Celtics (95 – 124) Cavaliers

08/05/2010

May 7, 2010. TD Banknorth Garden, Massachusetts (MA)

Bienvenidos a la tercera experiencia de Live TV Games. Esta vez estamos en el Eastern, en el Game 3 de la semifinal de Conferencia más igualada de las cuatro en disputa. Veremos si, como en la eliminatoria Nuggets v Jazz de primera ronda, tras el 1 – 1, quien se lleva el decisivo Game 3 se acaba llevando la eliminatoria. Hasta ahora, ésta ha venido marcada por el codo de LeBron James (sale en el quinteto titular, veremos en qué estado), y la jerarquía de Rajon Rondo. A diferencia de lo que paso con Denver en la serie contra Utah, pase lo que pase hoy no se podrá dar por muerto todavía a Cleveland, todavía el gran aspirante a llegar a las Finales.

Tip-Off! Los Cavs lucen esa preciosa camiseta heritage de color granate y franjas amarillas que tan bien contrasta con el claro del inmaculado parqué del TD Garden. Parece que los Cavs son, de momento, los más entonados con un (2 – 9) de inicio con 4 puntos de Shaq y 4 de James, cuyo hombro (bien protegido) parece no dar problemas. Abonados al 4, Cleveland pierde 4 balones consecutivos que permiten recuperarse a Boston gracias a un Rondo tan listo, rápido y productivo como imparable. Tarjeta amarilla para Kendrick Perkins por su falta flagrante sobre el hombro dañado (del que tanto se ha escrito estos últimos días) de LeBron, que, como líder y MVP que es, responde con 12 puntos en los 6 primeros minutos. Espectáculo LeBron, que primero abusa de Paul Pierce y después de Tony Allen. Con solo Rondo y Allen intentando tirar del carro (Pierce & Garnett missing), LeBron picado (21 puntos, 8 de 10 en tiros de campo) y la cantidad de tiros libres lanzados por los Cavs (12 de 13), el desenlace de este primer cuarto va camino de romper el partido (17 – 36). A parte del 71% de acierto en tiros de campo de Cleveland por el 27% de Boston, un dato me hace estremecer: sumando el Game 1 y Game 2, LeBron ha anotado 22 puntos en las dos primeras mitades de los dos partidos (48min en total). Hoy lleva 21 en el primer cuarto (12min). Estaré delante de una actuación histórica de LeBron en el Garden? Al menos el partido grabado ya está.

LBJ, como él mismo indica esta madrugada, es el #1 de la NBA

Empieza el segundo cuarto con un poco más de corazón por parte de Celtics y un triple del Michael Finley, al que LeBron responde con otro triple y un tapón estilo remate de volleyball marca de la casa. Sorprendentemente, el marcador del TD Garden se ha vuelto loco marcando que quedan 90.8 segundos para el final del segundo cuarto cuando quedan más de 8 minutos… una táctica de la mesa de Boston para romper el ritmo de los Cavs? No parece, al menos para Delonte West y Paul Pierce. El primero entra en cancha muy entonado, el segundo parece ya de vacaciones, con más de 18min de partido si aportar absolutamente nada. Con James descansando en el banquillo, Anthony Parker se suma al acierto de West y la lucha de J.J. Hickson para ampliar la ventaja. Y es que parecía difícil, pero Boston Celtics se ha empeñado en defender todavía peor en este segundo periodo que en el primero, lo que lleva al abucheo de sus propios aficionados, ver para creer. Halftime (43 – 65). Continúa el abucheo; al menos los fans presentes en el TD Garden sí tienen orgullo.

Intercambio de canastas que no favorece a Boston en el inicio del tercer periodo, aunque un 2 + 1 de Mo Williams y un triple de LeBron (31 puntos ya) coloca un +26 en el marcador. Ahora es Ray Allen quien se ocupa de James y, aunque reacciona bien a sus fintas, la diferencia de altura le permite a LeBron tirar por encima del #20 de los Celtics. El porcentaje y la elección del tiro de Boston siguen siendo pésimos, mientras la efectividad y el saber jugar de Cleveland aumentan con el marcador a favor. Los buenos equipos son también los que, con el tanteo muy favorable como es el caso, no bajan el pistón y siguen apretando. Los Cavaliers son así, un gran equipo. Daimiel aprovecha un tiempo muerto para darnos otra lección magistral de sociología norteamericana, en este caso sobre la polémica entorno a la nueva Ley sobre Inmigración aprobada recientemente en el estado de Arizona. El resultado lo permite, y sus comentarios son siempre bienvenidos. De vuelta al juego, aparece Nate Robinson por primera vez en el encuentro, confirmando que su paso de New York a Boston solo ha hecho que aumentar su presencia testimonial en los partidos, y más, en los importantes. Final del tercer periodo (70 – 96). Los abucheos de hace unos minutos en el TD Garden ya se han convertido en resignación y asientos vacíos. Veremos si con el 2 – 1 ya en la eliminatoria y la ventaja de campo recuperada, Mike Brown hace descansar a LeBron en estos últimos minutos. Ojalá nos deje disfrutarlo un poco más.

Empieza el último periodo, con James en pista regalándonos otro remate de volley a modo de tapón sobre Kevin Garnett. Hay que reconocer que todo el equipo de los Cavs está muy bien en este Game 3, pero James destaca sobremanera acercándose al triple doble. Seguro que también piensan así Beyoncé Knowles y su marido, el rapero Jay-Z, sentados en las sillas a pie de pista sin quitarse las gafas de sol. Así son las celebrities.

Faltan 09:14 para el final del partido y Cleveland ya está en los 100 puntos. Y para Celtics, cuando lo que fueron primero abucheos y luego resignación, se acaba convirtiendo en frustración, pasan cosas inexplicables como el codazo de Garnett sobre Varejao. Muy feo. Parece que entramos en la sesión de maquillaje de este tipo de partidos en sus últimos minutos, lo de la basura. Suplentes en pista, 2 – 1 para Cleveland y a esperar el Game 4 a disputar de nuevo en Boston mañana domingo.

Final (95 – 124). La peor derrota en casa de la historia de los Celtics en playoffs. (Silencio). No veo a Boston de nuevo ganando en The Q, ni siquiera progresando lo suficiente como para acabar la eliminatoria con 2 victorias, sinceramente. Hay que seguir buscando a Paul Pierce, alma de los verdes, que sigue inexplicablemente desaparecido. Y hay que encontrar ya un poco de defensa en los Celtics para no volver a permitir los 124 puntos encajados esta pasada madrugada. LeBron James, de otro planeta, #1 indiscutible de la Liga, juega a otra cosa, a otro nivel. 38 puntos (21 en el primer cuarto, su mejor marca en playoffs), 8 rebotes y 7 asistencias hoy; 14 de 22 en tiros de campo. Un enorme placer verle en directo. Abran paso, que la final del Eastern de año pasado va a repetirse, quizá, eso sí, con distinto signo. 


Jazz (105 – 93) Nuggets

24/04/2010

April 23, 2010. Energy Solutions Arena, Salt Lake City (UT)

Antes que nada, me alegra ver que los responsables de Cuatro han mejorado su criterio de elección de los partidos a retransmitir. El Game 3 de la serie Utah v Denver se antoja casi tan apasionante como decisivo.

Empieza el Game 3 en el Energy Solutions Arena de Salt Lake City (UT)

Tip-Off, empieza el partido. Ambientazo en Salt Lake City, como de costumbre. Curiosamente, lo primero que sucede en el partido es la ridícula caída del árbitro que lanza el balón en el salto inicial. Parcial de 0 – 7 de Denver de inicio, con un Big Shot Billups muy entonado. Quizá la ausencia de George Karl, sumido en una grave enfermedad, motive más que desestabilice. Se confirma: Kyrylo Fesenko, sustituto mormón de Okur en el puesto de cinco, no tiene el nivel mínimamente exigible para este tipo de partidos. La entrada de Millsap a la cancha recoloca a Utah en el partido (14 – 20), aunque los Nuggets siguen cometiendo menos errores.

