Un Gran Alivio

31/03/2010

 

Sigue la fiesta en East Rutherford (NJ), los bares siguen abiertos, repletos de aficionados enfundados en camisetas heritage de los New Jersey Nets. Se ve incluso alguna de los New Jersey Americans, y hasta de Drazen Petrovic que ya a nadie emociona, pues se sigue sirviendo Coors, un litro tras otro.

Hay que ver como distintas generaciones de fans de los Nets se han unido en esta demostración de orgullo, reivindicando, una vez más, que, a veces, el hermano pequeño acapara los focos y los elogios que siempre le correspondieron al grande. Algunas veces, tener asiento en el Izod Center vale su precio en oro, y ésta es una de ellas.

Es una ficción, pero por fin existe un motivo de celebración en East Rutherford, aunque sea uno solo. No, los Nets no han ganado el anillo ni lo van a ganar en los próximos 10 años, probablemente. Solo han ganado un partido, en casa, ante un equipo de playoff, eso sí. Nets 90 – Spurs 84.

Cualquier posible reconstrucción de la franquicia, debe basarse en Brook López.

Pero esta victoria, aunque pírrica y sorprendente, es la décima de la temporada y tiene un peso muy importante. Peso literal. Significa dejar de oír y leer día sí día también que puede que estos Nets sean la peor franquicia de la historia de la NBA. En una sociedad donde los logros se recompensan más de lo deseado, los fracasos jamás se olvidan.

De hecho, puede que, estadísticas aparte, sean la peor franquicia de la Liga. Pero a nadie importa eso ya. Con esta décima victoria, los New Jersey Nets ya han superado la “barrera” de las nueve victorias conseguidas en temporada regular por los Philadelphia 76ers en 1973.

Devin Harris resume las intenciones de este post en sus declaraciones de después del partido: “Es un gran alivio. Necesitábamos sacarnos este peso de encima. Nadie quiere ser el peor equipo en la historia”. Llega un momento, en el que la obsesión puede paralizar los músculos, hacer bajar los porcentajes de tiro y llevar a la propia confianza hasta un punto de no retorno. Cuando todo esto sucede, poco importa el cómo y solo importa el qué.

Una vez conseguida la meta, a estos New Jersey Nets solo les quedan dos objetivos. El primero, relajarse y disfrutar, por primera vez en esta temporada, de los últimos ocho partidos antes de unas inmerecidas vacaciones. Y el segundo, cruzar los dedos y esperar que, al menos, esta lamentable temporada les sirva para obtener la elección #1 del próximo Draft. Elegir bien ya será otra cosa. De momento, hay que celebrarlo.

Y es que sigue la fiesta en East Rutherford (NJ), los bares siguen abiertos, repletos de aficionados enfundados en camisetas heritage de los New Jersey Nets.

Anuncios

Crossover Hoy, Debate Mañana

30/03/2010

 

Por fin al día. 28 posts después ya escribo para publicar al instante, que es de lo que trata un blog: inmediatez. Se acabó el engorro de tener que poner la fecha al lado del título del post para que toméis como referencia la fecha en que fue escrito. Seguimos adelante.

El debate sobre quien es el mejor base de la Liga ha sido, es y será recurrente en muchos de los medios deportivos más importantes de Estados Unidos.

Las dos versiones de la portada que la revista SLAM lanzó a la calle en su número de Febrero de 2009, proponiendo a ambos como #1

Y lo es porque las opiniones son dispares y los porcentajes de fidelidad a los dos aspirantes muy similares. Chris Paul o Deron Williams? D-Will o CP3?. Equipos y trayectorias parejas, rendimientos similares, números sólidos (19.5ppg, 4.3rpg y 10.9apg en Paul; 18.5ppg, 4.0rpg y 10.5apg en Williams), liderazgo contrastado, respeto ganado, presencia imprescindible, retos y objetivos comunes.

Muchas similitudes, quizá demasiadas. Pero estilos de juego divergentes. Skills y talento para dar y tomar en ambos casos, pero será interesante en algún futuro post averigüar quién es mejor y, sobretodo, porqué.

