Derrick Rose: MVP

 

No… ¿en serio?

No es otro que el propio Rose el que, en declaraciones a FanHouse de ayer mismo, se postula como aspirante de pleno derecho a ser el Most Valuable Player de 2011. Y es la segunda vez en la última semana en la que él mismo se pone en la primera fila de candidatos a conseguir el preciado galardón, por lo que uno debe suponer que lo dice conscientemente y que cree firmemente en ello. Nada que objetar.

Se acepta el argumento que dice que LeBron James y Dwayne Wade se perjudican el uno al otro en sus opciones a futuros MVPs por el hecho de compartir equipo; de la misma manera que dos actores nominados a los Oscars por la misma película se quitan votos el uno al otro a la hora de conseguir la estatuilla. Así que, en la línea que ha abierto Rose, quitémoslos de la lista. Aún con ello, uno puede pensar en como mínimo media docena de jugadores que a día de hoy están por delante del guard de Chicago para conseguir el premio esta próxima temporada: Kevin Durant, Kobe Bryant, Dwight Howard, Chris Paul, Steve Nash o Deron Williams; y incluso un grupo de candidatos secundarios que podría estar formado por Brandon Roy, Amar’e Stoudemire o hasta Josh Smith. (Nota a los fans de los Spurs: Duncan es el mejor pívot que ha dado la NBA en la última década o más, pero no está incluido porque hay que temer que ya no jugará lo suficiente como para ser seriamente considerado).

¿Puede entonces Derrick Rose realmente estar en las conversaciones para MVP 2011 como él mismo proclama?. Vamos a decir que sí. Pero vamos a entonces a sugerirle que haga un par de cosas:

Ataque o Defensa: Rose o Howard. Distintos argumentos para un MVP

1) MEJORAR EL ATAQUE DE CHICAGO: La temporada pasada, solo tres equipos anotaron menos puntos por cada 100 posesiones que los Bulls. Sobra decir que en lo ofensivo, las salidas en el verano de 2009 de Ben Gordon o John Salmons se dejaron notar pues, el año pasado, Chicago anotó cinco puntos menos por cada 100 posesiones que en la campaña 2008-2009. Pero no seamos injustos; esto no es únicamente responsabilidad de Rose, ni mucho menos. Más bien decir lo contrario sería atenerse a la realidad: Rose fue la temporada pasada el único activo atacante consistente de entre los destartalados sistemas ofensivos que practicaban los Bulls con Vinny Del Negro. De hecho, la eficiencia individual de Derrick Rose mejoró al mismo tiempo que aumentaba la carga ofensiva que el jugador debía soportar. Suele ocurrir en estos casos, que los jugadores que, de un año a otro, ven aumentado su peso en ataque en los sistemas de su equipo, ven subir también su ratio de pérdidas de balón tanto como baja su porcentaje de tiro.

No con Rose. Que además vio como su ratio de asistencias, aunque ligeramente, también aumentaba, situándose en el #19 de entre los jugadores que jugaron más de mil minutos la temporada pasada (justo detrás de Tony Parker y por encima de jugadores como Chauncey Billups, Brandon Jennings o Tyreke Evans). Ok, en este punto todavía no es nadie al lado de Deron Williams, Chris Paul, Steve Nash o Rajon Rondo, pero sin duda su generosidad no es tan mediocre como muchos insisten en señalar.

Dos #1 de Draft frente a frente. (107 – 96) para Bulls en pretemporada

Con Tom Thibodeau como nuevo head coach, los Bulls prometen ser una franquicia en la élite de la Liga en lo que a defensa se refiere, así que un ataque de nivel medio les situará seguro por encima de las 50 victorias y quizá con la capacidad de amenazar el triunvirato que en el Eastern formarán Heat, Celtics y Magic allá por los meses de Mayo o Junio. Porque además el trabajo realizado en los despachos del United Center este pasado verano ha sido más que satisfactorio en lo que a balance ofensivo se refiere. Rose puede ahora beneficiarse del incansable trabajo (también ofensivo) de Carlos Boozer en el poste bajo, o de los buenos movimientos en busca de tiros abiertos que aportará Kyle Korver. Como consecuencia, otro aumento en el número de asistencias por partido del #1 de los Bulls será una realidad.

Pero si como decíamos Rose quiere aspirar a MVP, en ataque deberá mostrar más eficiencia tanto desde más allá de la línea de tres puntos como yendo más veces a la linea de tiros libres. El primer aspecto podría considerarse una batalla perdida atendiendo a los solo 32 triples anotados por el jugador no en la última temporada sino en las dos últimas. Alarmante, más cuando su paso por la USA Basketball de este verano no demostró ninguna consistencia, o ni tan siquiera ligera mejora, en este sentido. El segundo aspecto, si no una batalla perdida, si es un dato muy mejorable de Derrick Rose: de los 37 jugadores que tiene la NBA que acaben la jugada en, como mínimo, el 25% de las posesiones totales de sus equipos (entre los que está Rose), Derrick ocupa el lugar número 30 en porcentaje de tiros libres. Y eso no es suficiente para Chicago Bulls, y ya puestos, para ser el MVP 2011.

Plantar los pies, mirar al aro y mecanizar el tiro es un problema

2) MEJORAR EN DEFENSA: Más cifras delatadoras que denotan que una mejora (en este caso defensiva) debe ser puesta sobre la mesa por parte del #1 del Draft de 2008: la temporada pasada, los Bulls permitieron más puntos en contra por cada posesión con Rose en pista que con él en el banquillo. Pocos sí, pero más al fin y al cabo. Oops!. Aún así, estamos hablando de una tremenda mejoría respecto a su temporada de rookie, en la que Chicago concedió 7,9 puntos más por cada posesiones con Rose sobre el parqué que sin él.

Una buena noticia es que no hay franquicia ni jugador entrenado por Tom Thibodeau que no mejore en sus prestaciones defensivas (para los que todavía duden, preguntar a Paul Pierce o Ray Allen, cuya reputación defensiva mejoró, y mucho, con Thibodeau de asistente en Boston). Una mala noticia es que defender a los point guards de la NBA es cada vez más duro porque cada vez son más rápidos (léase John Wall) y más atléticos (léase Tyreke Evans), y la baja de Kirk Hinrich (traspasado a los Wizards en verano) deja sin alivio a Rose en este sentido.

Con Tom Thibodeau al mando tienes defensa pero te falta experiencia

Más agresividad en las líneas de pase y un mejor desplazamiento defensivo lateral (como por cierto esta vez sí demostró en el último Campeonato del Mundo disputado en Turquía) deben ser un must si lo que quiere Rose es aspirar a que, de momento, se le empiece poniendo en los últimos lugares de los candidatos a MVP 2011. Todavía no más arriba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s