Final del primer cuarto, 21 – 27, con triple sobre la bocina de Wesley Matthews, el rookie de los Jazz. Muy poco botín para unos Nuggets mucho mejores en pista y que no han sabido aprovechar tanto como hubieran debido el 0 de 5 de Carlos Boozer o el todavía más duro 27% de acierto en tiros de Utah en este primer cuarto.

Qué tiene Utah que, aunque jugando mucho peor que su rival, consigue equilibrar los partidos? Sorprendente empate a 31 en el inicio del segundo cuarto. Probablemente, la lamentable rotación de Adrian Dantley (coach de Nuggets en ausencia de Karl), que ha mantenido casi 8 minutos a Anthony, Billups y Anderesen fuera del cinco en pista, haya ayudado a la recuperación de Utah. Uf! Crossover y mate de concurso de J.R. Smith, pero los Jazz han conseguido llevar el partido a su terreno, rocoso pero rentable, y eso sin que ni D-Will ni Boozer hayan aparecido. Paul Millsap, con su 7 de 7 en tiros, sigue que se sale y Matthews, Korver e incluso Fesenko están dando ahora la talla.

Me distraigo con los comentarios (que tanto admiro) siempre acertados de Daimiel sobre la sociología del estado de Utah, mientras Paul Millsap (18 puntos, 9 rebotes y 9 de 9 en tiros de campo) me mantiene boquiabierto. Halftime, los Jazz han remontado (52 – 48), y Denver ha desfallecido engullido por el ambiente del Energy Solutions Arena.

Paul Millsap (22 puntos, 19 rebotes) machaca el aro de Denver.

El tercer cuarto empieza con un triple y un 2 + 1 de Deron Williams. Si despierta el base de Utah, la cosa se complica para los Nuggets. +10, máxima diferencia para los Jazz, a lo que Carmelo Anthony sigue respondiendo con tiros fallados y decisiones equivocadas. Adrian Dantley, curiosamente con su camiseta retirada en Utah (7 temporadas allí y 29.7ppg de media), no tiene respuestas ante la avalancha de ímpetu de Utah en este tercer cuarto. Se ratifica, por suerte, que a este nivel, la actitud importa más que los nombres; clichés en este Game 3 de Utah y Denver, respectivamente.

Incomprensiblemente, nos vamos a quedar sin partido en el último cuarto. Denver ha caído desquiciado por el calor de los fans de Salt Lake City, la presión que éstos ejercen y como ésta se transmite a los jugadores de los Jazz. Faltas en ataque, protestas arbitrales, faltas técnicas incluso… todo para un 84 – 68 al finalizar el tercer cuarto, 32 – 20 de parcial.

Intercambio de canastas en el inicio del último periodo, con Anthony en el banquillo. Pero Deron William se ha empeñado en demostrar quién es el mejor base de la NBA (ahora que Chris Paul está fuera de playoffs), anotando 7 puntos consecutivos que van a dar el partido a los Jazz. Sonrojante 97 – 77 a seis minutos del final que obliga ya a analizar (con el 2 – 1 en la eliminatoria para Utah) qué efecto puede tener esta victoria en la serie.

Los Nuggets deben afrontar el Game 4 de una forma absolutamente distinta a como lo han hecho con el Game 3. Abstrayéndose del público y su influencia en el arbitraje (marca registrada cuando los Jazz juegan en casa), Denver debe centrarse en su juego y no en el de su rival. Seleccionar mejor los tiros, buscar menos el contacto y más la producción en el juego interior y rotar con más sentido a sus jugadores.

Pequeña sesión de “maquillaje” final de los Nuggets y 105 – 93, vitoria de Utah. Si como comentamos en este foro, el Game 3 marcaría el devenir de esta igualada eliminatoria, y más visto lo visto hoy, los Jazz se encaminan con paso firme a dar una de las campanadas más sonadas de esta primera ronda de playoffs.


Timberwolves (88 – 97) Lakers

10/04/2010

April 09, 2010. Target Center, Minneapolis (MN)

Hoy se inicia una nueva categoría dentro de este blog. Live TV Games refleja entradas de partidos que veo en semidirecto, grabados de Cuatro y visionados sin saber el resultado.

Empezamos en Minneapolis. El Target Center presenta una muy pobre entrada; el público ha dejado al equipo y a sus 15 victorias de lado y además, lamentablemente, Kobe Bryant sigue de permiso. Una lástima.

El parqué del Target Center es para mí, el más bonito de la NBA, de largo, con las áreas de triple con un color mucho más claro que el del resto de la cancha. Además, los T’Wolves, a pesar de jugar en casa, lucen un uniforme heritage azul muy bonita, que hace que los Lakers vistan de amarillo, siendo visitantes.

Final del primer cuarto (17-21). Ritmo lento, partido insípido. Minnesota no juega ya a nada (lo ha hecho en algún momento?), sin ambición, por mucho que el lobo del equipo aúlle por megafonía. Destacar el mate en contraataque de Shannon Brown ante Corey Brewer, pero poco más. Cierto es que los Lakers afrontan el partido tras perder anoche en Denver, en el segundo partido en dos días; pero da la sensación que, hoy por hoy, como mínimo Cleveland y Orlando están a un nivel mucho más alto.

Phil Jackson inicia el segundo cuarto con Farmar, Vujacic, Walton, Powell y Mbenga en pista… imaginaros qué panorama. Aún así, suficiente ante Minnesota que no se motiva ni cuando los Lakers les visitan. Menos mal que Ricky Rubio no eligió a estos Wolves para debutar en la Liga. Aumenta el correcalles, disminuye mi interés, ni cuando vuelven los titulares en Los Ángeles. Pau ya está en 10 puntos y 5 rebotes… Wow! Hollins acaba de hacer un mate de concurso, metiendo todo el antebrazo dentro del aro. Halftime (34-52).

Jonny Flynn y Derek Fisher, al menos, sí se divierten

Ante tal “espectáculo”, Daimiel aprovecha para analizar el futuro de Ricky Rubio en los Wolves y en la NBA. Sabia decisión, pues el partido no da para más. En este sentido, Dan Fegan (el agente NBA de Ricky) debe trabajar desde ya por un traspaso antes que Rubio aterrice en la Liga. Ojalá.

El partido continúa, muy a mi pesar y supongo que también del de Daimiel. A todo esto, los Lakers se han vuelto a relajar y su ventaja ha pasado de 18 a 7 puntos. Alguien en L.A. sabe que están empatados en victorias / derrotas con los Magic y que, con que te superen los Cavs solamente, es más que suficiente de cara a unas posibles finales? Final del tercer cuarto (65-74). Solo los numerazos (25 puntos y 10 rebotes) y el liderazgo de Gasol salvan la retransmisión.

Los T’Wolves se colocan a 6 puntos, con la segunda unidad de Lakers en pista. D.J. Mbenga, con 11 puntos, consigue la mejor anotación de su carrera… así está el partido. Me duele decirlo, pero los Lakers están para pedir un tiempo muerto no de 20 segundos, sino de 20 días como mínimo. Tiple de Odom que liquida el partido. Victoria angelina (88-97), con 29 puntos y 15 rebotes de Gasol.

Un placer siempre escuchar los conocimientos de Daimiel pero, por favor, ruego por un mucho mejor criterio de elección por parte de Cuatro de los partidos a televisar. Suerte que ya empiezan los playoffs y equivocarse de nuevo va a ser más complicado.


A %d blogueros les gusta esto: