Muy Buenos. Aún No Grandes

 

(Fuente datos estadísticos: http://www.basketball-reference.com/)

Subrayemos con el permanente amarillo la fecha del 11 de Enero de 2010. Porque ese fue el día en que Miami Heat ascendió por primera vez al 1º puesto de la clasificación de la Conferencia Este esta temporada; el lugar en el que, probablemente, acabarán a mediados de Abril, cuando finalice la regular season. No es para menos, pues tomando como referencia las unidades de medida más objetivas posibles, los Heat son el mejor equipo de la NBA.

Evidentemente, se requiere explicación de lo que se entiende por “las unidades de medida más objetivas posibles”: Hasta esta pasada madrugada (derrota en L.A. contra los Clippers, 111 – 105), Miami llevaba 21 victorias en los últimos 22 partidos, pero lo más fascinante de todo es que, de media, esos 22 partidos los han ganado de 12.2 puntos cada uno. Increíble. Por si fuera poco, Miami es a fecha de hoy, el tercer equipo de los treinta que tiene la Liga tanto en puntos anotados como en puntos permitidos por cada 100 posesiones. Gran ataque, gran defensa. Único equipo que, por cierto, está en el Top-5 en ambas clasificaciones. Además, hasta esta madrugada, Miami Heat llevaba 13 victorias consecutivas a domicilio; quedándose a tan solo tres del record absoluto de la NBA en posesión de Los Angeles Lakers de la temporada ‘71-‘72.

¿Qué os parecen éstas como “unidades de medida más objetivas posibles”?

D-Wade y sus Heat se pasearon ante Lakers el Día de Navidad

Incluyendo el pírrico 9 – 8 con el que empezaron la regular season, el margen de puntos a favor vs puntos en contra, por partido, es de unos espeluznantes +9,46 puntos. La magnitud de este último dato nos la ofrece el hecho que en toda la historia de la NBA (así como la de su corta predecesora competición), solo 16 equipos han terminado una temporada regular con un diferencial anotador superior a 9 puntos por partido. De esos 16, 12 acabaron ganando el anillo. Ooops!. Entre ellos, míticos conjuntos como los Lakers de la ‘86-‘87, los Celtics de la ‘85-‘86, los Lakers de la ‘71-‘72, los Bucks de la ‘70-‘71 o los Sixers de la ‘66-‘67, así como algunos de los Bulls de la era Jordan.

Y después de todas estas abrumadoras evidencias, están aquellos argumentos también tan irrefutables como verdaderos y que ningún fan de Miami puede de ninguna forma refutar. Argumento nº1: Todavía no han ganado el anillo!. Argumento nº2: Todavía no han ganado a los Celtics!.

Enemigos. (80 – 88) y (107 – 112), parcial 0 – 2 contra los C’s

Uno no puede más que imaginarse la parte dura de ser fan de los Heat: Hasta que Miami no gane un campeonato, los Heat-Haters (como ya se conoce a los muchos que desean que el proyecto de Los Three Amigos fracase) se van a reír sin parar cuando oigan hablar de “diferencial anotador” o “contexto histórico”. Para ellos, y su argumento puede ser aceptado como válido, solo cuentan los títulos. Y estos Miami Heat llevan tantos como ninguno.

Conviene considerar, sin embargo, que, aún con los buenísimos últimos resultados, los Heat puede que no hayan alcanzado todavía su máximo potencial. Especialmente en ataque, en el que tanto el staff técnico como los propios jugadores tratan de encontrar la manera de hacer trabajar juntas a las tres estrellas a pleno rendimiento, al mismo tiempo. Intentar que los tres estén el máximo tiempo posible en el mismo lado de la pista, y que trabajen en movimientos entre ellos para crear espacios libres y situaciones óptimas de lanzamiento, en conjunto. Porque no hemos visto todavía demasiadas variaciones al respecto. Y es que aún son demasiadas las ocasiones en las que se observa claramente como James o Wade descansan en una esquina apartándose del sistema, mientras el otro (Wade o James) toma el control de aquel ataque.

Tras primeros desencuentros, coach Spo & LBJ han firmado el armisticio

Quizá esto nunca varíe. Quizá esto (que ya es mucho) sea lo máximo que podamos extraer de Bosh, Wade y James juntos. Al menos durante esta temporada, tan solo al primera en la que juegan para el mismo equipo. Pero por pedir que no quede, a si que nosotros esperamos más. Cada posesión debe contar exactamente igual que la primera, la última, la siguiente o la anterior. Sí, cada posesión cuenta, especialmente cuando te la juegas ante Boston Celtics a domicilio, pongamos, en un Game 6 de unas ahora hipotéticas Finales de Conferencia.

2 respuestas a Muy Buenos. Aún No Grandes

  1. raül dice:

    Boníssim !!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s