… Y Subiendo

 

En serio, es inevitable. Aunque Oklahoma City hubiera empezado la temporada 14 – 1 (que no lo ha hecho), aunque Kevin Durant hubiera estado inconmensurable (que no lo ha estado) y aunque los Thunder hubieran emergido rápidamente como la única opción a hacer sombra a Los Angeles Lakers (que no ha sucedido); algunos críticos hubieran empezado a cuestionarse  si es demasiado pronto para que uno de los equipos más jóvenes y más talentosos de la NBA puedan ser designados como aspirantes legítimos al anillo.

Al empezar esta regular season, las expectativas para Oklahoma City estaban por las nubes. Por ganar 50 partidos en la temporada pasada y, sobretodo, visto lo sucedido en la primera ronda de los anteriores playoffs ante los finalmente campeones Lakers. Así que de ellos se esperaba que dieran ese gran salto y que lo dieran a la voz de ya. En cambio, el balance victorias / derrotas tras los primeros seis partidos era de 3 – 3 (ahora ya un más aceptable 10 – 5, tras la derrota esta pasada madrugada ante Dallas) con derrotas tan sonadas como las de contra Utah en casa (por 21 puntos de diferencia) o L.A. Clippers en Los Angeles (por 15). Esa inesperada inconsistencia de los Thunder pareció arrastrar tras de sí a Kevin Durant, cuyo porcentaje de tiro en esos seis primeros encuentros no pasó del 39.4%.

Los verdaderos focos solo apuntan a los más grandes

Las explicaciones sobre ese rendimiento de Durant varían. Hasta ahora, como equipo, Oklahoma City no ha lanzado bien a canasta (44.5%, 23º en la Liga), principalmente a causa de que Scott Brooks todavía no ha encontrado sistemas que permitan el acierto del resto del equipo, con lo que, inevitablemente, se produce una gran atracción de las defensas sobre el #35 de los Thunder. Sus números no mienten: del año pasado a lo que llevamos de este, su porcentaje en tiros de campo ha bajado 5.3 puntos (42.3% en esta ’10-’11), mientras que el de triples lo ha hecho en 7.5 puntos (29.0%). 

La fatiga, indudablemente, puede ser un factor a considerar también. Si los propios Gasol, Parker o Ginobili argumentan su buen hacer al inicio de esta regular season en base a un merecido descanso este pasado verano, parece razonable considerar que lo contrario se puede decir de Kevin Durant o Russell Westbrook. Ambos han sido jugadores clave para la USA Basketball en la consecución de la medalla de oro en el pasado Campeonato del Mundo de Turquía. De hecho, en ese torneo, Durant lideró al Team USA en casi todo, así que también en minutos (28.2mpg); mientras que Westbrook promedió 19.4mpg.

La defensa de Oklahoma City, por otro lado, tampoco ha ayudado a Durant. La pasada temporada los Thunder la terminaron entre los 11 mejores equipos de la Liga en anotación permitida (98.0 por partido) y porcentaje de tiros de campo en contra (44.8%). Este año, en lo que llevamos de regular season, encontramos al equipo en el puesto 21 respecto al primer registro (permiten 102.2 puntos por partido) y el 25 en el segundo (47.3% como porcentaje de acierto de sus rivales). Oklahoma ha podido cerrar su propio aro en ciertos momentos decisivos de los encuentros (como demuestra el 6 – 0 de balance en los partidos decididos por 6 puntos o menos en el marcador final), pero ha sido incapaz de mantener el tono atrás necesario en la totalidad de los 48 minutos de un partido.

Kidd – Westbrook: duelo parejo esta pasada madrugada

Algo está pasando, pues. Y puede que sea la marcha de Ron Adams, el entrenador asistente encargado de los sistemas defensivos de los Thunder durante las dos últimas temporadas, y ahora ayudante en la misma tarea de Tim Thibodeau, en los Bulls.

Aún con todo, Oklahoma ha encontrado formas de ganar partidos a pesar de la inconsistencia. Y esa es la mejor noticia. Hasta esta madrugada, llevaban 5 victorias consecutivas, algunas de tan meritorias como la del TD Banknorth Garden de Boston sin Kevin Durant. Con un Serge Ibaka a un muy alto nivel, 11.7ppg, 8.1rpg y 2.4bpg, cuando ha salido de titular (¿Porqué no lo es más a menudo?), y un Russell Westbrook estratosférico (23.0ppg, 7.8rpg y 3.5rpg) en las cuatro victorias de los Thunder la semana pasada (en la que fue designado, a pesar de Pau, Jugador de la Semana en la Conferencia Oeste), se ha podido tirar hacia delante.

Porque cuando empieza la temporada es cuando las fuerzas de los 30 equipos NBA están más parejas, así que sacar un 70% de victorias es una buena forma de comenzar a la espera de que, con un trabajo siempre intenso y una lucha de egos en OKC existente pero difuminada, los mejores días estén todavía por llegar. Yo no pondría mi dinero en apostar lo contrario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s