De momento, os dejo este maravilloso crossover (más triple casi sobre la bocina) de esta pasada madrugada. Pobre Toney Douglas… al menos ya puede explicar lo que debe sentir un rookie cuando se encuentra ante uno de los dos mejores point guards de la NBA. Alucinante, aunque humillante.


We Still Believe In Warriors Offense 25.03.10

30/03/2010

 

Cada temporada, más de la mitad de los equipos de la NBA se clasifican para playoffs. Pero 14 franquicias se quedan fuera. Este año, en contra de lo que sucede normalmente, las 14 malditas plazas ya están decididas, milagros aparte.

Habrá tiempo para valorar sorpresas, equipos sobrevalorados, fracasos estrepitosos y demás consideraciones. A nivel personal, lamento la ausencia en playoffs de Bulls, Knicks, Grizzlies y Warriors. En Chicago deberán preguntarse cómo se han podido venir tan abajo en el rush final de temporada regular, lesiones excluidas. En New York no se harán la misma pregunta, sino que abrirán la caja y verán finalmente a por qué agente libre pueden ir. En Memphis tendrán una sensación extraña: se quedan fuera (nada nuevo) pero deberán estar contentos (son el único equipo de los cuatro que lo merece indiscutiblemente) por lo hecho este año, pero sobretodo, por lo que puede estar por venir el año que viene. No deben tocar nada, y aquí nada es mucho. Pero y en Oackland? Como deben sentirse los responsables de los Warriors ante esta campaña que ya está a punto de finalizar? Y los (fieles y fervientes) aficionados?. Veamos.

Antes que nada, si yo fuera un Warrior fan, me sentiría engañado si a Stephen Curry no le dieran el premio al mejor rookie del año y se lo dieran a Tyreke Evans. Pero además de engañado, me sentiría estafado si Brandon Jennings quedara segundo en la votación. A pesar de ello, si el engaño y la estafa se produjeran, pasado el calentón, estaría esperanzado de tener a este chico de Akron (Ohio) en mi roster.

Además, solo hay un aspecto a mejorar en el juego de los Warriors: la defensa. Ser la peor defensa de la Liga (permitiendo 112,45 puntos de media por partido a mis rivales y teniendo el mejor porcentaje de tiros de mis equipos rivales) suena mal. Pero tener un balance de puntos a favor / puntos en contra de –3,77 no es tan negativo, sobretodo viendo que 7 franquicias de la NBA lo tienen peor.

Nada a reprochar entonces en cuanto a juego ofensivo / espectáculo. Los Warriors son, detrás de Phoenix Suns (Steve Nash omnipresente), el equipo con más puntos a favor de media en lo que va de temporada (en 71 partidos disputados, 108,67 puntos por partido). Pero es que si miramos la misma estadística en los últimos 10 partidos, la media sube a 118,40 puntos por partido, siendo el equipo más ofensivo de la Liga. Esta madrugada, 128 ante Memphis. Antes, 131 ante Phoenix y New Orleans, 121 ante Lakers, 124 ante Toronto…

Renovamos entonces el abono? Claro que sí.

Como ocurriera en los fantásticos playoffs de los Warriors en 2007, donde eliminaron en primera ronda al líder en el Oeste esa temporada (Dallas Mavericks) en una serie inolvidable, hay que creer en estos Warriors. Manteniendo (como sucede esta campaña) a 8 jugadores con 10 o más puntos de media por partido (Monta Ellis y Corey Maggette con más de 20), reforzando el juego interior y, como ya ha quedado dicho, priorizando los sistemas defensivos por encima de otra cosa, Golden State puede asentarse la temporada siguiente en una opción válida a post-temporada. We still Believe.


Es Una De Aquellas Noches En El MSG 24.03.10

30/03/2010

 

Ser fan de los Knicks no resulta demasiado divertido en los últimos años, la verdad. Por ello, las alegrías durante la temporada regular (no hablemos de playoffs, donde no se nos ve desde 2004 donde fuimos barridos en primera ronda, por los New Jersey Nets para más dolor) se pueden contar con los dedos de una mano, y suelen sobrar.

