Beat L.A.!!

 

Después de cuatro muy buenas victorias para empezar la gira de siete partidos a domicilio antes del parón por el All-Star Weekend, la derrota ante un equipo fuerte, hambriento y en progresión como son los Orlando Magic fue fácil de digerir. Al día siguiente, el cuarto partido en cinco días y penúltimo de la gira, con Kobe Bryant enfermo y ante un equipo que ni un riguroso estudio científico durante los próximos 30 años podría determinar el porqué de un balance tan negativo para Los Angeles, perder de 20 en Charlotte fue (en palabras del propio Phil Jackson) vergonzoso, aunque, al menos, explicable.

Pero, en una regular season ya con más derrotas ante equipos con un balance de victorias / derrotas negativo que en toda la temporada 2009-10, y con solo dos victorias en ocho intentos ante los mejores cinco equipos de la NBA, nadie puede explicar la ridícula derrota de esta pasada madrugada en Cleveland (104 – 99), un equipo que ha perdido 37 de sus últimos 39 partidos, incluyendo la ya tan comentada sonrojante derrota por 55 puntos de diferencia ante, precisamente, los Lakers.

Olvidémonos de la peor derrota de la temporada. Lo de ayer se acerca más a un posible debate sobre la peor derrota de la década.

Dos visiones: salvación para unos, desastre para otros

Coincidencias de la vida, en el mismo día en que Jerry Buss (dueño de los Lakers) hablaba en público de cómo el orgullo y no la fatiga debe guiar el comportamiento de un equipo campeón, mientras recibía en L.A. el galardón al propietario más exitosos del deporte profesional americano en 2010. Quizá Buss debió ser algo más específico, pues no hemos visto rastro del orgullo (y si de mucha fatiga), al menos antes del All-Star break que ahora empieza para los Lakers y que, sin duda, se la va a hacer muy largo a la franquicia de la que Buss es propietario.

De muchas maneras, el partido de ayer en Ohio fue un microcosmo de la inconsistencia que infecta a los Lakers esta temporada. Después de ir por detrás en el marcador durante todo el tercer cuarto, los Lakers consiguieron volver al partido. Cuando Derek Fisher anotó un triple desde la esquina que empataba el partido a 82, parecía que se podrían llevar un partido que bien es cierto que deberían haber dominado desde mucho antes. Eso nunca sucedió, sino que incluso permitieron entonces nueve puntos consecutivos a unos Cavs incrédulos ante tanta complacencia. La absurda falta personal que le hace Shannon Brown a 25 metros del aro de Los Angeles a Ramon Sessions al final del partido, permitiendo anotar sin oposición desde la linea de tiros libres a un jugador que promedia el 83% de acierto en ese aspecto del juego, lo explica todo. Como las 19 pérdidas de balón que generaron 23 puntos de Cleveland.

Inútil partidazo: 30 puntos, 20 rebotes (10 ofensivos) que no sirven

Quedan 35 partidos de la fase regular para tratar por fin de encontrar una identidad. Antes del partido de hoy hace una semana en el TD Banknorth Garden de Boston, considerado el mejor de los Lakers esta temporada, Phil Jackson aún decía “Todavía creo que si jugamos a nuestro mejor nivel, somos el mejor equipo de la Liga”. Puede que lo sean, pero, claramente, no lo son.

Pero el mayor desconcierto (o el único clavo ardiendo al que pueden agarrarse los Lakers) lo genera la percepción de que, a pesar de las infames derrotas en casa de este año ante equipos del nivel de Milwaukee, Indiana, Memphis o Sacramento, los Lakers siguen el camino que les llevará a un número total de victorias en esta regular season cercano a 57, es decir, las mismas con las que la temporada pasada acabaron ganando el anillo.

Porque además, los problemas principales que se le detectan a este equipo (falta de consistencia defensiva, falta de anotación desde el perímetro, falta de producción desde el banquillo e incluso, a veces, falta de voluntad de jugar a su máximo potencial) son los mismos que detectábamos exactamente ahora hace un año. Los debates sobre la complacencia y sobre la concentración están ahora encima de la mesa, igual que lo estaban el año pasado.

De seguir tan desdibujados, la temporada acabará muy mal

Más que nunca, en esta una temporada en la que cualquier cosa que no sea un anillo será considerado un fracaso, cabe recordar que los títulos no se ganan en Febrero. Lo que los Lakers tienen (un entrenador con 11 campeonatos, un MVP con 5, un base con más experiencia en grandes momentos / grandes partidos que ningún otro, y un roster de tanta longitud lleno de logros) no puede ser tampoco ignorado. Menos ahora.

Pero la realidad no atiende de previsiones optimistas o de clavos ardiendo a los que agarrarse. Y resulta que esta temporada no es la temporada pasada. Como sucede en la bolsa, los resultados de ayer no pueden ser utilizados para predecir futuras ganancias. Y los Lakers ya no solo han cedido la primera posición del Western a unos intratables Spurs, sino que están a dos partidos de la segunda que hoy ocupan los Mavs, y con los Thunder pisándoles los talones en la cuarta.

Empieza el duelo DAL v LAL por ser segundo en el Western

Si de aquí hasta Abril, los Lakers son capaces de mejorar su juego a través de mayor compromiso y más confianza, todo el tema del Three-Peat volverá a estar en el debate. Pero aunque lo hagan, ¿serán capaces de, en playoffs, ganar dos o hasta tres series a domicilio? La historia solo nos da una respuesta: No.

Los Angeles Lakers llega al All-Star break sumido en muchas más preguntas que respuestas. Los problemas son diversos, no solo relacionados con tótems como la complacencia o concentración. Ni tan siquiera son capaces a menudo de explicar el porqué de algunas derrotas. Es cierto que es por algún motivo que muy pocos equipos consiguen llegar a cuatro Finales consecutivas de la NBA, pero, mejor que conformarse, será preguntarse cómo empezar a ganar a los equipos de arriba mientras se deja de perder de forma bochornosa contra algunos de abajo.

Una respuesta a Beat L.A.!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s