Sucedió Un 9 De Noviembre…

 

Pasa cada temporada. Hay noches en la NBA en las que suceden un sinfín de momentos memorables destinados a pasar a la historia. De costa a costa, de Norte a Sur. Esta pasada madrugada ha sido una de ellas. De Indiana a New Jersey, pasando por Miami, parando luego en New Orleans y cruzando todo el país para acabar en Los Angeles…

…Dónde empieza nuestro relato. 99 – 94, victoria de los Lakers ante Timberwolves, que coloca el 8 – 0 para los de Phil Jackson en el que ya es el mejor inicio de la franquicia angelina desde la temporada ’97 – ’98. Pero algo más sucedió en el Staples ayer noche, al conseguir Kevin Love el record de rebotes de un jugador NBA esta temporada con 24 (11 ofensivos). En New Orleans siguen, mientras tanto, frotándose los ojos. Victoria sólida ante los Clippers (101 – 82) que coloca el 7 – 0 en el balance de los Hornets y convierte a este inicio de regular season en el mejor de toda la historia de la franquicia; eso, el año en que Chris Paul debía estar más con un pie fuera que con los dos dentro.

2 de los 21 puntos que también ha anotado Love esta madrugada

En South Beach los Heat llevaban seis triunfos consecutivos ante Utah Jazz antes de iniciarse el partido que les ha enfrentado esta madrugada en el American Airlines Arena… y nada hacía parecer que esta racha fuera a cambiar pues los Heat ganaban de 19 en el descanso y de 13 al iniciarse el último cuarto. Pero esta era la noche de Paul Millsap. Aquella noche que todo niño sueña y todo profesional espera… aunque normalmente nunca llegue. Para empezar un tiro sobre la bocina de Millsap ha llevado el partido a la prórroga en las dos últimas décimas del partido. Eran solo 2 de los 46 puntos con los que el power forward de los Jazz ha destruido a la, hasta ahora, mejor defensa de la Liga. 46 puntos, record personal del jugador, claro, pero record también de anotación de un solo jugador en un solo partido en lo que llevamos de temporada 2010-11 (empatado con Monta Ellis, que los consiguió ante Houston en la opening night de los Warriors). Lo mejor de todo y que sirve incluso de principal argumento para hablar de que ha sido la noche de Millsap es su acierto desde la linea de tres. 3 de 3… bueno, no está mal pero… cómo nos queda el cuerpo al saber que en toda su carrera NBA, Millsap hasta ahora solo había convertido 2 triples de 20 intentos?

Ni el 29º triple-doble en la carrera de James (20 – 11 – 14) o los 39 puntazos de Wade han podido salvar los muebles. Es la tercera derrota en ocho partidos de los presuntamente imbatibles Heat, las mismas que, por cierto, tienen a día de hoy Cleveland Cavaliers tras la trabajada victoria de éstos en New Jersey (91 – 93). Oooops!.

Una imagen de su partido para el álbum de Paul Millsap

Todo esto, entero, compactado y empaquetado en una sola noche. Aún así, acabemos el viaje en Indiana, donde han sucedido cosas todavía más extraordinarias.

Porque ganar a Denver en el Conseco Fieldhouse de Indianapolis es inusual pero no extraordinario. Ya meterle 144 puntos, ganar de 31 y dejar a Carmelo Anthony en 13 puntos es menos habitual aunque quizá todavía no extraordinario. Lo que realmente se sale del guión de tal forma que se convierte en algo histórico es anotar 54 puntos en un solo cuarto (el tercero) consiguiendo anotar 20 de los 21 tiros de campo de los Pacers en ese periodo. Perfecto. Bueno, casi perfecto.

Los 54 puntos de los Pacers en el tercer periodo son la mejor marca en la historia de la franquicia y la cuarta más elevada en la historia de la NBA en un solo cuarto. Pero los 20 de 21 en tiros de campo de Indiana en ese periodo son algo más. Son leyenda. 95.2% de acierto en tiros de campo en esos 12 minutos. Y no fue un 100% porque Josh McRoberts falló un triple a solo 3 segundo de terminar ese periodo. Y no es que los Pacers anotaran solo bandejas fáciles, ni mucho menos. El boxscore nos dice que en el ya histórico mejor cuarto de los últimos tiempos, Indiana anotó 8 de 9 en tiros de tres puntos, sobresaliendo los 7 de 7 en tiros de campo de Mike Dunleavy (5 de 5 en triples). Del 59 – 49 del descanso al 113 – 76 con el que se inicio el último cuarto. Bestial.

Un salto inicial como cualquier otro. Pero de un partido distinto a todos

31 puntos y +34 en el balance +/- para Mike Dunleavy

No imagino algo más divertido en una cancha de baloncesto”, ha dicho Jim O’Brien (coach de Indiana) en el post-partido. “Ha sido espectacular, algo muy divertido de ver”, añadía George Karl (entrenador de Denver). Unanimidad incontestable, en la victoria y en la derrota. Cuando la historia llama a la puerta, el resultado es lo de menos.

4 respuestas a Sucedió Un 9 De Noviembre…

  1. Lucas Nuñez dice:

    Agrego un dato que se te escapó: Paul Millsap convirtió 11 de sus 46 (incluyendo su 3 de 3 en triples) en los últimos 29 segundos del tiempo regular, sencillamente impresionante!

    • 11 puntos en 29 segundos!!!!????
      Eso es como lo que hizo McGrady ante los Spurs hace unos años, no?
      Gracias por el dato.
      Me encanta cuando complementáis artículos.
      Seguimos en contacto, compañero.

  2. D_Wade_3 dice:

    uff fue increible la remontada de utah menos mal k n me fui a la cama al descanso. menuda 2 parte me hubiera perdido

    • Ver esa segunda parte + la prórroga en directo tuvo que ser lo máximo.
      Enhorabuena por la paciencia y por poder aguantar el sueño.
      Sabes qué partido dan por Cuatro el viernes?
      Un saludo, crack.
      Seguimos en contacto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s