La Confianza No Se Da, Se Gana

29/10/2010

 

Be ready” le dijo Kobe Bryant a Steve Blake. Mientras el partido post-coronación del segundo anillo consecutivo de la franquicia angelina se debatía entre la victoria y la derrota, Bryant salió de la piña que formaron los jugadores de Phil Jackson después de un tiempo muerto en el último cuarto, y con estas dos palabras en forma de orden, dio la bienvenida al equipo a su nuevo compañero.

Dos minutos después, a falta de tan solo 19 segundos para terminar el game opener de la temporada para los Lakers, en casa y perdiendo 109 – 110 ante unos bravos Houston Rockets, Bryant se zafó de su marcaje gracias a un excelente pick & roll de Gasol en el poste alto y buscó solo a Blake que, perfectamente colocado con los dos pies tan solo unos centímetros más allá de la linea de tres puntos, anotó suavemente el triple que decidía el partido.

Ni más ni menos que en la noche en la que Kobe llenaba su mano con su quinto anillo al mismo tiempo que empezaba su particular cacería hacia el sexto, Bryant renunció a lo que hubiera podido ser un game winner más en su colección, para dejar su destino y el de su franquicia en ese primer partido en manos de un jugador con el que jamás había jugado anteriormente. No era una decisión ordinaria, Kobe no toma este tipo de decisiones porque sí. Y Blake lo sabía.

Fue solo un tiro, solo un partido. Pero es de momentos como éste sobre los que se construyen los campeonatos. Hay decenas de jugadores que han jugado temporadas enteras al lado de Bryant y jamás se ganaron su confianza (preguntad a Smush Parker, por ejemplo, la próxima vez que vuelva de Rusia).

Un tiro, un partido. Pero todo el crédito para Steve Blake

La extrema competitividad de Kobe ha arrollado tanto a oponentes como a compañeros de equipo por el camino desde hace más de 10 años, y su tenacidad es también inigualable. Aún así, en el histórico ya Game 7 de las pasadas Finales, casi tira el solito las opciones de su equipo de ganar el anillo. Por ello, a medida que su cuerpo ya empieza a notar los centenares de miles de millas acumuladas, Bryant también ha aprendido que ya no puede hacerlo todo solo.

Y lo mismo ha entendido Mitch Kupchak, GM de los Lakers. Por ello este verano le dio un contrato de cuatro años y 16 millones de $ a Steve Blake, al mismo tiempo que contrataba a un excelso defensor de perímetro (Matt Barnes) y a un center cuya experiencia le hará no cometer errores (Theo Ratliff) a muy bajo precio ambos. Al contrario que, adivinadlo, Miami, en Los Angeles se trataba de rellenar el pastel, no de cocinarlo. Básicamente, existe una razón por la que los Lakers no piensan ceder el anillo de esta temporada a un equipo del Eastern: Este equipo puede que tenga el roster más profundo en años.

“Una mejor química”, “chicos que encajan”, son expresiones que se reducen a una sola y única traducción: han firmado a jugadores que saben exactamente el rol que deben cumplir. Y además lo ejecutarán sin sobrepasar el límite que marcan las estrellas de la franquicia.

Kobe felicita a Blake tras el triple. Objetivo cumplido Mr. Bryant

Había que ver a Steve Blake morderse las uñas mientras sus ya compañeros recibían el anillo de 2010 que a él no le corresponde. Después, usó su actuación en el debut en casa para demostrar que puede que le tengan que entallar uno para él en 2011. Triples consecutivos al final del tercer cuarto que reducían el déficit de 11 puntos que en ese momento decisivo los Lakers cosechaban. Y al final, lo ya visto, el game winner en su primer partido en el Staples y una defensa más que meritoria sobre Aaron Brooks en la última jugada. “Este soy yo, y vengo a ayudaros”.

Kobe Bryant ya ha visto suficiente de Blake y sus otros dos nuevos compañeros para saber que esta temporada promete. Al base de Hollywood (FL) le gustan estos momentos y no tiene miedo de nada. No hay mejor forma de convencerlo. “Be ready”? La próxima vez, Kobe ni tan siquiera va a preguntar.


I Love Dunks (XI) – Particularly Westbrook’s

29/10/2010

 

Lo mejor de un partido entre Chicago Bulls y Oklahoma City Thunder es que permite ver el duelo directo de los llamados a ser los mejores guards de la NBA, predestinados a dominar la Liga en los próximos… 10 años?

Lo peor es que este enfrentamiento solo se puede ver dos veces por temporada.