Esta madrugada, sin embargo, ha sido una de aquellas noches. Carmelo Anthony y sus Nuggets (47-23, balance casi inverso al de los Knicks) visitaban el Madison con todas sus figuras y en plena lucha por la segunda plaza de la Conferencia Oeste. Victoria knickerbocker 109 a 104. Sorpresón. Ni los 61 puntos entre Anthony y Billups (36+25) han podido esta vez contra el orgullo neoyorkino de antaño.

Hablan las crónicas del partidazo de Danilo Gallinari (28 puntos, 5 triples) y del dominio bajo los aros (una vez más) de nuestro mejor baluarte dentro del roster de Mike D’Antoni, David Lee (16 rebotes, 6 ofensivos). De la posibilidad de un traspaso este verano de David Lee para aumentar la capacidad salarial que permita el fichaje de alguno/s de los agentes libres de relumbrón (léase LeBron, Wade, Bosh, Stoudemire, Johnson, etc), me gustaría hablar en otro momento con más profundidad.

Pero en cuanto a Gallinari, elegido por los Knicks en el Draft de 2008 con el #6, el momento es ahora: para nosotros (los fans de NYK), lucir el #8 en la camiseta no es cualquier cosa, pues siempre tendremos a Latrell Sprewell en la memoria reciente de nuestro equipo. Pero como negarse a tal solicitud cuando has nacido, como el italiano, el 08/08/88? Imposible.

Sea como sea, la progresión de este italiano en los Knicks y en la Liga está siendo muy notable y está dando mucho que hablar en la gran manzana. Imposibilitado en su año de rookie, en el que sus problemas de espalda solo le permitieron disputar 28 partidos (solo 2 de titular), su segunda temporada está siendo espectacular. Sé que puede sonar exagerado, pero los aficionados a los Knicks solemos conformarnos con poco últimamente.

De todas formas, llevar jugados los 70 partidos de temporada regular (63 como titular), promediar unos muy aceptables números (14.4ppg, 4.9rpg, 1.5apg, cuando el año pasado promediaba 6.1ppg, 2.0rpg, 0.5apg) y, lo que es más importante, ser determinante en partidos importantes ganándose el respeto de Spike Lee y de todo el Madison, si no da para ser el Most Improved Player de esta temporada, poco le falta.

Porque además, siguen contando las crónicas, el partido ha estado marcado por el duelo one on one entre Melo y Gallo, sobre todo en el tercer cuarto, con el picante del intercambio verbal continuo entre los dos jugadores. No es mal rival Melo para un envite de esta índole. Y todo ello, con el Madison Square Garden entregado y lleno hasta la bandera (19.763 espectadores, según el boxscore oficial de la NBA).

Muchas más noches históricas ha vivido el MSG recientemente (Michael Jordan, Reggie Miller, Kobe Bryant, LeBron James, NHL, boxeo, conciertos…), pero tal y como están los Knicks en el último lustro, por algo se empieza. Bajan las luces, atmósfera creada… estamos en el Garden.

Carmelo Anthony y J.R. Giddens luchan por una posición en la pintura, y parecen buscar la luz tenue de los partidos en el Madison, en una fantástica foto de Nathaniel S. Butler, de Getty Images, para la NBA


I Love Dunks (IV) – The Dunk Of The Year 23.03.10

30/03/2010

 

Cuando he visto el posterizing de Amar’e Stoudemire sobre Anthony Tolliver de esta madrugada en el Oracle Arena de Oackland he empezado a temblar y todavía no he parado. Como dice el comentarista “quizá el mejor mate de su carrera”, y eso en Stoudemire es decir mucho.

Are you kiddin’ me?

