Nos Mudamos!

06/03/2011

 

Han sido 335 posts, más de 1.000 comentarios y casi 28.000 visitas. Todo, en tan solo un año de vida. En Marzo de 2010 nació Where NBA Happens y, ahora que ya es adulto, se marcha de casa para seguir creciendo.

El portal http://www.nbamaniacs.com/ acogerá desde este momento los artículos que hasta hoy se publicaban en este foro. El proyecto de Elio Martínez es, si no lo es ya, convertir a NBAmaniacs en el website de referencia de la NBA en castellano. Y a uno no solo le halaga que cuenten consigo para tal propósito, sino que, sobretodo, le seduce la ambición, la dedicación y la pasión por la NBA que este madrileño desprende por todos sus poros.

Se termina una etapa, sí. Pero empieza otra.

Y quiero que lo haga, más que de cualquier otra manera, agradeciendo infinitamente a todos los fieles seguidores que WNBAH ha tenido desde el principio, así como a los que se incorporaron después. Muchos desconocidos físicamente, pero ya dentro de mi corazón. Este foro nació de la nada y solo vosotros lo habéis hecho crecer y expandirse a través de vuestras lecturas y vuestra activa participación. Os invito a seguir leyéndome desde hoy mismo en  http://www.nbamaniacs.com/author/carles/ con la misma vehemencia y naturalidad con la que lo hacíais hasta ahora aquí, en este pequeño espacio que ya se ha hecho mayor.

Sin vosotros, todos vosotros, nada de esto habría sucedido.

WNBAH ha llegado, sea mucho o poco, hasta aquí. Pero como sucede con las células al principio de la vida humana, ahora necesita unirse para garantizar un crecimiento sano. Poco cambia: mismos artículos, misma pasión, distinto entorno.

No necesitaréis ni tan solo un minuto para daros cuenta que NBAmaniacs es un foro mucho más completo que lo que era WNBAH. Y en medio de todo ese emocionante conjunto de actualidad, información, vídeos, opiniones, historia y participación (Facebook y Twitter incluidos), estarán los artículos que hasta hoy solo aquí encontrabais. Los mismos sobre los que espero que sigáis opinando y participando. Los mismos sobre los que seguiré respondiéndoos.

No es un “adiós”, ni un “hasta pronto”. Es tan solo un “muchísimas gracias” y un “hasta ahora”. Coged las cosas que nos mudamos.

Carles Ortiz, Marzo de 2011

Anuncios

Todo Lo Que Cuesta Un Gran Error

18/01/2011

 

Martin Luther King Jr. Day ayer en Estados Unidos. Festivo nacional y 13 partidos NBA, lo que no está nada mal para ser un lunes. A uno le apetecería valorar la importante victoria (cara a lo que pueda suceder a partir de Abril) de Boston sobre Orlando. O el primer triple-doble en la carrera del aspirante a todo Derrick Rose (22-10-12). O incluso más la variedad de movimientos de pies, reversos y jumpers desde distintas distancias con los que Blake Griffin ha aplastado a los Pacers (47 puntos, 14 rebotes, 19 de 24 en TC y 9 de 11 en TL… y sin highlights), consolidándole como algo mucho mayor a un simple Rookie del Año. O hasta que este es el post nº300 colgado en este blog… Pero las urgencias van primero y los Hawks tienen un serio problema.

La mayoría de las noches está sentado en el banquillo en los momentos importantes, barbilla apoyada en la mano, esperando y deseando que llegue su momento, si es que algún día llega. Es Jeff Teague, pointguard suplente de Atlanta (11.7mpg), último intento de los Hawks de borrar su gran pecado. Seguro que habéis oído hablar de que una (muy) mala decisión en el Draft puede costarte un buen número de años. Bien, pues para los Hawks el número sube hasta seis.

Teague es eléctrico y tiene buena mano, pero no confían en él

Seis años. Ese es el tiempo que lleva Atlanta tratando de encontrar un base de nivel, desde que en 2005 la franquicia de los Hawks estudió todas las opciones de incorporación y determinó que no compensaba elegir en aquella primera ronda a Chris Paul, Deron Williams o hasta Raymond Felton.

Seis años. Ese es también el tiempo que los Hawks llevan intentando maquillar aquel enorme descuido que, a pesar de la poco posible evolución como jugador de Teague, seguirá siendo algo más que una terrible maldición.

Paul, muy por encima de Bibby. Pudo ser y no fue para Atlanta

Pero seamos justos. No es precisamente que los Hawks hayan estado barriendo los bajos subterráneos de la Conferencia Este desde entonces. De hecho, desde ese fatídico 2005, Atlanta ha estado mejorando año tras año su balance victorias / derrotas, consiguiendo llegar a los playoffs en las últimas tres temporadas. Este año, de nuevo, están en el camino de entre 45 y 52 victorias, y la cuarta post-temporada consecutiva parece un hecho. Se trata pues de un buen equipo. Pero no un gran equipo. No del nivel de Celtics, Heat, Magic o Bulls. Y el motivo de esa falta de grandeza cabe encontrarlo en esa infausta noche del Draft de 2005. La prisa por convertir una mala decisión en una buena consecuencia está costando demasiado.