Derrick Rose y Russell Westbrook. Russell Westbrook y Derrick Rose. Son amigos y ambos se trajeron la medalla de oro del último Campeonato del Mundo de Turquía. Uno acaba de hacer 22 años hace dos semanas, el otro tardará esas mismas dos semanas en cumplirlos. Sus números en ese primer electrizante match-up lo dicen todo: 28 puntos, 6 asistencias y 4 rebotes para Rose; 28 puntos, 6 asistencias y 10 rebotes para Westbrook.

El coast to coast que nos dejó el #0 de OKC con rebote, velocidad, dribbling, salto y póster metiéndola hacia abajo, digno de la sección I Love Dunks de este foro:

Get out of my way!


Lección #1: No Será Fácil

27/10/2010

 

Cantaba Skye Edwards, la entonces vocalista de Morcheeba, que “Rome wasn’t built in a day”. Y lo recordaba el propio LeBron James ante los medios tras la primera derrota en el primer partido de regular season de estos Heat que se lo tienen que comer todo. Suena a discurso preparado, sinceramente, pero es del todo cierto. De hecho, se necesitó de casi una semana para crear los cielos y La Tierra según La Biblia, así que vamos a conceder un tiempo más de compenetración y gimnasio a Miami. Pongamos hasta Diciembre. No más.

Porque las expectativas creadas entorno a la franquicia de Florida son acorde con las ambiciones mostradas por el nuevo Big Three. Lo que ahora no vale, ni justo hoy después del (0 – 1) en el balance victorias / derrotas de los de Erik Spoelstra, es no pedir juicios de valor y sí paciencia. Hay que recordar que los primeros que no tuvieron de lo segundo fueron los Three Amigos al asegurar en su presentación en el American Airlines Arena de principios de Julio que venían a conseguir “varios” anillos. Es posible que lo hagan, solo un necio podría negarlo, pero un poco más de humildad y respeto por la propia competición y sus rivales no hubiera venido mal.

Los 8 triples entre Pierce y Allen fueron demasiado para Heat

Porque con la actitud mostrada a lo largo del verano por, principalmente, LeBron James, lo único que de momento han conseguido estos Heat es ser abucheados allá por donde pasen, sino más. El fenómeno que hoy vivimos es nuevo en la NBA y emana de la nueva era que esta temporada 2010-11 la Liga empieza: la existencia de una inmensa alegría en los seguidores del resto de 29 franquicias por las derrotas de Miami. Uno presume un after-hours hasta que haya salido el sol esta pasada madrugada en Cleveland, por ejemplo. Posiblemente no habrá más de 15 derrotas a celebrar, así que mejor exprimir cada una al máximo, pensaran.

Bron (31 puntos) en dos lances del partido de esta pasada madrugada

También tenía el discurso post-derrota preparado Dwayne Wade: “Perdón a los que pensaran que acabaríamos 82 – 0” (sic). No Flash, con la misma ironía debemos ser nosotros los que os pidamos perdón a vosotros por pensar que Boston (o Chicago, o Orlando, o Atlanta, o Los Angeles, o San Antonio, o Oklahoma…) os podrían ganar. De verdad. Cierto es que empezar contra los Celtics a domicilio (sabiendo que este emparejamiento puede darse en unas más que probables Finales de Conferencia) es recibir un master de viejos trucos que forman también parte del baloncesto preciosista y espectacular con el que el Big Three pretende dominar la Liga. Y también que jugar contra los Celtics frescos antes de Navidad (72 – 10 en las tres temporadas desde la llegada de Garnett y Allen), no es lo mismo que hacerlo ante el mismo equipo con las piernas cansadas de Navidad a Abril (106 – 58 en ese mismo periodo).

Pat Riley no debe preocuparse todavía. De hecho hoy mismo los abucheos viajan hacia Philadelphia, donde la victoria de los Heat será más que cómoda. Pero en el camino, alguna lección debe ser aprendida si se quiere ser responsable y profesional. Como por ejemplo una de básica: no importa lo grande y bueno que seas, ni el dinero y expectativas que generes; al final, seas quien seas, vas a acabar encontrándote noche sí noche también en vestuarios visitantes pared con pared con rivales que van a desear una cosa por encima de todas, y una sola: ganarte. Y más si juegas en Miami Heat. No olvidemos que la NBA tiene mecanismos como el límite salarial o el mismo Draft que son ejemplo de la pretensión de esta competición de ser lo más igualada posible, así que en esta Liga más que en cualquier otra cualquier equipo te pinta la cara en un mal día.

