que la simple voluntad de una megaestrella de cambiar de aires. Para empezar, la abundancia en los movimientos de los agentes libres de este 2010 ya ha resultado en las mayores ventas de entradas NBA registradas en un verano en toda la historia de la Liga. Ya no importa si uno está de acuerdo o no en la decisión de James, Wade y Bosh de unir sus fuerzas en South Beach. Lo que toca ahora es reconocer que este ha sido un punto de inflexión en la Liga como no se recuerda ningún otro. Un hito.

El resultado de The Decision, a parte del efecto dominó que se ha sentido desde Los Angeles a Nueva York, pasando por Chicago y tantas otras ciudades NBA, es que la Liga nunca había estado de forma tan consistente en la consciencia de los medios de comunicación americanos en toda la era post-Jordan. Se resume toda esta realidad de forma perfecta con el tweet que un periodista del Wall Street Journal (el periódico de temática económica más importante del mundo) colgó ayer lunes desde Denver: “Nunca pensé que viviría en un mundo en el que la aparición de Melo ante los medios valdría la pena informativamente”. Así es ahora. Bienvenidos al potente latido NBA, Wall Street Journal.

El impacto de una imagen como ésta va más allá de lo deportivo

El ruido no lo genera Miami solamente, ni se limita a los grandes mercados mediáticos en Estados Unidos. Pero no cabe duda de que, para placer máximo de David Stern, las mayores ciudades americanas (las que acumulan mejores ratings en TV y tienen más cobertura informativa) son ahora también las que mayores tertulias de baloncesto generan. Y esto es algo que no sucedía hacía muchos, muchos años.

Con un roster joven y atlético, construido alrededor de la superestrella Amar’e Stoudemire, los Knicks vuelven a ser relevantes. Quizá todavía no como para quitar a los Yankees de las portadas deportivas de New York pero tiempo al tiempo. Cruzando el río Hudson, los Nets están a punto de convertir el sueño de su multibillonario propietario ruso de quitar la supremacía del baloncesto al Madison Square Garden en realidad, con un esfuerzo encomiable por traerse a Carmelo Anthony al equipo. Los Celtics son todavía los Celtics, más Shaq. Los Lakers son todavía los Lakers, pero con un Kobe todavía más hambriento y deseoso de confrontar a los Heat. Orlando? Los Magic tienen un nuevo pabellón, un roster familiar y un entrenador que puede con todo.

Más… Lo que la Central Division ha perdido con Cleveland lo ha ganado con Chicago. Los Bulls no han fichado a LeBron o a Wade, pero deben ser uno de los cinco mejores equipo del Este con Boozer, Rose, Noah y Deng (cabe no olvidar que los entrenadores, como los agentes libres, también pueden cambiar de aires, y los Bulls tienen en este aspecto al “anti-LeBron” en la figura de Tom Thibodeau).

Hey Bron, soy Carlos… Vaya la que se está montando este año!

En cuanto a las esperanzas de los pequeños mercados mediáticos, todo el mundo confía en Kevin Durant y sus Thunder. Oklahoma estuvo a punto de eliminar a los Lakers en la primera ronda de los pasado playoffs, y eso fue antes que Durant se posicionara por méritos propios al nivel de tratamiento mediático que siempre ha sido coto reservado para tipos como Kobe o LeBron. Es curioso, la joven estrella más dotada para el baloncesto tuvo que salir de Oklahoma para alcanzar el reconocimiento que merece. Pero no hizo falta que fuera a New York, Chicago o Miami… bastó con Estambul, de donde volvió con la medalla de oro para el Team USA. Y no discriminamos por edad, en absoluto. Los Spurs (que igualmente no son tan viejos como a la gente le gusta destacar) mantienen intacto su Big Three para un intento de anillo más, solo que han añadido un complemento desde Brasil que les aportará seguramente incluso más de lo que ellos mismos esperan.

Qué significa todo esto? Pues que la NBA ha dado más que hablar en estos últimos tres meses fuera de la pista que en toda la era post-Jordan dentro de ella. Aquel tiro de Michael Jordan sobre Byron Russell en el Delta Center de Salt Lake City en el Game 6 de las Finales de 1998 a 5,2 segundos del final del partido y que puso el 86 – 87 definitivo que dio que sexto anillo a los Chicago Bulls, fue el fin de una era en la NBA y el principio de otra. Lo mismo ha sucedido este pasado mes de Julio cuando LeBron James tomó la decisión de unirse a Bosh y Wade en Miami Heat, con todas las consecuencias que han ocurrido (y siguen ocurriendo) después.

Son amigos, ya compañeros… y también han cambiado la Liga

Aún así, a pesar de todo lo que veamos, oigamos o leamos en los próximos 29 días que faltan hasta que empiece oficialmente la regular season, no se trata solo de Miami. Se trata de un cambio de paradigma, del aumento de protagonismo de una liga. 2010 es el principio.

4 respuestas a Empieza Una Nueva Era En La NBA

  1. Cap i pota i magalló dice:

    Excelente análisis.

    Repito, excelente!!!

    Gracias

  2. Lucas Nuñez dice:

    Como bien reza el título, es el comienzo de una nueva era. Estos chicos vienen a hacerlo a su manera y por qué no? Creo que es tiempo de dejar de juzgar con el clásico “en mi época los jugadores…” y empezar a disfrutar.
    Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s