¿Qué NBA Queremos?

 

Jugarán el Eastern contra el Western cuando este domingo se dispute el All-Star Game en el Staples Center de Los Angeles. Pero uno podría pensar que quizá se trate casi de un Celtics / Heat contra Lakers / Futuros Lakers. ¿No es así?

Como seguro ya todos nos hemos dado cuenta, la NBA se está convirtiendo poco a poco en una Liga de super-equipos llenos de jugadores All-Star. Un total de siete miembros de los Boston Celtics y los Miami Heat estarán en el roster del Este. Kobe Bryant y Pau Gasol representarán a los Lakers en el Oeste, con algunos otros All-Star, incluyendo a Dwight Howard, a los que no les importaría jugar en Los Angeles en un futuro no muy lejano.

Hay excepciones todavía. Kevin Durant es casi la única rareza de este ramillete de grandes jugadores. Hasta ahora, que sepamos, Durantula nunca ha hablado de unir sus talentos con los de ninguna otra megaestrella, y parece del todo satisfecho de jugar para una franquicia con un mercado pequeño como es el de Oklahoma City. ¿Qué pasa con él, entonces?. En todo caso, Durant todavía es de aquellos jugadores que encaja con un logo de la NBA, Where Amazing Happens, que parece tener cada vez más cerca su fecha de caducidad, para pasar a ser algo así como Where Superpowers Happen.

KD está muy arraigado a OKC. Quedan pocos como él

Sucede cada vez más a menudo que las grandes estrella de la Liga son colegas ya desde sus días de high school. Algunos, hasta se reúnen los veranos para jugar juntos y compartir sus aptitudes y su pasión. Así que cuando llegan a la NBA, su amistad es ya sólida, con lo que se plantean sin tapujos cada vez más la posibilidad de unirse y jugar juntos. Algo que nunca antes había ocurrido.

Eran esos días en los que el All-Star Game servía para que los grandes jugadores de la Liga se reunieran por primera y única vez en la temporada. Un único fin de semana. Ahora, en cambio, parece a menudo que el Partido de las Estrellas no es más que un fin de semana más en el que quedar, charlar y echarse unas risas entre compañeros de equipo o futuros compañeros de equipo. Algo está cambiando.

Este año en L.A. hay jugadores destinados a protagonizar todo el murmullo que allí se genere. Hablamos de Blake Griffin, y no solo por ser ya el Rookie del Año en el mes de Febrero o por tener escrito ya su nombre en el trofeo al Ganador del Concurso de Mates. Hacia qué lugar llevará su portentoso juego en las temporadas que están por venir, será también un tema que seguro estará encima de la mesa. Y es que ni siquiera hay que tener dos dedos de frente para pensar que, en cuanto surja la primera oportunidad, saldrá de los Clippers, incluso para vestirse en el mismo vestuario pero engalanado con los motivos de los Lakers. Aunque puede que, entonces, Dwight Howard ya se encuentre en él, vestido de oro y púrpura.

¿Hasta cuándo durará el Blake Show en los Clippers?

Y es que con tantos All-Star buscando una conexión que les una a otros colegas de trabajo, probablemente no pasará mucho tiempo hasta que la regular season tan solo sea un largo reflejo de lo que hasta ahora solo proyectaba el espejo del All-Star Game.

Parece que entramos en la era de los equipos superpoderosos, con superestrellas que no ven llegar el día de convertirse en agentes libres para tratar de encontrar otra superestrella con la que alinearse. Lo que, por ejemplo, significa que este año habrá una gran multitud de periodistas metiendo micros cerca de la boca de Carmelo Anthony preguntando por New York y no por Denver.

Flashback: Phoenix (AZ), hace dos años. LeBron James fue preguntado por con qué miembro del Team USA le gustaría poder jugar algún día. Recuerdo perfectamente como King James no dejó pasar ni un segundo entre la pregunta y la respuesta: “Chris Bosh”, dijo. Una clara insinuación, aunque nadie pensara que fueran a encontrarse en Miami. Aquí estamos dos años después con el sueño de Bron convertido en realidad.

Amigos primero, compañeros después. ¿Es ésta la nueva tendencia?

Junto con Dwayne Wade, tres son los jugadores que presenta Miami Heat en este All-Star Game. Boston Celtics, con Garnett, Allen, Pierce y Rondo, va con cuatro. Juntos, los dos mejores equipos de la Conferencia Este, acumulan siete de las doce plazas reservadas para los mejores jugadores de la Liga en el Eastern. És decir, el 13.3% de las franquicias del Este llevan el 58.3% de los jugadores al roster que entrenará Doc Rivers. ¿Es ésta la NBA que queremos?

Si es así, sugerimos entonces directamente al coach Rivers poner a los cuatro C’s el máximo tiempo posible en pista, y elegir a su quinto hombre en función de quién vaya a ser agente libre este próximo verano; aunque solo sea para ir anticipando el aprendizaje que le correspondería en los Training Camps del mes de Octubre de acabar fichando por los Celtics.

Pero esta nueva tendencia de formación de super-equipos puede agravarse. Imaginemos ahora por un momento que los Heat consiguen superar sus problemas de envergadura en el roster, al tiempo que encuentran la manera de parar a Rajon Rondo si se encuentran con los Celtics en los playoffs de la próxima primavera. Miami llegaría entonces a las Finales, lo que supondría para LeBron James la oportunidad de conseguir el anillo de campeón que hasta ahora tanto se le resiste. De lograrlo, ¿qué creéis que harán las superestrellas que se puedan convertir en agentes libres al ver que el modelo de los Heat ha funcionado? Como mínimo copiarlo, sino superarlo.

De triunfar el modelo Miami, estamos ante una nueva NBA

Knicks y Lakers tiene los recursos para acomodar a los mejores agentes libres los próximos años, así que no podemos esperar otra cosa que quintetos del estilo de estos Miami Heat. En el caso de los Knicks, llevamos ya muchos meses oyendo cantos de sirena al respecto, desde el día de la llegada de Amar’e Stoudemire al MSG. “Formaremos nuestro propio Big Three”, brindó Chris Paul junto a Amar’e Stoudemire y Carmelo Anthony en la boda de este último y ante el mismo LeBron James, también invitado.

Quizá, pero cada vez más parece consolidarse la tendencia de poder tener equipos All-Star en New York o cualquier otra ciudad, incluso cuando no se disputa el All-Star Game. Convertir cada fin de semana en el Fin de Semana de las Estrellas no sería exactamente lo que uno espera de la NBA.

10 respuestas a ¿Qué NBA Queremos?

  1. Cap i pota i magalló dice:

    Excelente análisis deportivo y extra deportivo de la NBA.

    Parece ser pues, que el Basketball americano sigue los pasos del deporte en Europa, donde las diferencias entre los todopoderosos y el resto se están incrementando a pasos agigantados.

    ¿De qué sirve pues tener franquicias, sabiendo que solo unas pocas afortunadas podrán aglutinar “el cap i pota” del baloncesto mundial?

    ¿Será viable económicamente invertir en franquicias segundonas?

    Quizás en la NBA empieza a surgir el fenómeno de los “sentimientos y la fidelidad” hacia las franquicias, y los niños ya no piensan en jugar en la franquicia de su ciudad, sino más bien en L.A., Boston o Miami…

    Tiempo al tiempo…

    pd: vaya pachanga el All Star. Mejor irse de ruta de vinos por el Penedès o comerse un “trinxat” en la Cerdanya.

    • Pues si, ya has visto en mi último post que asumo toda la culpa por ilusionarme de nuevo con el All-Star.
      Aún así, el partido del domingo fue salvable. Lo único.
      Melo a los Knicks, lo que confirma que la tendencia va por ahí: Aglutinar “cap i pota” hasta empacharse.
      Y no te olvides que ahora viene la negociación de un nuevo convenio colectivo que puede acabar muy mal por las posturas de las franquicias segundonas y por los salarios de los jugadores.
      Veremos…
      Un saludo, Llondru!

  2. mingu dice:

    estoy viendo el partido de los rolliza contra lis sophomores en la siete, en diferido, y no se quienes son los comentaristas, pero se están luciendo, con decir que lo primero que les he oído es que griffin solo sabe machacar…

    • Tapate los oídos y fiate de tus capacidades y de lo que tu sabes y sí has visto.
      Si dicen eso es que solo han visto highlights.
      A palabras necias…
      (Yo suelo ver los partidos NBA solo con sonido ambiente o a veces sin sonido…. excepto cuando los dan Cuatro o Canal+)
      Saludos!

  3. Jordi dice:

    Espero que te equivoques y la NBA no se convierta en una “oligarquia” donde los equipos busquen desesperadamente tener a tres o cuatro estrellas para ganar algo como bien dices.
    Espero tu valoración del All-Star!

  4. oriol dice:

    Esto cada vez me gusta menos. Recuerdo que hará 5 años mas o menos, todos los equipos tenian a una gran estrella y no se agrupaban todas las estrellas en un mismo equipo como ahora. Si que recuerdo algun gran equipo con 3 estrellas como Detroit, pero había mucha mas competencia que ahora.
    Un saludo

    • ¿Y es eso lo que tu quieres? Como entonces?
      (Yo sí)
      PD: Voy a poner tu blog Eurogoal en mi blogroll…😉

      • mingu dice:

        hombre, está claro que es una de las grandezas de la liga, que cada franquicia pueda dar guerra en cuanto consigue buenos escuderos para su estrella, eso es lo que ha hecho grande a la NBA, que cada partido sea un espectáculo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s