Garnett, siempre haciendo amigos. El match-up BOS v MIA promete

No estaría mal pensar tampoco que anotando 9 puntos en el primer cuarto de tu primer partido ante los ojos de absolutamente todo el mundo, es difícil ganarse el respeto. Así como convirtiendo solo el 36,5% en tiros de campo, o llegando 45 – 30 al descanso. Por el contrario, y sin querer ser demasiado impulsivo, algunas conclusiones más pueden ser útiles cara a los 81 partidos que ahora les quedan a los Heat: Si bien compartir el balón no parezca que vaya a ser un problema, tener a demasiadas amenazas ofensivas en pista sí puede llegar a serlo si no mejora la fluidez de los sistemas en ataque. Es como cuando cuatro vehículos se encuentran en una intersección: nadie se atreve a dar el primer paso. El estado físico de Wade, por otro lado, y a pesar de su 4 de 16 de esta madrugada, mejora adecuadamente y ayer se vieron síntomas de esa explosividad que le lleva a estar en la élite. Más cosas: parece confirmarse (como ya se presuponía) que el equipo gira en torno a James más que a ningún otro (Wade incluido) y en el tercer cuarto del partido de Boston se vio un James como el de Cleveland en el sentido de dominar completamente el juego con (muy) poca colaboración de sus compañeros. Es eso malo? Bueno, así se consiguieron 61 victorias en los Cavs el año pasado… Lo que sí está claro es que va a haber un problema en la posición de center en los Heat, los minutos importantes con Ilgauskas en pista irán disminuyendo con el transcurrir de la regular season cuanto más se vayan hinchando sus rodillas, y a Bosh, Joel Anthony y Udonis Haslem les falta volumen o altura, sino ambos. Finalmente la baja de Mike Miller es más sensible de lo esperado, aunque como cada día estará un poco mejor que el día anterior, queda el consuelo de que su participación a finales de invierno, cuando de verdad se decidan cosas, será óptima.

Adiós al equipo de Wade. Ahora otra estrella brilla más

No será fácil, nada fácil. Y si había dudas sobre posibilidad de ganarlo todo, ganarlo ya y paseándose; éstas están ahora más que justificadas. Lo bueno es que James & Co no deben mirar demasiado atrás para encontrar el ejemplo de lo que debe ser su evolución en la primera temporada del nuevo Big Three de Miami. El viejo Big Three de Boston tiene algunas respuestas: hay que pasar por muchos días duros para llegar a consolidar algo importante, y este proceso es tan inevitable como imprescindible. Ironicemos hoy que ya temeremos mañana.


Lakers’ Ring Ceremony Photo Gallery

27/10/2010

October 26th, 2010

Staples Center, Los Angeles (CA)

… Y tras la ceremonia, empieza la temporada con la primera victoria (112 – 110) ante Houston Rockets. Y sí, con partidazo de Gasol (29 – 11) ante Yao Ming.


Día D, Hora H

26/10/2010

 

Ante todo, muchas felicidades a todos. El día más esperado desde mediados de Junio por fin ha llegado. El tumultuoso verano de 2010 por fin ha pasado. Quizá sea Dick Bavetta (71 años) quien tenga el honor de lanzar el balón al aire en el tip-off del Celtics v Heat que abre la regular season en el TD Garden en menos de 10 horas. Qué más da. Lo que de verdad importa es que ya llegó lo que hace más de 4 meses venimos esperando: la competición.

Y lo hace con este plato fuerte de la Eastern Conference que la NBA ya se encarga de vendernos adecuadamente (piel de gallina incluida):

On October 26th, talk will become action. And the new march towards history will begin

No hay mass media norteamericano que en el día de hoy se resista a lanzar los principales vaticinios de lo que ésta regular season puede dar de sí. Y aunque lo mejor de las predicciones NBA de Octubre es que nadie se acuerda de ellas en Junio, no vamos a ser menos. Así que aquí va el forecast de lo que este foro cree que será la clasificación final de la temporada regular 2010-11, así como qué equipos jugarán las Finales y quién ganará el Larry O’Brien Trophy cuando el próximo verano llame ya a la puerta:

Western Conference playoff teams:

1.       Los Angeles Lakers

2.       Dallas Mavericks

3.       San Antonio Spurs

4.       Oklahoma City Thunder

5.       Portland Trail Blazers

6.       Utah Jazz

7.       Houston Rockets

8.       Denver Nuggets (o Memphis Grizzlies, de irse Anthony)

Western Conference finals:

            Lakers a Spurs

Eastern Conference playoff teams:

