Fuera De Casa Como En Ningún Sitio

 

En ese vuelo de costa a costa, de madrugada, puede que los Knicks soñaran todavía con la posibilidad de traerse con ellos a LeBron James. O quizá contaban, uno a uno, los mates que por encima de ellos acababa de hacer Blake Griffin, como quien cuenta ovejitas para poder encontrar el sueño… Tal vez, en cambio, un sueño profundo y placentero invadió a la cabina del vuelo de LAX a JFK y a todo su pasaje al percibir que aquella era la vuelta del mejor viaje que la franquicia había tenido en los últimos más de dos años. Victorias en Sacramento, Oackland y Los Angeles, y derrota por los pelos en Denver.

Ocho días atrás, cuando dejaron New York el pasado lunes, retumbaba todavía entre el fuselaje del mismo avión, la misma cabina y el mismo pasaje, los abucheos con los que los fans despedían al equipo tras, en aquel momento, la quinta derrota consecutiva (96 – 104, ante Houston) que llenaba el Madison Square Garden de gritos pidiendo la destitución del coach Mike D’Antoni como primera cabeza de turco.

En este periodo, algunas declaraciones de STAT tampoco ayudaron

Pero fue llegar a la soleada California y encontrarse consigo mismos. Primero los Kings, después los Warriors y finalmente, y a pesar de Blake Griffin, Los Angeles. Esta último partido, naturalmente, será para siempre el de los dos mates (el primero ridiculizando a Mozgov, el segundo a Gallinari) que Blake Griffin dejó para la posteridad de la Liga y para el póster mensual a doble página de la revista SLAM de Diciembre… pero, por si a alguien se le escapó entre tanto YouTube para ver cómo Mozgov y Gallinari recibían el abuso del rookie de los Clippers, conviene recordar que los Knicks se llevaron el partido.

Y también algo más de vuelta a New York. Para empezar, la gira ha servido para comprobar que Ronny Turiaf ya está en condiciones tras la lesión, con lo que ya no tenemos que sufrir por ver al ruso en pista, pues Turiaf refuerza a gran nivel la defensa del equipo desde la posición de center titular. Raymond Felton ha demostrado también en estos cuatro partidos que parece que ya ha aprendido a calmar al equipo, además de emerger como una amenaza anotadora más que interesante (22.5ppg en la gira, destacando los 35 en el Oracle Arena de Oackland). Y Danilo Gallinari al fin ha convencido como jugador fiable, a parte de Stoudemire, en ataque, con una media de 25.5ppg en estos cuatro partidos seguidos fuera del MSG, quizá la mejor racha de juego del italiano en su carrera; gracias al paso adelante que representa en su desarrollo como jugador el hecho de no apoyarse solo en su gran destreza como tirador, sino también penetrando con fuerza hacia el aro y así sacando faltas al rival. De hecho, Gallo ha ido a la linea de tiros libres una media de 11 veces por partido en esta gira, con un tope personal de 17 en Sacramento.

Defensa: Turiaf pone uno de sus tres tapones en Oackland

Ataque: …mientras Felton anota dos de sus 35 puntos

El balance 6 – 8 (tres victorias seguidas) con el que los Knicks vuelven al Madison permite, además de situar al equipo en el lugar mínimo en el que debe estar en el Eastern, tener la oportunidad de construir algo sólido en base al momento presente, y al futuro inmediato, teniendo en cuenta que de los 10 próximos partidos de New York, solo dos son contra franquicias con un balance positivo victorias / derrotas (Hawks y Hornets).

Con mucho aprendido ya en ataque y mucho más por aprender todavía en defensa. En lo ofensivo, principalmente los Knicks han emergido como un equipo con sistemas fluidos y cohesionados. Los 120.0 puntos de media por partido en sus últimos cuatro desplazamientos son el reflejo de pasar de ser del 24º equipo en eficiencia ofensiva (puntos por cada 100 posesiones) el pasado lunes, al 8º ayer; gracias, en parte también, a la indiferencia defensiva de Kings, Warriors y Clippers.

Ok en ataque, los sistemas defensivos de D’Antoni están cuestionados

Para lo bueno y para lo malo, este ya empieza a parecerse a un equipo tipo de Mike D’Antoni, con actualmente el segundo mejor registro de la NBA en cuanto a número de posesiones por cada 48 minutos, permitiendo mucha anotación del rival (normalmente éste no baja del 45% en tiros de campo) pero garantizando también mucha. Un combate a golpes donde no gana el que cae antes sino el que pega más. La clave ha estado, hasta ahora, pasar del Felton playmaker al Felton anotador. Mientras en los diez primeros partidos era muy difícil ver una situación de pick and roll que no fuera protagonizada por Stoudemire y el propio Felton, ahora son también Landry Fields y Danilo Gallinari los que participan de esta opción, con Felton esperando el tiro abierto. Un mejor movimiento del balón en pro de más amenazas ofensivas.

Es un primer paso, refrendado por el 5 – 4 que el equipo presenta lejos del Madison Square Garden. Pero quedan muchos más, empezando por mejorar el infame 1 – 4 que los Knicks tienen en casa, donde hoy reciben a los Bobcats. Quizá sea mucha la presión que el gran número de nuevos jugadores del roster sientan al jugar en un escenario tan mítico… o quizá solo se trate del tiempo que tantas caras nuevas necesitan para empezar a fusionarse. De momento, por el camino, ya se ha quedado Anthony Randolph. Que sea el único.

2 respuestas a Fuera De Casa Como En Ningún Sitio

  1. raül dice:

    well done !! i love this web ! Great spud WEB !!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s