Yo compartiría ese premio con el que le hizo a Adonal Foyle hace unas temporadas, curiosamente, en el mismo pabellón, ante el mismo equipo. Carne de YouTube, como este. Lo que es seguro es que este es el mate del año

Amar’e Stoudemire (antes “Amaré”), fue rookie del año 2003 (a pesar de ser elegido por los Suns en el #9 del Draft de esa temporada, siendo descartado por, entre otros, Golden State, poseedor de la tercera elección en ese Draft), dando el salto directamente del Instituto. Con esta su 8ª temporada en la Liga (siempre en Phoenix, promediando 21.3ppg, 8.9rpg y 1.3apg en todos estos años) y 5 veces All-Star, Amar’e fue incluido en el mejor quinteto de la NBA en 2007, algo al alcance de muy pocas figuras. Su completo repertorio en la pintura y, sobretodo, su fuerza y fiereza devastadoras, acompañadas de una suspensión más que notable, hacen del #1 de los Suns una de las peritas en dulce más sabrosas del mercado de agentes libres de este verano.

Paradojas de este power forward de Florida, cuando todo el mundo hace referencia a LeBron James, Dwayne Wade o Chris Bosh como futuribles traspasos “bomba” estivales, poca gente nombra a Amar’e antes que a ellos. Por no decir nadie. Si yo fuera GM de los Knicks, por ejemplo, pudiendo elegir, dudaría mucho en si decantarme por CB4 antes que por Stoudemire.

Además, no os da la sensación que Stoudemire lleva más tiempo en la Liga que Pau Gasol? A mi sí. Resulta que Amar’e entró en la NBA un año después que Pau, y casi podríamos decir que dos, puesto que se perdió toda la temporada 05-06 por una lesión de rodilla. Eso habla, y mucho, del impacto que tiene Stoudemire en la Liga.

Bravo por Amar’e y gracias por el póster.


Por Un Puñado De Dólares 23.03.10

30/03/2010

 

Ni este blog es sobre Westerns, ni los vestuarios del Verizon Center de Washington D.C. son un OK Corral particular donde puedan acontecer tiroteos en los que quien desenfunda el arma más tarde, muere. Tampoco Sergio Leone dirige los acontecimientos ni Clint Eastwood interpreta al malo en esta historia. No. Este es un blog sobre lo que ocurre en la NBA, y el incidente entre el tres veces All-Star y jugador franquicia de los Washington Wizards, Gilbert Arenas, y su compañero de equipo, Javaris Crittenton, algo de lo que hace tiempo quería opinar.

Según el New York Post (quien destapó el escándalo), ésta vendría a ser, de forma sintética y nunca mejor dicho, la “película” de los hechos: el día después de un viaje a Phoenix antes de Navidad, en el entrenamiento ya en Washington, Gilbert Arenas apunta con una arma a Javaris Crittenton en medio de una discusión en el vestuario. El motivo, según las fuentes, son unas deudas de juego del propio Arenas hacia Crittenton, por valor de $25.000. Una vez a la luz pública el caso, David Stern, Comisionado de la NBA, decide suspender indefinidamente a Arenas, sin sanción económica. La investigación sigue abierta. Hasta aquí los hechos.

Vayamos a algunos precedentes interesantes. Arenas, conocido por su “cabecita loca” ya desde mucho antes; es famoso en la Liga por ser un bocazas de poca monta, un jugadorazo, eso sí, que fuera de las pistas camufla como nadie su inconsciencia y la disfraza de simpatía. Pero no cada día es Carnaval. Resulta que en 2003, Arenas ya fue acusado por conducir sin permiso y por posesión ilegal de armas; y cuando digo “armas”, me refiero a 4 pistolas. Ahí queda eso.

Alega Agent 0 que tener 4 pistolas en el vestuario fue una “mala idea”, asegura que éstas estaban descargadas y que las tenía en su taquilla para no tenerlas en casa y “apartarlas de sus hijos”. Gilbert, una “mala idea”… Lo debió ser también tu actitud posterior, antes del siguiente partido después del incidente, cuando el caso era público y todavía no estabas sancionado, no?