1.       Miami Heat

2.       Orlando Magic

3.       Boston Celtics

4.       Chicago Bulls

5.       Milwaukee Bucks

6.       Atlanta Hawks

7.       New York Knicks

8.       Detroit Pistons

Eastern Conference finals:

            Celtics a Heat

NBA Finals:

            Lakers a Celtics

Los Angeles Lakers solo han hecho que reforzarse (y reforzarse bien) desde que ganaron el anillo este 2010. De Boston Celtics, que ya les obligaron a llegar al Game 7 en las pasadas Finales, solo se puede decir que ahora son más grandes y más profundos. El camino de ambos será quizá más difícil que nunca, pero su talento y experiencia predominará. Por ejemplo sobre Miami Heat, que necesitará más tiempo juntos y algunas piezas complementarias más antes de empezar a ganar campeonatos. Ya en las Finales, la mayor profundidad interior (con un Andrew Bynum descansado y en plenas condiciones físicas) de Los Angeles sobre Boston dará el tercer anillo a Pau, el sexto a Kobe & Fisher, el decimosegundo a Phil Jackson e igualará a la franquicia angelina con los C’s en 17 títulos. Casi nada.

Mismo escenario + mismos protagonistas = mismo final

(Se aceptan discrepancias)


Lo Que Hay Que Ver

25/10/2010

 

A tan solo algo más de 24 horas del inicio de la primera temporada de la nueva era de la NBA, uno ya no sabe dónde poner los nervios. Dónde esconder la expectación y la excitación que ello produce. Ya vendrán peores tiempos (huelga a la vista para la 2011-12?), pero por ahora, vamos a saborear lo que tenemos por delante: 8 meses del mejor baloncesto, where amazing happens, y dónde, al menos, hay una primera lista de cinco cosas de las que estaremos muy atentos a lo largo de la casi ya presente regular season:

(Por favor, si queda alguna pendiente, libertad absoluta para que la añadáis en los comentarios)

1) Podrá Miami Heat con todo lo que suceda a su alrededor?

Os suenan? Solo llevamos hablando de ellos absolutamente todos los días, sin descanso. Durante meses todo el mundo se ha venido preguntando cómo parar a estos Heat de James, Wade y Bosh. Pero después de ver lo sucedido en los dos últimos amistosos (dura derrota en Atlanta el pasado jueves dejándose remontar el partido y suspensión del amistoso ante Orlando en Tampa el viernes), de repente, el interés puede que se centre en cómo los mismos Heat podrán parar todo lo que les envuelve o, por lo menos, llevar de la mejor manera todo lo que acarrea este primer y histórico viaje por la regular season de esta franquicia hecha para ganar este año sí, pero también los siguientes. Presión.

Porque no existe precedente ni pista a seguir en este caso. Por mucho que los querramos asociar al Big Three de Boston de 2008, las dinámicas que generan son incomparables. No es un “ahora o nunca” como era entonces. Es mucho más que eso. Quizá hasta un “ahora y siempre” se podría quedar corto. LeBron James ha jugado siempre motivado, pero todo el drama que le han puesto (y se ha puesto) sobre sus hombros desde que tomara la decisión, parece haberle dado no otra cosa que incentivo extra para ganar (por fin) su primer y ansiado anillo…

… Eso, si las lesiones les respetan. Wade tan solo ha jugado tres minutos en la pre-temporada, y la lesión de Mike Miller de la semana pasada (no volverá hasta Enero) solo hace que demostrar que no todo está en las manos del talento y la ambición. Habrá que ver.

“Lamentablemente”, “desafortunadamente”… Inaudito lo de Tampa

2) Quién mejora, quién empeora?

Todo lo que sube, baja. Así que para que unos mejoren en la clasificación final de la regular season (Bulls, Bucks, Thunder o Grizzlies), otros (Hawks, Cavs, Nuggets o Blazers) deben empeorar. No hay más. Y aunque no hay tampoco a día de hoy manera de saber exactamente cuáles serán unos y cuáles otros, lo garantizado es que esto seguro sucederá. Todo lo que podemos hacer ahora es observar la evolución de algunas franquicias durante este periodo de pre-season ya terminado.

Echemos un vistazo a lo que Timberwolves (6-2), Grizzlies (8-0) o Jazz (8-0) han hecho en esta pretemporada y ahora que alguien diga que no están tan preparados como ansiosos de coger el sitio de algún otro equipo entre los ocho primeros de la Conferencia Oeste. Bajo el mismo criterio, está claro que ni Magic (7-0) ni Celtics (7-1) tienen la más mínima intención de conceder absolutamente nada a los Heat (3-4), ni tan solo el título honorífico de campeón del Eastern de la pretemporada. Si hasta los Cavs (6-2) han hecho todo lo posible para que su nombre no quedara ya en el olvido.

Pero ya llega mañana martes por la noche, y a partir de entonces los partidos son ya de verdad. Todo puede cambiar, excepto que inevitablemente, para que uno mejore, otro debe empeorar. Habrá que ver.

3) A qué nivel está la Rookie Class de 2011?

Si creíamos que Tyreke Evans, Steph Curry y Brandon Jennings fueron una gran cosecha, preparémonos por lo que John Wall, Blake Griffin o DeMarcus Cousins puedan dar de sí. Tiemblan las bodegas. De hecho el duelo Big Man v Little Man que representan Griffin y Wall esta temporada en la lucha por el Rookie del Año puede que sea el mejor que hemos visto en jugadores de primer año desde hace… bastantes años.

Aún así, es difícil decir ahora la cantidad de alumnos de excelente nivel con los que contará la clase de 2011, pero esto no es nada malo. Al contrario. Ahora hace un año, Griffin parecía el valor seguro, solo rodeado por otros jóvenes guards el nivel de los cuales estaba todavía por demostrar. Al final, resultó que todos ellos fueron los que hicieron explotar a más de una franquicia, estando Griffin apartado de la actividad durante toda la pasada temporada.

Se presume potencial All-Star en la tripulación que emana del Draft de 2010 (incluyamos a Derrick Favors de los Nets en la mezcla), incluso más que el que tenía la clase del año pasado. Habrá que ver.

Wall & Griffin: Preparados para volar. Abróchense los cinturones

4) Dónde acabará Carmelo Anthony la temporada?

A día de hoy, la mayor sorpresa sobre este asunto sería ver a Melo terminando la regular season con su actual franquicia. Demasiadas sombras emergen tras la aparente cordialidad de las continuas conversaciones entre Denver Nuggets y su todavía jugador-franquicia.

No es ningún secreto que el guión de este Melo-drama se basa en la voluntad expresa del jugador de marcharse de Colorado, a pesar de las declaraciones públicas de Anthony, que más bien indican lo contrario. Tampoco nadie de New York o New Jersey esconde los más grandes deseos de poder incorporar al jugador bien sea ahora, bien sea a partir de Febrero.

Aunque parezca mentira, en realidad poco importa donde vaya a caer Anthony de ser traspasado, mientras lo haga en algún aspirante serio al anillo. Porque por ahora, ni Nets, ni Knicks son mejores que Nuggets, aunque duela decirlo. Que tarde o temprano se irá no genera dudas. Que sabrá donde se mete cuando se vaya… eso es otra cosa. Habrá que ver.

5) Tiene continuidad la aparición de Kevin Durant?

Kevin Durant continúa impresionando en todos y cada uno de los aspectos a analizar. Quién puede haber tenido un verano mejor? El chico ha firmado una extensión por cinco años más de su ya suculento y merecido contrato con los Thunder y, no contento con ello, se ha puesto a todo su país en sus espaldas para ganar de nuevo, 16 años después, el oro de un Mundial.

Empieza la temporada como líder indiscutible de uno de los equipos más en boca de todos (de hecho, él y sus chicos son los elegidos para la portada del número especial que saca Sports Illustrated cada año como guía para seguir la temporada), que realmente tiene la opción de desbancar a Los Angeles Lakers del reinado en el Western. Quién da más.

Y lo mejor es que esto es solo el principio de una gran amistad. El año pasado Durantula ya fue el jugador más joven de la historia de la NBA en llevarse el trofeo al máximo anotador. Y a nadie extrañaría que esta temporada, Durant la terminara siendo el MVP. Eso, si no llega pronto la guinda de logros realmente importantes a nivel colectivo. Habrá que ver.

El NBA Preview de Sports Illustrated es la biblia del scout de equipos


Os Echábamos De Menos!

25/10/2010

 

Era un jueves, 17 de Junio de 2010, cuando Los Angeles Lakers ganaron a Boston Celtics el Game 7 de las pasadas Finales de la NBA. 131 días después, mañana martes 26 de Octubre, los mismos Celtics abren la remporada, esta vez contra Miami Heat.

Cuánto os hemos echado de menos! Por haber podido esperar, pero sobretodo, por lo que está por llegar a partir de mañana, este es el regalo que la NBA tiene para nosotros:

The Best Images From The 2010 Playoffs


A %d blogueros les gusta esto: