Año Nuevo. Tiempo De Buenos Propósitos

 

…También para los 30 equipos NBA. Aquí van unas ideas:

Atlanta Hawks: Darle más el balón a Al Horford. El dominicano está en un 57.6% en tiros de campo y tiene el mejor ratio de eficiencia del roster de Atlanta. Aún así, es el quinto jugador de la plantilla en lanzamientos a canasta por partido. Entendemos que después de darle una injustificable millonada a Joe Johnson, éste deba ser la primera opción. Pero no estaría de más dar más oportunidades a Horford.

Boston Celtics: Que no se olviden de comer sus vitaminas. De todas las cosas posibles, solo hay una que puede hacer descarrilar a estos Celtics. Las lesiones. Los Celtics deben alejarse  en la medida de lo posible de ellas más que ningún otro equipo. Este año Boston sí tiene profundidad suficiente en su frontcourt para hacer frente a la altura y el tamaño de Lakers, de encontrarse de nuevo en las Finales. Pero no si un de los Big 4 (Big Three + Rondo) cae por el camino.

Charlotte Bobcats: Dar confianza a Paul Silas (los Bobcats van 2 – 1 desde su interinidad). Y ya de paso, tratar que Michael Jordan se tome la propiedad de la franquicia como se tomaba la competición como jugador. Si es que eso último no es pedir demasiado.

Chicago Bulls: Mantener fuertes las manos. En serio. Boozer empezó la temporada demasiado tarde por una misteriosa lesión en su mano y Noah ha caído recientemente por la rotura de un dedo. Hombre, mejor eso que romperse los cruzados de la rodilla, pero aún así. Los Bulls ya han demostrado que pueden competir con la élite del Eastern y ser aspirantes a algo serio este año, pero necesitan de los cinco dedos de las dos manos para conseguirlo.

Cleveland Cavaliers: ¿Para los fans?, tratar de encontrar un poco de perdón en sus corazones, aunque tan solo sea por su propio bien. ¿Para la franquicia? Traspasar. A quien sea. Derribar y volver a construir. Proceso lento y largo pero imprescindible.

Dallas Mavericks: Tratar de mantener el nivel MVP de Dirk Nowitzki, al Tyson Chandler que hemos visto hasta ahora y, aún con la reciente y gravísima lesión de Caron Butler, intentar demostrar de una vez por todas que el potencial del equipo en playoffs puede llegar a ser el mismo que en regular season. Y por si a caso los Mavs llegan a las Finales, prometer no dejarlas perder en el caso de volver a estar con un 2 – 0 parcial a favor.

Con Butler fuera, la vuelta de Dirk (24.1ppg y 7.4rpg) será un alivio

Denver Nuggets: Aprender a vivir con ellos mismos. Lo que significa, traspasar a Carmelo Anthony antes de la fecha límite (24 de Febrero) y empezar de nuevo. Encarar la situación, darse cuenta que esa es la mejor salida para todos y, sobretodo, tratar de sacar lo máximo posible de esa salida para la franquicia.

Detroit Pistons: Muy sencillo: construir una máquina del tiempo y con ella volver a 2007. Una vez allí, hacerlo todo distinto a como se ha hecho.

Golden State Warriors: Un poco de gratitud nunca está de más. A pesar de tener quizá a los mejores y más fieles fans de toda la NBA, los Warriors hace tiempo que no les ofrecen un buen plan o ni tan siquiera una pista sobre el desarrollo futuro del equipo. Hagamos entonces una cosa: prometed no desprenderse de Monta Ellis y Stephen Curry y al menos, así, todos seguiremos divirtiéndonos viéndoles jugar.

Houston Rockets: Comprar más robots. Los robots jamás se lesionan, ya sabéis.

Indiana Pacers: Más consistencia. Volver al concepto básico del baloncesto que en ese estado conocen tan bien. Ah!, y hablar con Danny Granger para decirle que el camino para convertirse en un jugador de nuevo All-Star y líder de una franquicia de playoffs no es tirando más de tres docenas más de triples que de tiros libres, como ha hecho en estos primeros dos meses de competición.

Los Angeles Clippers: Fácil, también. Clonar a Blake Griffin. Y hacerlo exactamente once veces.

Los clonados y el elemento a clonar. Blake Griffin, 21 doble-dobles consecutivos. Sensación de la NBA y ya Rookie del Año

Los Angeles Lakers: Dos derrotas ante Memphis Grizzlies en 33 días, 3 derrotas en los últimos 4 partidos en casa y un balance en esos mismo duelos de 346 puntos anotados por 396 permitidos (-50 de diferencia… en casa!), no son la mejor forma de empezar el año. En todo caso, cuando se vuelvan a perder tres partidos consecutivos, mantenerse alejado de declaraciones tendenciosas que solo dañan al núcleo del conjunto y tratar, en cambio, de poner más balones dentro como hicieron cuando ganaron los dos últimos campeonatos.

Memphis Grizzlies: Empezar a pagar a ciudadanos de Tennessee para que acudan a los partidos de los Grizz en casa y tratar así de que las gradas tengan mejor aspecto. Y ya puestos, no dejarse perder un partido cuando un compañero ha conseguido la canasta de la victoria a tan solo 1.5 segundos, como sucedió hace 4 días en Sacramento.

Miami Heat: Comprar un diccionario y buscar por la letra H. Cuando encuentren “humildad”, leer y estudiar. Y esto es todo. Nos vemos en Junio.

Milwaukee Bucks: Una propuesta. Os montáis toda la plantilla y el staff técnico en un autocar, cogéis toalla y crema protectora solar, os dirigís hacia cualquier playa de la costa Oeste e intentáis lanzar balones de baloncesto al océano pacífico. Siendo el último equipo de la NBA en anotación, existen dudas de que lo consigáis.

Minnesota Timberwolves: Probar con el mismo propósito que Los Angeles Clippers, pero esta vez con Kevin Love. Enterrar o, simplemente, hacer enfadar a este jugador sería imperdonable.

New Jersey Nets: Dedicar menos tiempo a intentar convencer a las estrellas de la Liga para unirse a su “proyecto”, o jamás dejaran de ser como aquel niño rico que paga a sus compañeros para que sean sus amigos. Y entonces centrarse en desarrollar a lo que ya tienen (López, Harris & Favors).

El futuro de los Nets pasa por Brook-lyn y Brook-López

New Orleans Hornets: Decidir de una vez por todas si el equipo se queda o se va de la ciudad, para que los jugadores (y los fans) dejen de sentirse como en un limbo. En lo que al equipo se refiere, tratar cuanto antes de convertir a Jarrett Jack en lo que era Jerryd Bayless antes de su traspaso a Toronto. Desde entonces, el equipo va cuesta abajo y sin frenos.

New York Knicks: Una vez se ha visto que los Bockers están de nuevo para competir a altas esferas, traer a Carmelo Anthony cuanto antes y dotar a Amar’e Stoudemire del refuerzo que necesita para, además, aspirar a superar la primera ronda de playoffs. Y si puede ser, no a cambio de más futuras opciones de Draft, si es que queda alguna en la caja.

Oklahoma City Thunder: Dar el siguiente paso. Porque si te acabas atascando en el enorme potencial que jamás se desarrolla, en realidad retrocedes. Tomar a Portland en este sentido como ejemplo.

Orlando Magic: Compra el ticket y emprende el viaje tu solo. A tu manera. No más comparaciones con Boston Celtics. No más intentos de tener la misma repercusión que tus vecinos de Miami. No más comentarios sobre la relación entre Dwight Howard y los árbitros. Juega, corre, tira y defiende… y gana lo máximo posible.

Philadelphia 76ers: Comprometerse a adquirir a una superestrella. Que las esperanzas y los sueños de la franquicia recaigan en André Iguodala no es la solución. Los Sixers necesitan a un nuevo jugador-franquicia sobre el que los fans vibren de nuevo y, si puede ser, compren más entradas. Se puede empezar por determinar definitivamente si Evan Turner va a ser algún día ese jugador.

Phoenix Suns: Disfrutar de Steve Nash mientras sus piernas se lo permitan. Y si Vince Carter no encuentra el oasis de la juventud en los desiertos de Arizona que permita un último intento de luchar por el anillo, hacer lo que se debería haber hecho al terminar la temporada pasada: demoler y construir de nuevo. 5 de los últimos 6 partidos con derrota (o 8 de los últimos 11) y solo cuatro equipos peores que Phoenix en el Western son el detonante.

Unos llegan para poco. Otros ¿se van? siendo mucho

Portland Trail Blazers: Encontrar a un exorcista de fiar (Greg Oden, Brandon Roy… ¿quién es el siguiente?). Tiempos desesperados necesitan de medidas desesperadas.

Sacramento Kings: Contratar a un/a canguro. Los niños están fuera de control. Peor equipo de la NBA.

San Antonio Spurs: Tomarse un respiro. Ok, ya hemos visto que los Spurs pueden superar el mejor registro de la NBA en regular season. Pero la temporada es larga, los playoffs están todavía lejos y muchos son los años que hay dentro de ese vestuario. Es tiempo de dejarse llevar hasta que llegue la post-temporada. La ventaja de campo es para otros equipos; los Spurs no la necesitan.

Toronto Raptors: No hay propósito que valga en Canada. Al menos no para este 2011. Año perdido. Mucha suerte en lo siguientes, chicos.

Utah Jazz: No mirar jamás al marcador, ni al tiempo de posesión… No dejar de jugar duro nunca hasta que suene la bocina de final cada cuarto. Tratar de trabajar también en el entendimiento entre Deron Williams y Al Jefferson, al tiempo que jamás contar las alas (los minutos) de Paul Millsap. Otros playoffs esperan.

Washington Wizards: Si Gilbert Arenas está fuera porque la apuesta es John Wall, ¿qué tal no dejar al #1 de Draft de inicio en el banquillo?. O si no, ¿porqué no empezar a mostrarse un poco en los partidos fuera de D.C.?. Los Wizz son el único equipo que no ha ganado un partido fuera esta temporada (0 – 16). Próximas salidas: Sixers, Bobcats, T-Wolves y Bucks… ahora o nunca.

4 respuestas a Año Nuevo. Tiempo De Buenos Propósitos

  1. Me encanta este blog.

  2. Alberto dice:

    articulo muy interesante como siempre. feliz anyo nuevo y k sigas haciendolo igual de bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s