Solo Puede Quedar Uno

 

La experiencia nos dice que cuando de verdad se debe empezar a evaluar la trayectoria de los equipos en temporada regular es, al menos, con 20 partidos jugados. Pero nada ni nadie prohíbe sacar algunas buenas conclusiones con tan solo dos semanas de competición. Más, cuando de lo que hablamos es de cómo están los tres verdaderos aspirantes al anillo: Lakers, Celtics y Heat.

Seguro que este pequeño grupo de tres elegidos puede expandirse o contraerse más todavía a medida que la regular season avance, pero todavía es pronto para incluir a franquicias como Dallas (3 – 2, cuartos en diferencia de puntos por cien posesiones), Hawks (6 – 1, quintos) o Hornets (6 – 0, sextos). Como también lo es para eliminar a los Magic (4 – 1), a pesar de que hace unos días fueron más que humillados por Miami.

L. A. > El triángulo funciona mejor que nunca:

Hasta ahora, la Liga anota 102.5 puntos por cada 100 posesiones (la media de la temporada pasada fue de 104.9). Un inicio lento, pero nada que no sea normal, pues la eficiencia en los ratios de tiro de los jugadores NBA suele aumentar a medida que trascurren los partidos. Aún así, hay equipos que ya están siendo más eficientes que el año anterior. Arriba del todo de esa lista se sitúan los Lakers, que ocupan el #1 (y equipo más mejorado) en ataque, anotando 114.0 puntos por cada 100 posesiones. Con el mismo talento principal, pero con un buen aumento de talento secundario (Blake, Brown, Barnes), puede parecer normal que los Lakers ocupen ese lugar de privilegio en lo que a sistemas ofensivos se refiere; pero hace tan solo un año, los mismos eran tal vez un poco mediocres, promediando solo 101.0 puntos por esas mismas 100 posesiones.

La mejora llega por varios frentes: están tirando significativamente mejor, cogiendo bastantes más rebotes ofensivos, perdiendo menos balones y acudiendo en más ocasiones a la linea de tiros libres. Si hasta en solo 7 partidos (sin derrota) de lo que va de regular season ya se han visto triples-dobles de Bryant (en Sacramento, el 17º de su carrera) o hasta Gasol (esta pasada madrugada ante Portland, el 4º). Si Los Angeles consigue mantener la mayor potencia de su ataque junto con una defensa que, por cierto, lleva mejorando en cada una de las cuatro últimas temporadas, las 57 victorias en temporada regular del año pasado se verán considerablemente superadas. Y todo esto, de momento, con Bynum en la nevera esperando a aparecer cuando su técnico considere oportuno.

Todo bajo control. Más si Pau sigue al nivel de anoche (24 – 14 – 10)

Por poner un pero, decir que seis de los siete equipos contra los que hasta ahora se han enfrentado los angelinos (Houston, Phoenix, Golden State, Memphis, Sacramento y Toronto) están entre los peores defensores de lo que llevamos de Liga. Cuatro de ellos entre los diez últimos, y tres entre los cinco peores. El primer gran test, sin embargo, el de esta pasada madrugada ante los Blazers (5 – 2 antes del partido), se ha superado con nota. O dicho de otra forma, ganando de 25. Huele, todavía de lejos, a cuarta final consecutiva.

Boston > Arriba, y no de rebote:

Ningún equipo vio retroceder sus registros reboteadores la temporada pasada tanto como los Celtics. Y de encontrarte con Doc Rivers y preguntarle por las pasadas Finales, el coach de Boston sería el primero en decirte que la catarsis debajo del aro que su equipo vivió en el Game 7 de las mismas fue la causa de no poder levantar la 18º bandera de campeones. Consultemos tan solo el boxscore de aquel trepidante encuentro y nos encontraremos con 23 rebotes ofensivos que los Celtics permitieron a los Lakers.

Rivers es feliz concediendo rebotes defensivos a sus oponentes (casi prefiere que su equipo pare las transiciones del rival que quizá permitirlas acudiendo en masa a por rebotes ofensivos), pero se muestra de lo más contrariado cuando es su equipo el que no los logra. El año pasado, los C’s eran solo un equipo del montón en cuanto a recoger rechaces del propio aro (13º en el ranking NBA de rebotes defensivos, cogiendo solo el 73.8% de los posibles rebotes); pero este año las cosas han cambiado: Con un 76%, suben de ese 13º al 5º lugar de la Liga en ese aspecto. Eso, más la mejora también cosechada en los rebotes ofensivos, les sitúan como el cuarto equipo más mejorado en la faceta reboteadora (defensiva y ofensiva) de la NBA este año, tras Golden State, New Jersey y Orlando.

Líder de su equipo. Rivers sabe cómo tratar y exprimir a los C’s

Que son un equipo enorme en defensa ya no es noticia. Que si consiguen mantener los márgenes de mejora hasta ahora obtenidos en rebotes en ataque y en defensa puede que repitan presencia en las Finales del mes de Junio, quizá tampoco.

Miami > Una gran defensa es el mejor ataque:

Quizá el mérito más grande y menos reconocido de los Heat de Wade, James y Bosh, es que, oh sorpresa, tienen de largo la hasta ahora mejor defensa de la NBA, permitiendo a sus oponentes unos ridículos 87.9 puntos a favor por cada 100 posesiones ante Miami.

Hace tres años, los Celtics cerraron la temporada con la mejor defensa de la Liga en los últimos 20 años, permitiendo 8.6 puntos menos que la media de la NBA esa campaña por cada 100 posesiones. Ahora, leamos con detenimiento: esos 87.9 que de momento permiten los Heat, son 14.6 puntos menos que la media de la Liga esta regular season. Evidentemente, este asombroso registro no podrá mantenerse durante los 75 partidos que les quedan por disputar a los de Eric Spoelstra, pero no se puede negar que los datos son los que son, y son de los que cuesta no levantarse y aplaudir.

Te aplaudimos nosotros a tí, coach Spoelstra. Y Pat Riley también.

Mientras unos divagan sobre el rol de cada uno de los miembros del Big Three en el equipo, otros sobre la posibilidad de James de acabar asentándose en el puesto de base, otros sobre cuánto y cómo se comparte el balón y otros sobre si la lesión de Mike Miller ha complicado la rotación en este inicio de temporada regular, los Heat han demostrado ya que son un equipo que, lejos de florituras y egos varios de megaestrellas, son un conjunto al que solo le vale el anillo este primer año. Y de seguir así, puede acabar ocurriendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s