La Perfección Y Más Allá

 

Perfecto,ta: (adj.) Dícese de algo o alguien que posee el grado máximo de una determinada cualidad. La de Pau Gasol, esta pasada madrugada, ha sido el acierto. 10 de 10 en tiros de dos y 8 de 8 en tiros libres, para un total de 28 puntos, 9 rebotes, 5 asistencias y 4 tapones.

Una muestra de lo caprichoso del destino: hasta hace solo dos días, solo un jugador en toda la historia de la NBA había anotado más de 20 puntos, cogido más de 5 rebotes y repartido más de 5 asistencias sin fallar ni un solo tiro de campo ni ningún tiro libre (lanzando como mínimo cinco de cada). Fue Charles Barkley en la temporada 1988-89. En las dos últimas victorias de Los Angeles Lakers (el viernes en Minnesota y ayer ante Golden State), primero Matt Barnes (7 de 7 en tiros de campo, con 5 triples, 5 de 5 en tiros libres, 7 rebotes y 6 asistencias) y ahora Pau Gasol, también lo han conseguido.

Otra de números: En la historia de la franquicia de los Lakers, es la sexta ocasión que un jugador no falla ningún tiro (con un mínimo de 10 intentos) en un mismo partido. Wilt Chamberlain (14 de 14), Mitch Kupchak (actual GM del equipo, 11 de 11), Kareem Abdul-Jabbar (dos veces, 11 de 11), Byron Scott (actual entrenador de los Cavs, 10 de 10) y, desde ayer, el de Sant Boi.

Gasol anota 1 de sus 18 tiros sin fallo ayer. Felicidad completa

Lo mejor de todo quizá sea que, aunque como dice el tópico, no valoraremos la verdadera dimensión de lo que está haciendo Gasol en la NBA hasta que éste se retire, a uno ya no le sorprenda la trascendencia de sus actuaciones noche sí noche también, porque ya no sorprende ni a su propia franquicia, ni a sus propios compañeros (empezando por Kobe), ni a la propia NBA. Pau es muy nuestro, pero ellos se lo sienten muy suyo. Para la Liga, Pau es “simplemente” el mejor power-forward de la competición en estos momentos, doble campeón de la NBA (triple, quizá dentro de unos meses), tres veces All-Star (cuatro, en Febrero), líder de la competición en doble-dobles (11 en 14 partidos esta regular season), y con unos números, los mejores de su ya larga trayectoria en Estados Unidos, que confirman que está en su plenitud como deportista profesional tan trabajador como talentoso: 22.8ppg, 12.0rpg, 4.1apg y 1.7bpg.

Por tanto, y con solo la perfecta actuación de esta pasada noche como un motivo más a añadir a la discusión, debatir sobre la posibilidad de que Gasol pueda llegar a ser el MVP de la temporada 2010-11 no nos debe coartar. Rubores a parte, no se trata de barrer para casa o de subjetivizar lo que ya es objetivable. Se trata, tan solo, de leer lo que se publica en Estados Unidos, de ver los rankings que, semanalmente, publican varios mass media norteamericanos. Se trata también de preguntarle a Phil Jackson o a Kobe Bryant. Todos coinciden. Pau va el primero en la lista de aspirantes. Así que la pregunta no puede ser otra: ¿Qué necesita Gasol para ser el Most Valuable Player de la NBA esta temporada?

Una respuesta obvia podría ser dejar de tener a Kobe Bryant de compañero, teniendo en cuenta que uno de los mayores obstáculos que existen para un candidato a ser MVP por primera vez es la presencia de un antiguo MVP en el mismo roster. Bryant es, todavía y por supuesto, el mejor jugador de la franquicia angelina, así que es difícil para Gasol o cualquier otro compañero que vista de oro y púrpura estar por encima de Kobe en las votaciones finales. Pero no nos confundamos, “deshacerse” de Bryant (sea cual sea el significado de esta inapropiada expresión) haría más mal que bien a Pau Gasol pues el número de victorias (parte importante del portfolio que un buen aspirante a MVP debe presentar) se reducirían significativamente. Además de, entre otras cosas, significar que las defensas se centrarían en Gasol como primera opción como ocurría en su etapa en Memphis.

Como complemento de lujo de Bryant, Gasol ya se queda corto

Descartada pues esta opción, la respuesta a la anterior pregunta se encuentra, según Phil Jackson, no en las condiciones físicas ni técnicas de Gasol, sino en su mentalidad. Es cierto. Viendo algunos resúmenes de partidos de los Lakers de esta temporada, uno puede apreciar como a Pau, ya considerado por la Liga y por todos sus jugadores una estrella tan o más peligrosa que el propio Kobe, le dan cada vez más duro. Las actitudes en defensa de Channing Frye o Hakim Warrick en la última derrota de Lakers de esta temporada ante los Suns son el ejemplo de lo que espera a Gasol por el hecho de haber subido su nivel, aún más, de peso dentro de los campeones de la NBA. Frye estuvo constantemente usando ambas manos para empujar a Gasol fuera de la zona, tuviera o no el balón. Warrick, por su parte, más bajo que Pau y que Frye, debía abrazar (literalmente) a Gasol para ni tan siquiera dejarle levantar los brazos cuando el catalán tratara de luchar por un rebote. Además, cuando, a pesar de todo ello, Pau consigue levantarse para tratar de anotar, existe ya la tendencia a pegarle manotazos sin piedad para, al menos, intentar que falle algún tiro libre de la falta cometida, pero evitando la canasta anterior. Lo hizo Ben Gordon hace unos días en el Palace de Auburn Hills de Detroit, y la frecuencia de este tipo de duras infracciones va a más.

Podemos observar como, ante toda esta serie de nuevas artes a las que Gasol se ve sometido, la reacción del jugador suele ser correcta. Puede llegar a mirar desafiantemente a alguno de los árbitros, pero jamás levanta los brazos y pocas veces niega con la cabeza; menos ahora con la nueva norma que casi no permite ni protestar educadamente a los jueces del partido. ¿Debe cambiar esta rectitud Gasol? No, por el bien del equipo… O sí. Veamos. Digamos que lo que debe hacer Gasol al respecto es dar aquello que recibe. Aprender a utilizar cierta nueva dureza en ataque y no estar pendiente de si los árbitros le van a sancionar por ello…

…Porque no lo harán. Si en alguna competición deportiva se respetan las jerarquías que el propio talento y actitud otorgan con el paso del tiempo es en la NBA. Si lo malo de tener infinidad tanto de lo primero como de lo segundo para Pau Gasol es que las defensas tratan más que nunca y de más formas que nunca que no tenga el balón en sus manos (las consecuencias de ello tan solo hace falta preguntarlas a los Warriors de esta pasada madrugada), lo bueno es que los árbitros permiten también siempre más contactos ofensivos del jugador que más recibe, una vez le llega el balón.

Ir incluso más duro a canasta es el siguiente paso

Kobe Bryant, Paul Pierce, LeBron James, Dwayne Wade… cualquiera que juega ante ellos sabe que, de algún modo, reglamento en mano, muchas de las veces que anotan también cometen en algún momento de la acción una posible falta personal. Y les está permitido (mientras la falta no sea flagrante), y no pasa nada. Nadie se queja. Ni unos, ni otros. Una lista de algunos de los antiguos galardonados con el MVP (Larry Bird, Charles Barkley, Kevin Garnett, Karl Malone, Kareem Abdul-Jabbar, Bill Russell…) nos permite ver como todos ellos se mostraron despiadados en cuanto a competitividad se refiere. Incluso algunos de los menos obvios (Steve Nash, Tim Duncan o Dirk Nowitzki) esconden buenas dosis de dureza en ataque, detrás de un exterior más bien plácido.

Phil Jackson ha ganado 11 anillos de campeón de la NBA, pero además, ha entrenado / fabricado a tres ganadores del MVP (Jordan, Shaq y Kobe), con lo que sabe lo que hay que tener para llevarse el premio. Y si ahora se lo demanda a Pau, es porque Gasol está ya al nivel de conseguir el premio. Y eso, aún siendo un premio en sí, seguro que no será suficiente para el cada vez más voraz instinto de aquel chico enclenque que apareció de la nada en el año 2000 y que, una década después, tiene a quizá la franquicia más importante de la NBA besando por donde pisa.

4 respuestas a La Perfección Y Más Allá

  1. raül dice:

    A me em continua semblant un ànec al córrer, però dels bons, és clar !!

  2. KB # 24 dice:

    Como me gusta leerte! Segueix així!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s