Veamos las fichas de dominó que ya han caído en el camino: Atlanta utilizó la elección #2 de aquel Draft para elegir a Marvin Williams, que deslumbró en los entrenamientos que precedieron a aquella elección. Billy Knight, entonces GM de la franquicia de Georgia, pensó que Paul era demasiado bajito, al mismo tiempo que determinó que un Marvin era un mejor Williams que un Deron. Grave error. Más cuando hay que recordar que, por aquel entonces, los Hawks ya necesitaban desesperadamente a un base. En la temporada 2004-05 la lista de pointguards en el roster de Atlanta la formaban: Kenny Anderson, Tyronn Lue, Royal Ivey y Tony Delk; así que para tratar de racionalizar la tremenda omisión de Paul o D-Will, los Hawks eligieron en segunda ronda de aquel mismo Draft a Salim Stoudamire.

11.0ppg y 4.8rpg es la pobre aportación de Marvin Williams este año

¿Os suena?. A mí tampoco. Stoudamire estuvo tres años calentando el banquillo del Philips Arena y actualmente ya está fuera de la Liga. Un fracaso. En el siguiente verano (2006), los Hawks le dieron un gran contrato al entonces agente libre Speedy Claxton. Claxton tan solo empezó 31 partidos de titular con Atlanta. Dos fracasos. En el Draft de 2007 y buscando todavía un pointguard, Atlanta invirtió su elección #11 de la primera ronda de aquel Draft en Acie Law, dejando pasar la opción de elegir a, entre otros, Jared Dudley, Nick Young o Wilson Chandler. Law solo estuvo dos años en los Hawks. Tres fracasos. Llegó el verano de 2008 pero, aunque el método fue distinto, la búsqueda era la misma. Entonces Atlanta decidió intercambiar a un buen número de sus jugadores a cambio de, entre otros, Mike Bibby, actual base titular de la franquicia, y que llegó a los Hawks tras 11 años en la NBA. Aunque todavía productivo, ya entonces lejos de su mejor nivel. La idea era que Bibby aguantara en esa posición un par de temporadas, pero en Atlanta tuvieron que darle una extensión de tres años más (y 18M$) porque Law no rendía y seguía sin haber un heredero digno. Finalmente, en 2009, los Hawks draftearon a Teague en la posición #19 pero tras dos temporadas, Bibby sigue al mando (es ya el cuarto base titular más veterano de la Liga) y Teague apoyando la barbilla encima de su mano en el banquillo algo menos de 37 minutos por partido. Cuatro fracasos.

Camarero, la cuenta por favor. Dos primera rondas y una baja segunda ronda de Draft gastadas para encontrar un base que rinda, más un costoso contrato a Speedy Claxton, más la extensión de Bibby… todo para intentar salvar honrosamente el tremendo error de 2005. Por si fuera poco, Atlanta dio hace dos veranos a Marvin Williams (el jugador seleccionado en vez de los ahora All-Stars Chris Paul o Deron Williams) una inmerecida extensión de su contrato a razón de otros 40M$ más. Así pues, entre unas cosas y otras, los Hawks han tirado a la basura casi 90M$ (entre contratos a bases rookies, el contrato de Bibby, el de Claxton y el de Williams) simplemente por no elegir a Paul o D-Will en 2005 cuando lo que ya necesitaban era un base. No podemos más que imaginar al responsable financiero de la franquicia de Georgia tratando de saltar por la ventana, porque esto sería lo mínimo.

Bibby tuvo años buenos en Sacramento que jamás volverán

¿Y todo para qué?. Los Hawks siguen necesitando urgentemente un base, como demuestra el hecho que en muchas posesiones de los partidos de Atlanta (más, cuando más cerca del final del encuentro estamos) es Joe Johnson quien trata de buscar el aclarado arriba para acabar distribuyendo, tal y como haría un auténtico pointguard.

Chris Paul y Deron Williams. Deron Williams y Chris Paul. Ignorar como hizo Atlanta Hawks a dos bases-franquicia de este calibre no es lo mismo que elegir a Sam Bowie en lugar de Michael Jordan, como sucedió con Portland Trail Blazers en 1984. Ni mucho menos. Pero cuando llegue la primavera y los Hawks se metan en playoffs en el 5º puesto de la Conferencia Este, se verá entonces de nuevo algo que ya venía diagnosticando. Hace ya seis años.


Año Nuevo. Tiempo De Buenos Propósitos

03/01/2011

 

…También para los 30 equipos NBA. Aquí van unas ideas:

Atlanta Hawks: Darle más el balón a Al Horford. El dominicano está en un 57.6% en tiros de campo y tiene el mejor ratio de eficiencia del roster de Atlanta. Aún así, es el quinto jugador de la plantilla en lanzamientos a canasta por partido. Entendemos que después de darle una injustificable millonada a Joe Johnson, éste deba ser la primera opción. Pero no estaría de más dar más oportunidades a Horford.

Boston Celtics: Que no se olviden de comer sus vitaminas. De todas las cosas posibles, solo hay una que puede hacer descarrilar a estos Celtics. Las lesiones. Los Celtics deben alejarse  en la medida de lo posible de ellas más que ningún otro equipo. Este año Boston sí tiene profundidad suficiente en su frontcourt para hacer frente a la altura y el tamaño de Lakers, de encontrarse de nuevo en las Finales. Pero no si un de los Big 4 (Big Three + Rondo) cae por el camino.

Charlotte Bobcats: Dar confianza a Paul Silas (los Bobcats van 2 – 1 desde su interinidad). Y ya de paso, tratar que Michael Jordan se tome la propiedad de la franquicia como se tomaba la competición como jugador. Si es que eso último no es pedir demasiado.

Chicago Bulls: Mantener fuertes las manos. En serio. Boozer empezó la temporada demasiado tarde por una misteriosa lesión en su mano y Noah ha caído recientemente por la rotura de un dedo. Hombre, mejor eso que romperse los cruzados de la rodilla, pero aún así. Los Bulls ya han demostrado que pueden competir con la élite del Eastern y ser aspirantes a algo serio este año, pero necesitan de los cinco dedos de las dos manos para conseguirlo.

Cleveland Cavaliers: ¿Para los fans?, tratar de encontrar un poco de perdón en sus corazones, aunque tan solo sea por su propio bien. ¿Para la franquicia? Traspasar. A quien sea. Derribar y volver a construir. Proceso lento y largo pero imprescindible.

Dallas Mavericks: Tratar de mantener el nivel MVP de Dirk Nowitzki, al Tyson Chandler que hemos visto hasta ahora y, aún con la reciente y gravísima lesión de Caron Butler, intentar demostrar de una vez por todas que el potencial del equipo en playoffs puede llegar a ser el mismo que en regular season. Y por si a caso los Mavs llegan a las Finales, prometer no dejarlas perder en el caso de volver a estar con un 2 – 0 parcial a favor.

Con Butler fuera, la vuelta de Dirk (24.1ppg y 7.4rpg) será un alivio

Denver Nuggets: Aprender a vivir con ellos mismos. Lo que significa, traspasar a Carmelo Anthony antes de la fecha límite (24 de Febrero) y empezar de nuevo. Encarar la situación, darse cuenta que esa es la mejor salida para todos y, sobretodo, tratar de sacar lo máximo posible de esa salida para la franquicia.

Detroit Pistons: Muy sencillo: construir una máquina del tiempo y con ella volver a 2007. Una vez allí, hacerlo todo distinto a como se ha hecho.

Golden State Warriors: Un poco de gratitud nunca está de más. A pesar de tener quizá a los mejores y más fieles fans de toda la NBA, los Warriors hace tiempo que no les ofrecen un buen plan o ni tan siquiera una pista sobre el desarrollo futuro del equipo. Hagamos entonces una cosa: prometed no desprenderse de Monta Ellis y Stephen Curry y al menos, así, todos seguiremos divirtiéndonos viéndoles jugar.

Houston Rockets: Comprar más robots. Los robots jamás se lesionan, ya sabéis.

Indiana Pacers: Más consistencia. Volver al concepto básico del baloncesto que en ese estado conocen tan bien. Ah!, y hablar con Danny Granger para decirle que el camino para convertirse en un jugador de nuevo All-Star y líder de una franquicia de playoffs no es tirando más de tres docenas más de triples que de tiros libres, como ha hecho en estos primeros dos meses de competición.

Los Angeles Clippers: Fácil, también. Clonar a Blake Griffin. Y hacerlo exactamente once veces.

Los clonados y el elemento a clonar. Blake Griffin, 21 doble-dobles consecutivos. Sensación de la NBA y ya Rookie del Año

Los Angeles Lakers: Dos derrotas ante Memphis Grizzlies en 33 días, 3 derrotas en los últimos 4 partidos en casa y un balance en esos mismo duelos de 346 puntos anotados por 396 permitidos (-50 de diferencia… en casa!), no son la mejor forma de empezar el año. En todo caso, cuando se vuelvan a perder tres partidos consecutivos, mantenerse alejado de declaraciones tendenciosas que solo dañan al núcleo del conjunto y tratar, en cambio, de poner más balones dentro como hicieron cuando ganaron los dos últimos campeonatos.

Memphis Grizzlies: Empezar a pagar a ciudadanos de Tennessee para que acudan a los partidos de los Grizz en casa y tratar así de que las gradas tengan mejor aspecto. Y ya puestos, no dejarse perder un partido cuando un compañero ha conseguido la canasta de la victoria a tan solo 1.5 segundos, como sucedió hace 4 días en Sacramento.

Miami Heat: Comprar un diccionario y buscar por la letra H. Cuando encuentren “humildad”, leer y estudiar. Y esto es todo. Nos vemos en Junio.

Milwaukee Bucks: Una propuesta. Os montáis toda la plantilla y el staff técnico en un autocar, cogéis toalla y crema protectora solar, os dirigís hacia cualquier playa de la costa Oeste e intentáis lanzar balones de baloncesto al océano pacífico. Siendo el último equipo de la NBA en anotación, existen dudas de que lo consigáis.

Minnesota Timberwolves: Probar con el mismo propósito que Los Angeles Clippers, pero esta vez con Kevin Love. Enterrar o, simplemente, hacer enfadar a este jugador sería imperdonable.

New Jersey Nets: Dedicar menos tiempo a intentar convencer a las estrellas de la Liga para unirse a su “proyecto”, o jamás dejaran de ser como aquel niño rico que paga a sus compañeros para que sean sus amigos. Y entonces centrarse en desarrollar a lo que ya tienen (López, Harris & Favors).

El futuro de los Nets pasa por Brook-lyn y Brook-López

New Orleans Hornets: Decidir de una vez por todas si el equipo se queda o se va de la ciudad, para que los jugadores (y los fans) dejen de sentirse como en un limbo. En lo que al equipo se refiere, tratar cuanto antes de convertir a Jarrett Jack en lo que era Jerryd Bayless antes de su traspaso a Toronto. Desde entonces, el equipo va cuesta abajo y sin frenos.

New York Knicks: Una vez se ha visto que los Bockers están de nuevo para competir a altas esferas, traer a Carmelo Anthony cuanto antes y dotar a Amar’e Stoudemire del refuerzo que necesita para, además, aspirar a superar la primera ronda de playoffs. Y si puede ser, no a cambio de más futuras opciones de Draft, si es que queda alguna en la caja.

Oklahoma City Thunder: Dar el siguiente paso. Porque si te acabas atascando en el enorme potencial que jamás se desarrolla, en realidad retrocedes. Tomar a Portland en este sentido como ejemplo.

Orlando Magic: Compra el ticket y emprende el viaje tu solo. A tu manera. No más comparaciones con Boston Celtics. No más intentos de tener la misma repercusión que tus vecinos de Miami. No más comentarios sobre la relación entre Dwight Howard y los árbitros. Juega, corre, tira y defiende… y gana lo máximo posible.

Philadelphia 76ers: Comprometerse a adquirir a una superestrella. Que las esperanzas y los sueños de la franquicia recaigan en André Iguodala no es la solución. Los Sixers necesitan a un nuevo jugador-franquicia sobre el que los fans vibren de nuevo y, si puede ser, compren más entradas. Se puede empezar por determinar definitivamente si Evan Turner va a ser algún día ese jugador.

Phoenix Suns: Disfrutar de Steve Nash mientras sus piernas se lo permitan. Y si Vince Carter no encuentra el oasis de la juventud en los desiertos de Arizona que permita un último intento de luchar por el anillo, hacer lo que se debería haber hecho al terminar la temporada pasada: demoler y construir de nuevo. 5 de los últimos 6 partidos con derrota (o 8 de los últimos 11) y solo cuatro equipos peores que Phoenix en el Western son el detonante.

Unos llegan para poco. Otros ¿se van? siendo mucho

Portland Trail Blazers: Encontrar a un exorcista de fiar (Greg Oden, Brandon Roy… ¿quién es el siguiente?). Tiempos desesperados necesitan de medidas desesperadas.

Sacramento Kings: Contratar a un/a canguro. Los niños están fuera de control. Peor equipo de la NBA.

San Antonio Spurs: Tomarse un respiro. Ok, ya hemos visto que los Spurs pueden superar el mejor registro de la NBA en regular season. Pero la temporada es larga, los playoffs están todavía lejos y muchos son los años que hay dentro de ese vestuario. Es tiempo de dejarse llevar hasta que llegue la post-temporada. La ventaja de campo es para otros equipos; los Spurs no la necesitan.

Toronto Raptors: No hay propósito que valga en Canada. Al menos no para este 2011. Año perdido. Mucha suerte en lo siguientes, chicos.

Utah Jazz: No mirar jamás al marcador, ni al tiempo de posesión… No dejar de jugar duro nunca hasta que suene la bocina de final cada cuarto. Tratar de trabajar también en el entendimiento entre Deron Williams y Al Jefferson, al tiempo que jamás contar las alas (los minutos) de Paul Millsap. Otros playoffs esperan.

Washington Wizards: Si Gilbert Arenas está fuera porque la apuesta es John Wall, ¿qué tal no dejar al #1 de Draft de inicio en el banquillo?. O si no, ¿porqué no empezar a mostrarse un poco en los partidos fuera de D.C.?. Los Wizz son el único equipo que no ha ganado un partido fuera esta temporada (0 – 16). Próximas salidas: Sixers, Bobcats, T-Wolves y Bucks… ahora o nunca.


Sucedió en 2010

30/12/2010

 

Otro año que se va, 10 historias que se quedan:

01. “The Decision”. Dos años de interminables especulaciones sobre el destino de LeBron James terminaron en 2010. La idea de anunciarlo en un show televisivo propio hizo estallar las vibraciones baloncestísticas de los fans de la NBA en todo el mundo, pero manchó para siempre el nombre de James. Algún día, miraremos hacia atrás, y nos daremos cuenta que todo lo que ocurrió y todo lo que se dijo entorno a The King este pasado verano, solo hizo que aumentar su propia notoriedad, así como las opciones de que por fin James, ahora al lado de sus amigos Wade y Bosh, consiga el anillo que por aptitudes merece pero que hasta ahora (por actitudes, a menudo) se le ha negado. El 8 de Julio de 2010, en prime time para todo el país, James perdió el control sobre su propia fama, al tiempo que se convertía en más famoso que nunca.

Deja el #23 y coje el #6. Abandona Ohio y abraza a Florida. La hegemonía, sin embargo, como el espectáculo, debe continuar

02. Los Lakers ganan a los Celtics en las Finales. La rivalidad más celebrada de la NBA fue reconstituida cuando el pointguard Rajon Rondo inesperadamente sacó a Boston de su mediocridad en la regular season para llevar a la franquicia verde hasta la consecución del título de campeón de la Eastern Conference. La lesión de rodilla de Kendrick Perkins en el Game 6, combinada con las persistentes dolencias de Allen y Garnett, debilitaron a los Celtics lo suficiente como para permitir que les remontaran 13 puntos de ventaja en el último cuarto del Game 7. El 83 – 79 final significó el 16º anillo para la franquicia de California, ahora a tan solo uno de Boston. Curiosamente, Ron Artest (20 puntos, 5 robos) fue el inesperado artífice de dicho milagro, y no un Kobe Bryant más errático que nunca (6 de 24 en TC en el Game 7).

03. Kevin Durant, ha nacido una estrella. Con tan solo 21 años, Durant fue el más joven máximo anotador (30.1ppg) de la historia de la NBA, mientras llevaba a los hasta entonces JASD (“Jóvenes, Aunque Sobradamente Desesperados”) Thunder hacia las 50 victorias en temporada regular (más de las que había acumulado en total Durant en sus dos primeros años en OKC y la temporada de rookie en Seattle). No satisfecho, Durant guió a Estados Unidos hasta la consecución del título de Campeones de Mundo 16 años después, siendo el máximo anotador del mismo, y batiendo el récord de anotación de un jugador norteamericano en un torneo internacional. Su anuncio de extensión de contrato con Oklahoma vía Twitter le convirtió en el anti-LeBron para los mass media estadounidenses. Próximos objetivos: pasar una primera ronda de playoffs y ser el MVP de la Liga.

Durant y sus Thunder, listos para nuevos desafíos

04. Miami Heat empieza su ansiada hegemonía lentamente. Dentro de unos años, la gente no podrá comprender el jaleo que se armó por el 9 – 8 de inicio de temporada de James, Wade y Bosh en Miami. Deberíamos haber estado allí y, desafortunadamente, allí estuvimos. Lo que sucediera en cada nuevo día era lo menos significante, pues al lado estaba la poca aportación en números de Bosh, las sigilosas quejas de James y el poco apoyo que el coach Spoelstra daba a Wade. El supuesto golpe intencionado con el que LeBron obsequió a su propio entrenador en un tiempo muerto en Dallas el pasado 27 de Noviembre no solo fue repetido y analizado hasta la saciedad por los medios del país, sino que marcó un punto de inflexión que parece consolidarse como el momento del despegue de la franquicia. Repasemos como muestra lo sucedido este mes de Diciembre para los Heat: 16 partidos, 15 victorias, 10 victorias seguidas fuera de casa, con mención especial para el repaso que le dieron a los actuales bicampeones, en su casa, el día de Navidad.

05. La boda de mi mejor amigo. Como informó el Newsday, Chris Paul brindó en la boda de Carmelo Anthony, que se celebró el pasado mes de Julio en New York, porque tanto él como el novio se unieran al entonces reciente fichaje de los Knicks, Amar’e Stoudemire, y acabaran formando un nuevo Big Three en la Big Apple. Posteriormente, tanto Paul como Anthony declararon que se trataba de una broma fruto de las chisposas burbujas que emite el champagne. Pero ambas superestrellas, con más o menos disimulo, llevan desde entonces intentando salir de Hornets y Nuggets respectivamente. La resolución de ese brindis, en 2011.

Para empezar a estar a la altura de los mejores, Melo entiende que debe cambiar de aires. Y no se equivoca

06. Mikhail Prokhorov compra a los Nets. No es un secreto que el Comisionado de la Liga, David Stern, espera que la llegada del multibillonario oligarca ruso sea el inicio de una oleada de nuevo dinero fresco (y foráneo) que llegue a la NBA vía compra de franquicias. Los 200M$ que pagó Prokhorov le sirven para tener el 80% de la propiedad de los Nets y el 45% del nuevo pabellón, a construir en Brooklyn, y que llevará al equipo a New York con la intención de hacer sombra a los Knicks en el mercado más potente que tiene el país. Mucho más dinero se ha movido desde entonces en franquicias como Washington, Golden State o New Orleans. Dé o no el dinero la felicidad, lo que no siempre da son las victorias. Los Nets deambulan por los últimos puestos de la clasificación (9 – 23). Ahora digamos que la inversión es a largo plazo, por favor.

07. Los Celtics eliminan (humillan) a los Cavs en las semifinales del Eastern. ¿Quién nos iba a decir entonces que esta serie era el prólogo de La Decisión? Todo empezó con la insinuación de una seria lesión en el codo derecho de James, que incluso llegó a lanzar tiros libres con la izquierda en la anterior eliminatoria contra Chicago Bulls. Después llegó la incomprensible pasividad de LeBron en los partidos contra Boston, que llevó a Dan Gilbert y a todos los fans de los Cavs a acusar a The King de borrase de la serie sabiendo que su marcha estaba cerca. Otra alternativa (la realidad se puede ver siempre desde, al menos, dos puntos de vista) es que de lo que estuviera James harto fuera de tener que tirar siempre del carro de los Cavs, sin compañeros lo suficientemente talentosos como para acompañarlo en su cometido. Sea como sea, el final de la relación James – Cavaliers – Ohio empezó ahí.

La exhibición de Rondo en la serie contra los Cavs es ya leyenda

08. Gilbert Arenas, suspendido. El desolado base de los Wizards cometió el imperdonable error de llevar tres armas (no cargadas) al vestuario del Verizon Center de Washington, y amenazar con una de ellas a su compañero, Javaris Crittenton, por deudas de juego. Stern lo tuvo fácil: suspensión para el resto de la temporada para ambos. Pero los juzgados del Distrito de Columbia no tanto, hasta que Arenas por fin admitió la posesión de las mismas. En Octubre, Arenas empezó la nueva temporada todavía con los Wizards pero con semblante serio y apagado. Nunca sabremos si se trataba de una realidad o más bien una nueva pose del otrora clown de la NBA. Su traspaso a Orlando Magic significa una bocanada de aire fresco para el Agent 0, al tiempo que reafirma en la convicción de los Wizards de dejar el futuro del equipo en las manos del #1 del Draft, John Wall.

09. El Dream Team, 18 años después. El equipo olímpico americano de 1992 (el primero formado por jugadores NBA, con Christian Laettner llevando las bolsas de sus compañeros), fue admitido en el Hall Of Fame este pasado mes de Agosto. Lo remarcable es que, aunque en esta misma edición dos de sus miembros (Scottie Pippen y Karl Malone) también lo fueran a título individual, dicha admisión fue a todo el equipo, en su conjunto. Algo inédito, aunque sobradamente merecido. No hay que olvidar que aquel grupo de jugadores, junto con su máxima estrella Michael Jordan, lanzaron a la NBA hacia nuevos mercados en base al éxito conseguido por el Dream Team aquel inolvidable verano de 1992 en Barcelona.

Tópico válido: una imagen vale más que mil palabras

10. La posible huelga. Propietarios y jugadores se han pasado todo el 2010 en desacuerdo, planteándose más que seriamente la posibilidad de una huelga para cuando termine el convenio colectivo en vigor (1 de Julio de 2011), lo que pondría en peligro el inicio de la próxima temporada 2011-12. La NBA es un negocio que, evidentemente, también ha sufrido los devastadores efectos de la crisis global en la que todavía estamos metidos. La oferta de Stern (representante de la Liga y, por tanto, de los propietarios) es acorde con esta difícil situación actual: contratos más cortos y salarios más pequeños para los jugadores, a un coste estimado de 800M$/año para estos últimos. La otra parte de la negociación, representada por Billy Hunter (presidente de la Asociación de Jugadores), de momento no traga. Y eso que la expectación por el negocio NBA es mayor que nunca y abarca a más rincones del mundo de lo que nunca lo había hecho. Los ratings televisivos han aumentado un 30% (según la propia NBA) respecto a la temporada anterior, y la clasificación demuestra que este anillo lo pueden ganar no dos, sino, al menos, seis equipos. Pero ni así. El futuro inmediato presenta más sombras que luces en ese aspecto, pues muchos de los propietarios de las 30 franquicias NBA están perdiendo dinero.


Con Un Lakers v Heat De Regalo… Feliz Navidad!

24/12/2010

 

El 26 de Junio de 2003 y con ya tres anillos en su palmarés, Kobe Bryant le dijo al periodista de la ESPN, Jim Gray, que cuando terminara la siguiente temporada, optaría por dejar los Lakers convirtiéndose en agente libre. Aquella misma noche, LeBron James era seleccionado con el #1 del Draft por los Cleveland Cavaliers. ¿Coincidencia?. Mucho ha pasado desde entonces. Bryant finalmente sí optó por declararse agente libre, pero para acabar firmando de nuevo por Los Angeles Lakers y ganar, por ahora, dos anillos más. James, por su parte, jugó 7 temporadas en los Cavs, para acabar este último verano abriendo su corazón ante el mismo Jim Gray y declarando, en un programa especial en directo para todo el país, que se marchaba a Miami. ¿Seguro que no es una coincidencia?.

Mucho se está escribiendo ya sobre el duelo entre Bryant & James de mañana en el Staples Center. El primer cara a cara, dicen, con algo realmente en juego. Pero este partido, programado por todos para mañana, Día de Navidad, desde principios del mes de Julio, tiene mucho, mucho más.

Merry X-Mas, Coyote!. Merry X-Mas, NBA!

Hace tan solo un mes, cuando los Heat sucumbían ante el ridículo de su pobre inicio (9 – 8), Phil Jackson declaró que todo parecía indicar que cuando llegara el día del partido, a quien iba  a saludar en el banquillo de los Heat sería a Pat Riley. En cambio, cuando mañana empiece el partido, Erik Spoelstra será quien todavía entrene a Miami, gracias a un inmaculado 13 – 1 desde entonces, con victoria incluida esta pasada madrugada en Phoenix y sin Wade.

Otra curiosidad: Jazz, Pacers y Grizzlies eran las tres derrotas que más escocían a Miami en aquellas fechas, y en las que seguramente pensaba Jackson cuando se precipitó. Desde entonces, los Lakers han perdido, entre otros, con, ooops!, Jazz, Pacers y Grizzlies; cayendo hasta el tercer lugar de la Conferencia Oeste, mientras Miami ascendía hacia la segunda del Este.

No importa. Pregunta a LeBron, Wade o Bosh sobre favoritos al título esta temporada y verás como su respuesta no son los Celtics, los Spurs o los Mavs… y sí Los Angeles Lakers.

A pesar de las últimas decepciones, los Lakers aspiran al 3-Peat

Heat, 22 – 9, y Lakers, 21 – 8, llevan trayectorias similarmente irregulares en lo que va de regular season. Mientras James lleva ofreciendo sus mejores minutos en los últimos partidos, los de Pau por fin han disminuido, por su propio bien y por el del conjunto. Los sistemas ofensivos también han pasado por fases de desconcierto en ambos equipos. El ya mítico triángulo ofensivo de Phil Jackson, modelo de innovación baloncestística en la NBA, todavía no encaja este año; mientras en los Heat, hemos visto demasiado a menudo acciones forzadas de Wade o James que dificultan el aprendizaje de las dinámicas en ataque, imprescindibles para llegar lejos en la competición.

En defensa, también dos stoppers por lado (Wade & James en unos, Barnes & Artest en los otros); pero existe todavía una enorme diferencia que puede / debe marcar el devenir del primer match-up del año entre, para muchos, los protagonistas de las próximas Finales (con permiso de Celtics, tengámoslo claro). Pasado ya un tiempo prudencial, cada vez está más claro que si los Lakers son los actuales campeones es solo porque tuvieron un juego interior mucho más fuerte, más pesado, más voluminoso y más efectivo que, precisamente, los verdes de Boston. Y la historia no es distinta respecto a Miami. Aunque Bynum acaba de reaparecer tras un relajado verano y un duro otoño en el gimnasio, su presencia en el poste, junto con la de unos aún mejores Gasol y Odom, no puede ni, tan siquiera por educación, compararse con las de Chris Bosh, Joel Anthony y Zydrunas Ilgauskas, por mucho que Erick Dampier se haya subido al barco. Ahí está el partido como ahí estuvieron las pasadas Finales… y las próximas.

Wade, James & Bosh… también de regalo de Navidad

Cuando el Lakers v Heat fue programado para el Día de Navidad, todos (NBA, la primera) preveían que ambos llegarían arriba del todo de sus respectivas Conferencias. Tras alrededor de 30 partidos, Spurs y Celtics se han metido merecidamente en medio. Pero a los espectadores que comeremos mañana en familia pensando en lo que queda para que empiece el partido, eso nos importa poco. Porque de Lakers v Celtics o Lakers v Spurs ya hemos visto muchos. Lo que empieza mañana es una nueva rivalidad, un nuevo capítulo que se abre en la interminable y maravillosa historia de la NBA.

Regalemos, comamos, brindemos, riamos… y sentémonos en el sofá. Con un Lakers v Heat de regalo… Feliz Navidad!


Lakers Meet President Obama Photo Gallery

14/12/2010

 

Washington DC. Dec. 13, 2010

La tradición que también tiene la NBA estipula que, cuando el actual campeón viaja a Washington para visitar a los Wizards, antes debe pasarse por la Casa Blanca en una visita privada con el Presidente. Y como el actual campeón del Larry O’Brien Trophy es el mismo que el año pasado, el propio Obama quiso hacer algo distinto, aprovechando para involucrarse en el programa NBA Cares. Imagen impoluta como siempre la de este gran negocio.

 


New York Knicks’ Thanksgiving

26/11/2010

 

Cuarto jueves del mes de Noviembre, así que Día de Acción de Gracias en Estados Unidos. Quizá la fiesta familiar más importante de su cultura, por encima de la Navidad. Millones de trayectos aéreos recorren el país de costa a costa, banquete en casa, pavo asado, salsa de arándonos e inicio oficial de la temporada de compras navideñas.

Tiempo también de dar las gracias por aquello que uno tiene, así que, bajo el espíritu del Thanksgiving, aquí van las cosas por las que, como knickerbocker, debo estar agradecido esta temporada:

La diversidad de Amar’e Stoudemire: Sí, echamos de menos a David Lee, pero Amar’e Stoudemire es un jugador distinto que puede contribuir en más facetas del juego. Por ejemplo, tomemos como referencia la última victoria de los Knicks en Charlotte (95 – 99). Allí Amar’e puso 6 tapones, 2 de ellos en los últimos dos minutos. La mejor marca de Lee en este aspecto en toda su carrera son los 4 que puso en la paliza que nos metieron los Celtics (por 25 puntos de diferencia) en 2006. Stoudemire es un jugador más completo, y quizá esto encaja mejor en el equipo.

Gallo & STAT son los jugadores sobre los que aspirar a algo este año

La actitud de Danilo Gallinari: El italiano tiene muy buenos partidos (sus números en la gira por California fueron abrumadores) y otros en los que no está tan acertado. Normal. Pero lo que nos gusta este año por no haberlo visto el año pasado es su intensidad y su implicación. En el mismo último partido de New York ante los Bobcats, su duelo cuerpo a cuerpo con Stephen Jackson parecía que podía acabar con los dos en la ducha antes de tiempo. Este es un paso muy importante en su desarrollo como jugador, especialmente en las noches en las que falla más tiros de los debidos.

La producción de Raymond Felton: Puede que el nuevo pointguard de los Knicks no sea el más capacitado para el pick & roll, pero desde luego está jugando mucho mejor de lo esperado. Y produciendo más también. 17.8ppg y 8.0apg con un porcentaje de tiro del 59.1% son números de verdad. Tan destacables como inesperados. Puede que Felton no consiga mantenerlos a lo largo de toda la regular season, pero quizá New York ha encontrado por fin un base sobre el que construir un proyecto. En defensa, no es tan bueno como uno creía, pero aún así, consigue robar casi 2 balones por partido.

Felton y Fields, portada de las mejores noticias de estos Knicks

Landry Fields, el descubrimiento: Dice la teoría que jamás pongas tus esperanzas en la elección número 39 de la segunda ronda del Draft. Pero con los Knicks todo es posible. El rookie californiano proveniente de Stanford ya es uno de nuestros símbolos. ¿Qué clase de tirador promedia 8.3rpg por cada 36 minutos? Mide 2,01m aunque juega de dos, y promedia también 28.2mpg y 10.7ppg en lo que va de temporada. Si su eclosión ha significado el ostracismo del hasta el año pasado contrastado Anthony Randolph, bienvenido sea. Jugador ya de presente, promesa de futuro.

El bigote de Mike D’Antoni: Partamos de la base que para los Knicks, hay tantos mejores entrenadores que el coach que se siente en el Madison Square Garden (sea el que sea), como fans del equipo hay en la ciudad y fuera de ella. La exigencia ha sido siempre una de nuestras virtudes, aunque no la hayamos podido sacar a relucir en los últimos… demasiado años. Probablemente yo daría más minutos a Anthony Randolph pero su 27.6% en tiros de campo no me da argumentos suficientes para discutirlo. También le daría más cancha a Billy Walker, pero seguro que tanto D’Antoni como Spike Lee podrían argumentármelo en base a su evidente lentitud en el juego. Así que tampoco. En cuanto a Toney Douglas, a pesar de los constantes gritos que D’Antoni le dirige desde el banquillo, lo pone en pista una media de 24.0mpg, así que nada que decir. Por último, tampoco ningún knickerbocker con dos dedos de frente puede negar que el sitio que le corresponde en la rotación a Roger Mason Jr no es otro que el banquillo. Así que al final, parece que sus decisiones no son tan equívocas como muchos seguidores pensábamos. Sus sistemas son algo extravagantes y sin duda no es el mejor entrenador de la NBA, pero a veces, sobretodo en los Knicks, tener a un coach de nivel medio ya es una victoria.

En pocos días, de la decepción a la alegría en el rostro del coach

El cerebro de Donnie Walsh: Sí, a menudo Walsh no ve más allá de lo que dicen las estadísticas, y también es verdad que se ha equivocado en algunas decisiones… pero ¿existe algún General Manager con un currículum limpio de errores?. Los presidentes, en el fondo, son como los jugadores: incluso los mejores fallan el 40% de las veces. Vayamos ahora tres años atrás, por ejemplo, y pensemos cómo hubiéramos reaccionado si nos hubieran dicho que ahora tendríamos en nuestro roster a un All-Star rodeado por un buen puñado de jóvenes jugadores muy prometedores. No hay más preguntas. O sí: Miremos los jugadores elegidos después de Gallinari en el Draft de 2008, y digamos a quién hubiéramos elegido en su lugar. Así que pongámoslo todo junto y nos daremos cuenta que Walsh está acertando más de lo que se espera de un GM medio; sin olvidar que en los Knicks todavía vamos a tener espacio salarial suficiente como para incorporar a otra gran estrella pronto.

La racha de 5 victorias consecutivas: Para una franquicia que no termina una temporada por encima del 50% de victorias desde el año 2001, llegar a esa cifra aunque sea a falta de 66 partidos ya es un logro a celebrar. No saboreábamos una racha (5 – 0) como en la que estamos metidos desde el año 2006; y si hablamos de los partidos lejos del Madison, las últimas 4 victorias a domicilio (Sacramento, Oackland, Los Angeles y Charlotte) son algo inédito también desde 2001. Puede que todo termine este sábado, en casa ante Atlanta Hawks. Pero también puede que no. Sea como sea, pensar en poder ganar este partido es algo a lo que no estábamos acostumbrados.

Feliz Día de Acción de Gracias / Happy Thanksgiving, knickerbockers!


A %d blogueros les gusta esto: