Olvidémonos De Louisiana

 

En las últimas cuatro temporadas, Danny Granger ha anotado 5.919 puntos en regular season, más que, por ejemplo, Carmelo Anthony, Chris Paul, Brandon Roy o Paul Pierce. Además, Granger ha conseguido llegar a ser un jugador All-Star, miembro del Team USA campeón del mundo y del Top-10 Fantasy Pick que elabora NBA.com. Pero sin embargo, cada mes de Abril, la misma rutina: hacer las maletas y desplazarse a su Louisiana natal a ver los playoffs por televisión. Todos esos puntos le han hecho famoso, sí, pero no le han permitido estar donde tanto ansía.

Cuando anotas 26 puntos por noche y aún así no llegas a los playoffs, te preguntas qué más puedes hacer”… Granger podría haber culpado a los Pacers por ello, al no rodearle de suficiente talento, pero el #33 de Indiana ha visto como Kobe Bryant llevó a los Lakers a los playoffs de 2007 en solitario, como LeBron James hizo lo mismo con los Cavs en 2008, o Dwayne Wade con los Heat en 2009… Incluso es algo parecido a lo que hizo Kevin Durant la pasada primavera con los Thunder. Los grandes jugadores necesitan de buenos refuerzos para luchar por el anillo, pero la reciente historia de la NBA también nos indica que las superestrellas genuinas a menudo consiguen meter a sus equipos en la post-temporada sin necesidad de demasiada ayuda.

Como Wade, Granger puede llevar a los Pacers’11 hasta los playoffs

Hace dos temporadas, Danny Granger fue el máximo anotador de la Liga de entre los jugadores que no llegaron a playoffs. El año pasado, solo Monta Ellis le superó en este ranking en el que, en realidad, nadie quiere estar. Pero este año, por fin, puede que las cosas sean distintas.

Después de perder esta pasada madrugada en la difícil cancha de Utah, Indiana Pacers ocupa la sexta posición de la Conferencia Este, con un balance de 9 – 8 gracias, en parte, a victorias tan sonadas como las cosechadas en Miami o ante los Lakers en Los Angeles. Es el mejor inicio de Granger con la franquicia en las últimas cinco temporadas, concretamente desde que era todavía un rookie, y en el roster había un tipo llamado Ron Artest que le hacía de protector dentro y fuera de la pista. Pero Ron-Ron se marchó, así que alguien debía meter el balón en el aro. Nació entonces el Danny Granger que ahora conocemos. El jugador-franquicia. Pero también tanto el tirador que promedia un 40.4% desde la línea de tres, como aquel que coge menos de 6 rebotes por partido y a quien tanto le cuesta defender a los otros jugadores de élite de los rivales.

En descargo de esto último se suele decir que no es fácil mantener siempre el tono defensivo cuando pierdes (Indiana lleva cuatro temporadas seguidas con menos de 40 victorias en regular season, y las 32 del año pasado son el peor registro de la franquicia en dos décadas), pero no es por casualidad que Mike Krzyzewski pusiera a Kevin Durant, André Iguodala y Rudy Gay por delante de Granger en las rotaciones del Team USA campeón del mundo este pasado verano en Turquía. No es por casualidad y sí por falta de defensa.

Contra Iran fue cuando Granger jugó más minutos en el Mundial

En esa impagable experiencia que fue para Granger poder estar en Turquía, debió aprovechar el tiempo para aprender. Aprender sobretodo de Chauncey Billups: de cómo se prepara para los partidos, de cómo motiva a sus compañeros, de cómo se dirige al entrenador y de cómo, de alguna forma, sabe lo que todos están haciendo en cada momento en la pista y fuera de ella. El Danny Granger que estamos viendo hasta el momento es una muestra de ese aprendizaje, del nuevo rol de líder que Granger quiere asumir en su equipo y de cómo piensa hacerlo a través, antes que nada, de ser el mejor defensor de su equipo. No es mal camino, pues es evidente que si el mejor jugador de tu equipo no está comprometido en defensa, no vas a tener un buen equipo. Simple sí, pero inaudito hasta ahora en Granger y, por tanto, de mucho valor para los Pacers de esta temporada.

Pudimos leer de Granger en el Media Day de Indiana Pacers antes del inicio de esta campaña, que sus dos objetivos para esta temporada eran formar parte del Mejor Quinteto Defensivo del año e ir a cualquier lugar de Estados Unidos que no fuera su casa de Louisiana en el mes de Abril. Respecto a lo primero, se pasó el verano empapándose de videos de su excompañero y amigo Ron Artest para aprender movimientos en defensa que le pudieran ser de utilidad. Respecto a lo segundo (alcanzar los playoffs), Jim O’Brien, coach de Indiana, dice que tanto el desarrollo como center de mucho potencial de Roy Hibbert, como la evolución en el juego que viene experimentando Darren Collison son, principalmente, producto del contagio que el nuevo compromiso de Granger como líder de la franquicia está teniendo en ellos.

Jim O’Brien, encantado con Danny Granger tras una victoria

Indiana Pacers es, a día de hoy, el segundo mejor equipo de la NBA en acierto en el porcentaje de tiro del rival; algo que obsesiona tanto al vestuario que O’Brien se encarga de actualizar ese ranking cada día y transmitirlo a los jugadores. No solo eso. Danny Granger ya ha defendido en lo que va de temporada one on one a Durant, James, Bryant y Joe Johnson. Además, hace unos días, en su enfrentamiento ante los Clippers y después de que Eric Gordon anotara 11 puntos en el primer cuarto, O’Brien ordenó un cambio de defensa sobre él, poniendo a Granger a su cargo. Bien, pues una muestra más de lo que aquí venimos contando es que Gordon acabó ese partido con 19 puntos y 5 de 17 en tiros de campo.

Bryant anotó 41 puntos ante Granger, pero éste se llevó el partido

Este esfuerzo en defensa afecta, como es natural, a su producción ofensiva. Este año anda anotando dos puntos menos por partido (22.2) que el año pasado (24.1), pero tanto su ratios de asistencias, porcentaje de tiro y porcentaje de acierto en triples han subido. Y los más importante, los Pacers ganan partidos. En casa y fuera, contra rivales grandes y contra los no tan importantes. El cambio de mentalidad de Granger, olvidarse de estadísticas individuales y liderar al equipo a través de la defensa, está ya dando los resultados que la franquicia y él mismo esperan en busca del principal objetivo: no volver a Louisiana el próximo mes de Abril.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s