Arenas, en el centro y entre risas, simulando disparar con los dedos

Lo que sucedió ese día en el vestuario no es “mala idea”. Una “mala idea”, para mi, fue decidir pagarte más de 16 millones de $ para esta temporada (que está dejando de cobrar). O tener firmado casi 18 millones de $ para la próxima temporada, o más de 19 para la siguiente. Eso son “malas ideas”. Lo suyo ha sido más una inconsciencia y una actitud imperdonable en un deportista de élite, ejemplo, hasta entonces, de tanta gente en Washington. Espero que la NBA no ceda a tus alegaciones en mucho tiempo, aún a costa de prescindir del talento y espectáculo que como jugador siempre ha ofrecido, a pesar de las lesiones.

Recuerdo la trascendencia que tuvo el término Gilbertology, que trataba de definir el estudio de Gilbert Arenas. Quizá él mismo haya suspendido su propia asignatura. Ojalá no haya ni posibilidad de aprobarla en Septiembre.


Filias Y Fobias 22.03.10

30/03/2010

 

Debemos aceptar que LeBron James es, con todo merecimiento, el MVP de la NBA en esta temporada 2009-10. Y debemos hacerlo, además, valorando por encima de todo la suerte que tenemos los que amamos esta Liga de poder disfrutar de un atleta de esta índole en su mejor versión, ahora que está en la plenitud de su carrera (hasta el momento y con solo 25 años, pues su margen de mejora todavía es apreciable). Cuánto nos habríamos perdido si LeBron hubiera elegido el fútbol americano (en el que destacaba tanto como en el baloncesto) en el instituto…

Hace un par de madrugadas, James se convirtió en el jugador más joven en la historia de la NBA en alcanzar la cifra de 15.000 puntos anotados, superando a Kobe Bryant, poseedor de la marca hasta ahora, en más de 2 años (Kobe lo consiguió con 27 años). Repetiría este parágrafo para resaltar la estratosférica magnitud de este dato, pero me conformaré con pediros que lo releáis.

Esta temporada no se ha perdido ni un solo partido (solo 20 en los 7 años que lleva de profesional), con unos promedios que dan escalofríos (a fecha de hoy, 29.9ppg, 7.3rpg, 8.6apg) y que se acercan al triple-doble; pero lo que es más importante, con una sed voraz de anillo, comprometido con la causa no importa cuales sean las circunstancias (lesión de Shaq, rumores de traspaso para este verano, etc.), y dispuesto a llevar a Cleveland a su primer Larry O’Brien trophy. Máximo respeto y admiración hacia LeBron.

Pero hay más. Como algunos de los grandes genios del deporte mundial, James no queda al margen de las críticas. Las hubo referidas estrictamente al baloncesto hace un tiempo, a las que James, noche tras noche, está dejando sin argumentos. Pero las hay, cada vez más, referidas a su comportamiento en la pista, la expresión de su superioridad, soberbia, trash talking. Gestos, bailes, miradas… “chulería” lo llamaríamos para entendernos. Su “incidente” con Joakim Noah de hace unos meses fue la cúspide.

A mi me parece hasta cierto punto comprensible en este sentido. Prefiero pensar que algunas veces se equivoca en la interpretación de su hegemonía. No es fácil ser el mejor en algún deporte en Estados Unidos, soportar la presión que conlleva dentro y fuera de la pista. King James o El Elegido (“The Chosen One”), le llamaron desde el principio… Todo tiene un límite, pero quien puede poner “peros” a alguien que disfruta haciendo disfrutar a millones de fans en todo el mundo?. Quien puede poner objeciones a la evolución en el juego que supone la superioridad de James?. Yo no.

“Que hablen de uno, aunque sea mal”, dice el refranero español. También Pau Gasol (en Memphis) y hasta el mismísimo Kobe Bryant podrían hablar de los recelos/envidias que provoca ser el mejor. En el caso de LeBron, solo hace falta echar un vistazo a la web www.ihatelebronjames.com para darse cuenta que la originalidad no siempre está ligada a la razón. Decir que la economía de Cleveland está basada en LeBron James no deja en mal lugar a este último, precisamente. Quizá sí a aquella.


A %d blogueros les gusta esto: