Knicks > Intento De Informe Objetivo

 

Los New York Knicks han tenido el honor de inaugurar los partidos de pre-temporada de las franquicias NBA, en su victoria de ayer en Milan ante el Armani Jeans Milano (113 – 125). Pinta bien la cosa: los dos jugadores referencia estuvieron a un muy buen nivel (Stoudemire 32 puntos con 10 de 13 en tiros de campo e incluso un triple, y Gallinari con 24 – 5 triples – y 7 rebotes), Randolph (el tercero en discordia) con 16 puntos en 19 minutos, Chandler ofreciendo un rendimiento extraordinario (17 puntos), Felton haciendo jugar como debe (8 asistencias) y el center ruso Mozgov (10 puntos, 3 tapones) mostrando que se le pueden dar minutos de importancia.

Una fiesta en la ciudad italiana, que tan unida está al presente de los Knicks. No en vano, Mike D’Antoni triunfó como jugador del equipo lombardo allá por los ’80 (con el padre de Danilo Gallinari, Vittorio, de compañero) y como entrenador en los ’90, mientras que de todos es sabido que Gallo aprendió a jugar a esto del baloncesto en el Armani Jeans antes de saltar a la NBA en 2008.

STAT & Gallo, ayer en Milan, empezándose a compenetrar

Pero lo que de verdad importa es lo que suceda a partir del 27 de Octubre, cuando empieza la regular season para los de New York (debutan en Toronto). Así que este post tratará de analizar de la forma más objetivamente posible (nada fácil en este caso, os lo aseguro) cuáles pueden ser las posibilidades de los Knicks de cara a esta temporada 2010-11, que con tantos cambios en el roster empieza.

Honestamente, seguir a los Knicks ha sido mucho más interesante en estos últimos dos meses que en los últimos… diez años? La década perdida. Por fin este verano la franquicia ha ido al mercado y se ha traído jugadores, a diferencia de los últimos años donde lo único con lo volvíamos era pena y dolor. El gran movimiento de agentes libres y fichajes acontecido este verano nos deja All-Stars y jugadores con sólidas credenciales. El pulso baloncestístico de todos los fieles seguidores knickerbockers se ha acelerado, el maltratado imaginario de los fans por fin empieza a despertar. Los Knicks tienen de una vez por todas algo que vender a una ciudad que, hasta ahora, no quería comprar.

Pero antes de ilusionarnos demasiado, vamos a introducir un poco de realidad en este punto. Amar’e Stoudemire, el nuevo jugador-franquicia, no es Pat Ewing. Raymond Felton, que seguro aportará alivio en la posición de base, no es Walt Frazier. Y Anthony Randolph, dotado de músculo, rapidez y un gran salto vertical, no es The Pearl. Pero al mismo tiempo tampoco son Eddy Curry, Stephon Marbury o Jared Jeffries, símbolos de una era llena de la más profunda decadencia que esperemos haya ya quedado para siempre atrás.

No es King James, pero lo sacamos a lucir por Times Square igualmente

No ha sido el verano que soñábamos, simplemente porque no hemos firmado a LeBron James. Y aceptarlo es parte del proceso de recuperación. Pero se ha desarrollado una especie de Plan B (que podría ser llamado Plan “Más Vale Esto Que Nada”) que en vez de situarnos en la lucha por el anillo este mismo año, nos sitúa posiblemente en playoffs. Un lugar, no nos olvidemos, que forma parte de nuestro ADN como franquicia pero que no visitamos desde hace seis años. En vez de haberse traído los Knicks a una superestrella que merezca las portadas y el revuelo mediático que solo una ciudad como New York puede ofrecer, tenemos a un grupo de jugadores que, al menos, seguro conseguirán que los fans del Madison Square Garden no se vayan antes que suene la bocina de final de partido; eso sí, mientras esperamos que esa superestrella acabe llegando a la franquicia, en uno o dos años.

Echando una ojeada objetiva al roster, solo tenemos una mercancía de primera calidad y esa se llama Stoudemire, un fluido y versátil power forward que corre la pista y sabe cómo anotar por él solo. La intriga radica en aquellos miembros del equipo que pueden estar muy cerca de llegar a un importante punto de inflexión en sus todavía jóvenes carreras: Randolph, Felton y Gallinari, éste último el único miembro del antiguo roster que se ha ganado por méritos propios espacio en este nuevo proyecto. Donnie Walsh (Presidente de Operaciones del equipo), uno mismo y toda la ciudad entera, estamos a la espera que al menos uno de estos tres jugadores rompa el molde esta temporada y se convierta en una activo que querramos conservar, (o usar como moneda de cambio el verano que viene).

Así de bien luce la nueva Rev30 de Adidas en la espalda de Amar’e

Porque no seamos necios, la reconstrucción de la franquicia no pasa solo por un proyecto de un único verano. Nuestra tarea este año es desarrollar los potenciales de tantos ya buenos jugadores como sea posible para ponerlos como anzuelos en la cacería que será también el verano que viene, más teniendo en cuenta que ya hemos sacrificado dos futuras opciones de #1 del Draft en nuestro intento (precipitado no, lo siguiente) de aligerar la carga salarial. Es público y notorio entonces, sí, estamos buscando a una estrella de entre lo que ya tenemos dentro del vestuario.

Puede ser Randolph nuestro hombre? La opinión general de muchos GM’s es que ha sido altamente infrautilizado por Don Nelson en su etapa en Golden State. Ahora, en cambio, tendrá 30 o 35 minutos por partido. Randolph es un jugador que puede hacer de todo y bien desde debajo el aro hasta una distancia de 6 metros del mismo, así que en los sistemas de D’Antoni puede ser un sólido segundo mejor anotador. La tacañería en minutos y rol en el equipo que Nellie tuvo con él puede generarnos dudas. Y qué tal Felton? Bueno, pues ha sido un base muy consistente en sus cinco temporadas en los Bobcats, promediando 13.3ppg y 6.4apg y no siendo imprudente con el balón en sus manos. Evidentemente no está dotado de la rapidez de los mejores pointguards de la Liga pero aún así cuesta creer porque en Charlotte no intentado con más fuerza que se quedara. Y Gallinari? Lo mejor es que tiene solo 22 años y que en la temporada pasada, después de perderse 28 partidos en su año de rookie por problemas en la espalda, dio algunos pasos adelante realmente impresionantes, anotando 15.0ppg y mostrando un buen tacto desde la línea de tres (38%). Pero con 2’08m, quizá no es el tipo de jugador que uno quiere que lance los triples.

Del éxito de esta relación dependerá en gran parte el devenir de NYK

No nos olvidamos los knickerbockers del tema de la defensa, porque de la capacidad de D’Antoni de enfatizar los sistemas defensivos depende en realidad nuestra presencia o no en los playoffs. Y las dudas existen y es razonable que así sea, sobretodo por las pequeñas siestas que suelen echarse tanto Stoudemire como Randolph en este aspecto del juego. Pero para llegar a la post-temporada (más en el Eastern) habrá que aprender a parar a jugadores, sea como sea.

Que estos Knicks son por fin algo distinto, algo esperanzador? Claro, cómo no van a serlo! Más comparados con los de la última década y teniendo en cuenta que la media de edad del actual roster está en 24 años. Mejoraremos seguro, pero de lo que se trata es de saber cuánto mejoraremos, y si ha valido finalmente la pena pasar por todo lo que en los últimos años hemos pasado.

2 respuestas a Knicks > Intento De Informe Objetivo

  1. Abel dice:

    Gallinari es puro glamour y eso también cuenta en este deporte…o no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s